Culmina novena Jornada cubana contra la homofobia y la transfobia

La concluida edición volvió a enfatizar en el problema de la discriminación en espacios laborales.

Expresar la identidad sexual, con respeto y libre de prejuicios y discriminaciones, es un derecho ciudadano que debe ser tenido en cuenta en cada espacio de socialización.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 22 may.- Con un festival deportivo en esta capital, concluyó la víspera la novena edición de la Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia, que concentró múltiples acciones en La Habana y Matanzas.

Día internacional

Como parte del programa, el 19 de mayo, se realizó un encuentro de especialistas y activistas en la sede del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), donde estuvo como invitado especial Louis-Georges Tin, el activista francés que propuso el 17 de mayo como Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Más de 130 países celebran hoy la fecha, apuntó Tin, para quien lo más distintivo de la idea es lo flexible de su conmemoración, porque permite que cada país y persona lo adapte a su contexto, posibilidades y capacidad creativa.logo-campana-me-incluyo-isel-quintana-2016

“No estamos aquí para defender a grupos minoritarios, sino a todas las personas, porque podemos ser víctimas de discriminación por muchos motivos”, sentenció Tin, quien viajó a la isla para participar en las actividades de la novena jornada.

“Queríamos una fecha que fuera internacional, que expresara una victoria y que llamara la atención sobre lo que falta por conseguir”, explicó sobre por qué en 2004 seleccionó para su iniciativa la fecha en que la Organización Mundial de la Salud retiró a la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales.

Debate en Matanzas

Futuros profesionales de la salud pública y el derecho debatieron temas relativos a la diversidad sexual en sendos encuentros con jóvenes universitarios, que tuvieron lugar el 16 y 17 de mayo durante las actividades desplegadas en Matanzas, a 87 kilómetros al este de La Habana.

Yoan Carmona, estudiante de primer año de Medicina, animó la discusión en la Universidad de Ciencias Médicas de esa provincia, al expresar sus reservas sobre el posible impacto negativo de las relaciones homosexuales en la dinámica demográfica de Cuba.

En Matanzas la conga contra la homofobia y la transfobia recorrió calles y avenidas céntricas de esa occidental ciudad cubana.

En Matanzas la conga contra la homofobia y la transfobia recorrió calles y avenidas céntricas de esa occidental ciudad cubana.

Foto: Tomada de giron.cu

Carmona intervino ante un amplio auditorio de estudiantes y profesores de los principales planteles universitarios matanceros, así como especialistas del Cenesex y activistas de la comunidad de lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales (LGBTI).

“Mi papá puso un gameto, mi mamá un ovocito, y salió este cigoto que soy, eso es lo que me enseñaron”, expresó el joven al señalar la presunta imposibilidad de procrear por una pareja del mismo sexo.

“Hay personas heterosexuales que se aman y eligen no ser padres, mientras otras homosexuales tal vez lo desean intensamente”, explicó Mariela Castro, directora del Cenesex e impulsora desde 2007 de la celebración en el país del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

“La maternidad y la paternidad se aprenden, no solo es una capacidad biológica”, aclaró la sexóloga y diputada al Parlamento.

Otros participantes argumentaron también por qué la baja natalidad en Cuba o los riesgos globales para la sostenibilidad de la especie humana nada tienen que ver con la homosexualidad.

“Si esa fuera la causa del envejecimiento, hoy no tendríamos el problema, porque todavía no reconocemos ni garantizamos el derecho de las personas homosexuales a formar su propia familia”, argumentó Manuel Vázquez, asesor jurídico del Cenesex.

Ernesto Betancourt, activista de la red Humanidad por la Diversidad y estudiante de Medicina, explicó que la sexualidad es mucho más amplia que la simple reproducción de la especie.

Una joven periodista local recordó que en la vida cotidiana hay muchas personas que sufren o están en desventaja social por tales enfoques basado en la biología.

“Tengo dos amigas en el límite de la edad para ser mamás, una heterosexual que está en un programa de reproducción asistida con su pareja pero no logra el embarazo, y otra que es lesbiana y ni siquiera tiene esa posibilidad”, ejemplificó.

Sobre la importancia de trascender la mirada restrictiva del llamado derecho de familia, versó por su parte el intercambio que aconteció en la Universidad Camilo Cienfuegos, con la participación de profesores y estudiantes.

Otras acciones

Una manifestación festiva, que aquí se conoce como conga, fue realizada el 17 de mayo en la ciudad de Matanzas.

“Ha sido espectacular”, resumió Jaime Villalonga, maestro de enseñanza primaria, quien conversaba con varios amigos gay en el céntrico Parque Martí, durante la feria comunitaria que siguió a la conga.

El joven profesor y sus acompañantes estaban muy sorprendidos por “la multitud de personas que se sumaron al desfile”, la actividad más masiva del programa organizado por Cenesex.

A su lado, Ezequiel Castillo, dependiente gastronómico en el famoso balneario de Varadero, apuntaba a las burlas y el rechazo como una forma de discriminación que todavía persiste.

“Precisamente hoy, cuando veníamos hacia acá, en la guagua (ómnibus) había un hombre con un niño, y al sentarme a su lado, se levantó y se fue”, narró.

Juan Andrés Navarro viajó a la ciudad cabecera de la provincia desde el municipio rural Pedro Betancourt. “Me pareció bien organizado, hubo bastante participación, de homosexuales y de todo el pueblo”, valoró.

“Antiguamente éramos muy maltratados tanto en el trabajo como en la calle. Ahora podemos hacer nuestra vida sin temor”, expresó.

Tico Almeida, reconocido abogado estadounidense de origen cubano, participó como panelista en los encuentros científicos de esta novena jornada y en el acápite en Matanzas.

“Estoy muy contento”, dijo. “Yo he ido a decenas de marchas gay en los Estados Unidos, con amigos o familiares que no son homosexuales pero me apoyan. Es la primera vez que puedo hacerlo aquí con mi familia cubana”, compartió.

Los dos días de actividades en Matanzas incluyeron además una feria comunitaria, celebración de amor en el centro de la urbe, conferencias y debates en universidades, una gala artística, tres exposiciones fotográficas y una tertulia en la casa de la multipremiada poetisa Carilda Oliver Labra. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.