Tormenta Alberto deja ocho fallecidos y cuantiosos daños en Cuba

El fenómeno se produjo previo a la temporada ciclónica, que inicia el primero de junio.

El 2018 es el tercer año consecutivo en que se produce un fenómeno meteorológico de la naturaleza de la tormenta subtropical Alberto, previo al inicio de la temporada ciclónica.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 30 may.- Ocho personas fallecidas, inundaciones, destrucción de puentes, derrames de hidrocarburos y pérdidas de cosechas, son algunas de las consecuencias preliminares de las lluvias provocadas en Cuba por las bandas acompañantes de la tormenta subtropical Alberto, ya sobre territorio de Estados Unidos.

Las mayores afectaciones se produjeron en la zona central del país, en las provincias de Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, aunque no escaparon la centro occidental Camaguey, ni la occidental Pinar del Río, esta última con daños severos en sus cultivos de tabaco.

La compleja situación, los daños y las medidas para el enfrentamiento y la recuperación fueron analizados este martes en una reunión presidida por el presidente cubano Miguel Díaz-Canel y los ministros de su gabinete, quienes además intercambiaron mediante teleconferencia con las autoridades de las provincias afectadas.

La compleja situación meteorológica fue analizada por el presidente cubano Miguel Díaz-Canel y los ministros de su gabinete.

Foto: Geovani Fernández Nevot/ ACN

Los peligros de inundación obligaron a evacuar a miles de personas en las zonas bajas y vulnerables de la zona central para evitar la pérdida de vidas humanas, en tanto se reportaron derrumbes totales de viviendas en algunos poblados.

Las muertes se produjeron en Ciego de Ávila (2), Sancti Spíritus (1) y Villa Clara (1), todas por imprudencias y baja percepción de riesgo, según autoridades del Ministerio del Interior.

 Saldo final: ocho muertos y un       desaparecido

El 5 de junio trascendió en una reunión de las autoridades cubanas que se reportaban ocho personas fallecidas y una desaparecida durante el azote de la tormenta subtropical Alberto, que causó estragos en el occidente y centro cubano
La Defensa Civil había detallado, el 2 de junio, que se contabilizaban hasta entonces la pérdida de siete vidas humanas y otras dos personas seguían desaparecidas.
La causa de muerte de hombres y mujeres, de entre 27 y 77 años, fue ahogamiento: dos vivían en la provincia de Pinar del Río, dos en Ciego de Ávila, uno en Sancti Spíritus, uno en Villa Clara y otro en Matanzas.
Por otro lado, las personas con paradero desconocido residían en Villa Clara y Ciego de Ávila, ambas provincias del centro cubano.

Fueron protegidas más de 51.000 personas y de ellas evacuadas unas 5.600.  A centros de evacuación y casas de familiares o amigos fueron trasladas unas 3.000 personas en Sancti Spíritus, 16.000 en Villa Clara, y cerca de 5.000 en Cienfuegos y en Matanzas, de acuerdo con reportes preliminares dados a conocer por la televisión estatal.

Mucha agua

Según el experto del Instituto de Recursos Hidráulicos (INRH) Argelio Fernández, antes de Alberto, los embalses acumulaban el 74 por ciento de su capacidad y en apenas unos  días llegaron al 87,4 por ciento y las presas de la zona, incluida la mayor del país, la Zaza, en Sancti Spíritus, vierten aguas por sobrepasar sus posibilidades.

“Casi toda la lluvia cayó en cuencas cuyos embalses se encuentran llenos”, alertó Fernández, quien reveló que en total vertían un total de 108 presas de las 242 bajo la jurisdicción del INRH.

Estas cifras resultan significativas, pues hace apenas nueve meses Cuba padecía una intensa sequía, con solo el 15 por ciento de llenado de sus represas.

Según explicó el meteorólogo José Rubiera la tormenta subtropical Alberto fue un fenómeno raro, de baja latitud, cuya importancia radicó en la amplia zona de humedad en la altura hasta seis kilómetros e inestable, que dio lugar a lluvias fuertes e intensas, con acumulados “impresionantes” para 24 horas.

