Comunidad internacional tiende la mano a Cuba tras Irma

El país evalúa los daños ocasionados por el mayor huracán que azota desde 1932 a la isla caribeña.

Las autoridades cubanas evalúan la magnitud de los daños, que demandarán cuantiosos recursos en un momento de tensas restricciones financieras.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 13 sep.- Ayuda consistente en agua, alimentos, colchones y metálico para beneficiar a las personas damnificadas y contribuir a la recuperación, ha prometido la comunidad internacional tras el destructivo paso por el archipiélago cubano del huracán Irma, con categorías oscilantes entre cuatro y cinco en la escala Saffir-Simpson.

El primer cargamento arribó la víspera procedente de Venezuela, con unas 7,3 toneladas de artículos de ayuda humanitaria, que serán destinados por el Consejo de Defensa Nacional a las zonas más afectadas del país, dijo Roberto López, viceministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

Al arribar a Cuba acompañando la carga, Blanca Eekhout, ministra para la Mujer de Venezuela, aseguró que el pueblo y la Revolución bolivariana están comprometidos de forma permanente con Cuba.

Como en ocasiones anteriores, agencias del Sistema de Naciones Unidas (SNU) en Cuba apoyaron de inmediato los esfuerzos nacionales para restañar los daños y asistir a quienes sufrieron los impactos del meteoro.

Laura Melo, representante en Cuba del Programa Mundial de Alimentos, indicó que disponen en el país de un stock de alimentos de 1.606 toneladas métricas de arroz y frijoles suficiente para cubrir durante un mes las necesidades de 275.000 personas afectadas por Irma, que podría llegar rápidamente a las zonas afectadas.

Melo agregó que también están disponibles los almacenes temporales para proteger los alimentos, como parte de una estrategia de posicionar en el país una práctica que resultó de gran efectividad luego del paso en octubre de 2016 del huracán Matthew por el oriente cubano.

La extensión de los daños provocados por Irma es tan grande que se afectaron muchos sectores: viviendas, infraestructuras, escuelas, hospitales, agricultura, la industria, por lo que las necesidades son amplias, comentó la representante del PMA, quien subrayó que el programa está en comunicación con el resto de las agencias del SNU para sumarse a la recuperación.

Tras Matthew, que también causó severos daños, el PMA puso a disposición de las autoridades de la isla caribeña apoyo logístico a sus capacidades de almacenamiento y asistió con alimentos a unas 181.000 personas de los territorios más afectados.

María Machicado, representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, en conjunto con autoridades, proyectan un plan de acción para apoyar a las personas damnificadas y sobre todo a que niñas, niños y adolescentes retornen a sus estudios en espacios seguros y resilientes.

Desde Rusia, uno de los países que contribuyó con 1,5 millones de dólares a restañar los daños de Matthew, el presidente, Vladimir Putin, confirmó el propósito de ofrecer una nueva ayuda al país caribeño.

Putin respondió a medios de prensa: “sí, siempre lo hemos hecho, el ministro de Situaciones de Emergencia ya se pronunció en ese sentido”.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, hizo un llamado a sus connacionales a compartir lo poco que tienen con los afectados por los desastres naturales, mientras el gobierno comunicó que alistaba un plan de contingencia para enviar ayuda humanitaria a Cuba.

El embajador cubano en Ecuador, Rafael Dausá, dio a conocer que agradeció el interés de ese país por la situación de Cuba y que en diálogo con el presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, este indagó en qué podía ayudar.

“La ayuda ecuatoriana será bienvenida”, dijo el diplomático.

Desde República Dominicana, el presidente, Danilo Medina, transmitió un mensaje a las autoridades cubanas en el que expresa su disposición a ayudar al pueblo del archipiélago a enfrentar los daños ocasionados por el huracán.

La ayuda internacional sirve de complemento a los esfuerzos nacionales para la recuperación, a la cual han sido llamados a contribuir cubanas y cubanos por el presidente, Raúl Castro, en una comunicación a todo el país.

Las autoridades cubanas evalúan la magnitud de los daños, que demandarán cuantiosos recursos en un momento de tensas restricciones financieras.

Irma azotó al archipiélago cubano durante unas 36 horas, afectando a un total de 14 de las 15 provincias cubanas y provocando, según datos preliminares, un corte eléctrico en todo el país, daños de diferente magnitud en unas 600 escuelas, las viviendas, la agricultura, el turismo y la producción de alimentos. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.