Club visibiliza subcultura gay en Cuba

Este grupo creó un sitio web para el intercambio entre los bears y sus seguidores en la nación caribeña.

El club está abierto para osos y admiradores de todo el país.

Foto: Diseño IPS-Cuba

La Habana, 11 ago.- Con la fundación del Club de Osos de Cuba, hombres que se reconocen como bears y aquellos que admiran esta subcultura gay, disponen de un nuevo espacio de encuentro y visibilidad de este segmento oculto dentro de la comunidad de lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales (LGBTI).

El proyecto “es una iniciativa de SamyLocoBear, BearLover, Oscar Oso y Eduardo I con el objetivo de aglutinar a osos y admiradores dentro de la comunidad LGBTI en Cuba”, explicó la declaración fundacional, el 4 de julio último.

Se consideran osos (bears) los hombres gays que exhiben el sobrepeso o los músculos y vellos abundantes en el cuerpo como parte de la masculinidad, rehuyendo por lo general del estereotipo de homosexual afeminado.

Los gestores, que usan seudónimos para identificarse en las redes sociales, abrieron un blog en la plataforma Cuba Va. Además, están disponibles en el sitio de encuentro www.bearwww.com, la red social más activa de esta comunidad.

Entre los primeros contenidos publicados en la bitácora figuran la historia de la bandera de los osos, así como una galería de fotos relacionadas con el primer Encuentro del Club de Osos de Cuba.

Para ser miembro de la organización, los interesados deben llenar una planilla de inscripción disponible en la página web, y devolverla a la dirección electrónica clubososcubanos@gmail.com.

“La comunidad osuna en Cuba ha venido existiendo al margen de la sociedad, vinculándose de vez en vez con el resto del movimiento LGBTI, pero sin reconocerse o declararse como tal, motivo que impide hasta el momento tener una idea precisa de la magnitud de este grupo social dentro de nuestro país”, precisaron los organizadores.

Esta subcultura es un fenómeno social surgido a finales de los años 80 del siglo XX dentro de la comunidad gay de San Francisco, en los Estados Unidos.

En diálogo con la Redacción IPS Cuba, SamyLocoBear y BearLover abundaron sobre su iniciativa:

 

REDACCIÓN IPS CUBA: ¿Por qué crear ahora, y en Cuba, un club de seguidores de la cultura bear?

CLUB DE OSOS DE CUBA: BearLover y yo, junto a un grupo de amigos que comparten nuestros mismos gustos, nos planteamos la necesidad de crear un espacio virtual o físico que satisficiera nuestras necesidades como grupo social.

Conocemos del movimiento de los “Osos” por referentes externos, de sus características y conductas; no es una corriente que nos planteáramos seguir por modismos, pues siempre tuvimos afinidad por este tipo de conducta y estética.

Sabemos de la existencia y hemos intercambiado con otros clubes o grupos en Latinoamérica. Entonces, ¿por qué no en Cuba?

Nuestra primera acción fue crear un blog que pudiera ser visto a través de cualquier servidor cubano, lo cual motivó el acercamiento de personas en todo el país con gustos afines y comunicarnos con ellos.

Decidimos solidificar en un club lo que antes era una simple afinidad. No ha sido y todavía no es fácil encontrar una herramienta o espacio de socialización, virtual y mucho menos físico, que nos agrupe y en el cual no se notara escandalosa o irreverente algún tipo de reunión entre hombres.

 

IPS CUBA: ¿Han constatado la existencia de una subcultura bear en Cuba?

COC: La cultura existe, pero sin planteamientos teóricos o formalizaciones. Existe un gusto por esta forma de conducta y estética dentro de la comunidad homosexual y bisexual.

Lo que falta es hacer sólida una comunidad osuna, en la cual sus miembros se identifiquen como tales y puedan socializar entre ellos, con el resto de la comunidad LGTBI y con la sociedad de manera general.

 

IPS CUBA: ¿Cuáles son los objetivos a corto y mediano plazo del club?

COC: Nuestro propósito fundamental es hacernos visibles, lo cual ayudaría a muchos a creer en su existencia y sobre todo, a que sus miembros no se sientan discriminados y apartados por sus características físicas, gustos y forma de pensar y conducirse.

Resulta importante también el apoyo y cuidado de los integrantes, el respeto entre los nuestros y la ayuda de ser necesaria; las demás acciones de sociabilización, intercambio y divertimento de sus miembros serían como las de cualquier otro club.

 

IPS CUBA: ¿Poseen estatutos o ciertas pautas que guíen su accionar? ¿Cuáles?

COC: En nuestro blog colocamos la Declaración del Club de Osos de Cuba, pauta inicial para su creación.

Desde la visión más abierta que nuestra realidad social ofrece, creemos que es el momento propicio para hacer real este grupo, sin márgenes, ni tabúes. Solo sentirnos libres ante lo que somos y orgullosos de nuestra propia existencia.

Estamos muy seguros de que se unirán más osos, ayudaremos para que eso suceda; que formen parte de nuestra comunidad y aprenderemos a compartir entre nosotros.

 

IPS CUBA: ¿Cuál es el ámbito de acción del club?

COC: El club está abierto para osos y admiradores de todo el país. Tenemos inscritos no solo de La Habana, sino también de provincias como Pinar del Río, Artemisa, Matanzas, Cienfuegos, Camagüey, Las Tunas, Santiago de Cuba y Granma.

Consideramos que es el primer Club nacional de osos. También tenemos la idea de fomentar sedes regionales con la ayuda de los miembros que se incorporen de cada provincia. (2015)

 

3 comentarios

  1. Danny Laurent

    Hola, soy cubano, bear y vivo en Miami, vine para US en 1980, actualmente tengo 60 años, me gusta la cultura bear. Tengo pareja el cual es bear también. Saludos

  2. Juancarlos

    Aunque no vivo en la isla soy cubano y me interesa saber más de los osos cubanos yo era de Havana y me gustaría conocer a algunos por amistad

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.