El puente sobre el río Zaza, el mayor embalse de Cuba, ubicado en la central Sancti Spiritus, colapsa como consecuencia del golpe de obstáculos arrastrados por las fuertes corrientes y las intensas lluvias.

Foto: Oscar Alfonso Sosa/ACN

En la zona de Cienfuegos, dijo, varias estaciones del INRH reportaron más de 400 milímetros en un día, mientras otras 109 reportaron más de 100 milímetros.

Rubiera alertó que las lluvias se estaban corriendo hacia la Isla de la Juventud, al sur de Cuba, y el occidente, por lo que se producirían chubascos y tormentas eléctricas, que podrían llegar a ser localmente intensas, sin dejar de llover en el centro.

El más reconocido meteorólogo cubano explicó que en los próximos días volvería a imponerse el anticiclón atlántico, por lo que la situación se normalizaría hacia las condiciones propias de verano: chubascos, lluvias y tormentas eléctricas en horas de la tarde.

Especialistas de recursos hidráulicos de Ciego de Ávila, donde se registran niveles sin precedentes de acumulado de los embalses del 110 por ciento, atribuyen la actual situación a los efectos del cambio climático, de extrema sequía a precipitaciones record, lo que provoca “desfasaje en la hidrología del país”.

Según se conoció, este es el tercer año consecutivo en que se produce un fenómeno meteorológico de la naturaleza de la tormenta subtropical Alberto, previo al inicio de la temporada ciclónica, que comienza el primero de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre.

Mediante los medios de comunicación nacionales y locales, se mantuvo informada a la población para evitar descuidos, indisciplinas y negligencias que puedan provocar la pérdida de vidas humanas y a otras situaciones no deseadas y prevenibles.

Daños preliminares

– Además de las personas fallecidas, en Ciego de Ávila, seis personas resultaron lesionadas, según reportes de la prensa local.

Aunque en La Habana no se han reportado daños de consideración en relación con otras provincias, la lluvia no ha cesado.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

-Las lluvias hacen más tensa la situación del fondo habitacional, severamente dañado por el huracán Irma,  en provincias como Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, con 1.384 afectaciones en viviendas, de ellas 174 derrumbes totales, 272 parciales, 191 pérdidas totales de techo y 747 roturas parciales de cubiertas.

-La acumulación de agua sobrepasó los muros de las piscinas de residuos en la refinería Camilo Cienfuegos, en Cienfuegos, provocando la mezcla con las aguas limpias y el derrame de unos 12.000 metros cúbicos de aguas oleosas hacia los suelos circundantes y la bahía. La afectación a los equipos interrumpió las operaciones de la industria.

– Dos termoeléctricas resultaron afectadas. Unos 43.877 consumidores carecen de servicio eléctrico, con mayores daños en la provincia de Villa Clara. El restablecimiento se ve frenado por la imposibilidad de acceder a las zonas afectadas debido a las lluvias.

– Un total de 70 de los 720 acueductos de la región central quedaron paralizados. El suministro se mantiene mediante otros sistemas y con unos 100 carros cisternas de los 250 movilizados en todo el país.

-La crecida de los ríos provocó inundaciones en numerosos puntos de la Autopista Nacional y la Carretera Central, interrumpiendo la circulación vehicular en las dos principales vías de conexión terrestre entre el occidente, el centro y el oriente.

-Ante el peligro y los daños provocados a la infraestructura, quedó suspendida la transportación de pasajeros mediante ómnibus y tren. Los viajes en embarcaciones marítimas entre las islas de Cuba y de la Juventud fueron paralizadas, así como diferentes operaciones portuarias.

-Los territorios centrales sufrieron pérdidas considerables de cosechas de cultivos varios –entre ellos, el plátano que apenas se recuperaba de los destrozos del huracán Irma, en septiembre pasado; hortalizas, malanga, yuca, maíz, frijol y tomate-, rotura de máquinas de riego y daños en cubiertas e instalaciones. En Pinar del Río, quedaron anegadas áreas de tabaco.

– El sector ganadero resultó afectado –vacuno, porcino y avícola-, y dejaron de acopiarse miles de litros de leche. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.