Dos audiovisuales cubanos muestran rostros diversos de la homofobia

Se trata de “Descompuesto” (2018) y “Severo Secreto” (2016), que fueron proyectados en la última edición de Cine bajo las estrellas.

Fragmento de cartel promocional de largometraje “Severo Secreto” (2016).

Foto: Tomada de Oncuba

La Habana, 3 feb.- Un corto animado y un documental sobre el escritor camagüeyano Severo Sarduy (1937-1993) abordan de formas diferentes la homosexualidad y la discriminación.

Por ello, ambas obras fueron las propuestas cubanas de la última edición del espacio Cine bajo las estrellas, que cada mes realiza en esta capital la Embajada de Noruega para presentar filmes de ambos países

La cita presentó, el pasado 31 de enero, el cortometraje “Descompuesto” (2018), dirigido por Jarol Cuéllar, y el largometraje “Severo Secreto” (2016), dirigido por Oneyda González y Gustavo Pérez, en representación de Cuba.

Un día antes, el espacio de cine debate proyectó del país nórdico “Profesor Pedersen” (2006), de Hans PetterMoland.

Según la sinopsis, “Descompuesto” cuenta la historia de “dos hombres de lego, que se cruzan en un aparcamiento y por sus diferencias se detona un reto a una carrera de autos”, a través de la técnica de stop motion o animación cuadro a cuadro.

El animado, valoraron algunos espectadores presentes, usa la carrera de autos de juguete y un tono humorístico para criticar el machismo y hablar de la homosexualidad masculina, aunque a veces acude lamentablemente a recursos discriminatorios.

Por su parte, “Severo Secreto” trató de romper el velo de silencio que cubre la vida y obra del narrador, poeta y periodista cubano Severo Sarduy.

Para muchas de las personas que asistieron a la proyección, uno de los escritores más importantes del siglo XX cubano era totalmente desconocido, hasta que el documental mostró, corte a corte, su biografía a través de la opinión de quienes lo conocieron.

“La muerte encuentra a Severo Sarduy en plena explosión creativa. Ha trabajado como un monje y vivido casi con derroche, pero no ha vuelto al país natal. Un retrato conmovedor surge en la voz de sus amigos, condiscípulos y compañeros de grupos literarios”, anunció la sinopsis.

La base del documental fueron entrevistas realizadas en Paris, Miami, y hasta en Camagüey pasando por La Habana. Resaltan entre todas, las conversaciones sostenidas con la pareja de Sarduy, François Vahl, y la del escritor cubano Antón Arrufat.

De hecho, el resumen de la cinta destacó que Wahl “por primera vez comparte públicamente sus archivos, y ofrece testimonios sobre el método de trabajo de Severo, y su universo privado”.

Sobre esta obra dijo en su momento el crítico cubano Norge Espinosa: “Severo Sarduy está, se disfraza, se metamorfosea, combina su nombre con el de sus personajes, con los gestos y los cuerpos de sus cómplices, vuelve a la Cuba que imagina y a la que nunca regresó, porque tal vez no lo necesitaba”.

“Severo secreto, a su modo, nos devuelve no solo a este escritor: nos ilumina a través de un tributo que se hace visible en esta Cuba. Y en muchas otras”, concluye Espinosa.

La sede diplomática de Noruega se enfoca de diversas maneras al apoyo de las artes en Cuba, en especial del audiovisual.

Además del espacio Cine bajo las estrellas, la embajada dispone del Fondo Noruego para el Cine Cubano, que aporta ayudas monetarias a obras a proyectos de jóvenes realizadores.(2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.