Comunidad sorda interactúa con el software libre

Un grupo de jóvenes difunde el conocimiento y la filosofía del software libre a diferentes sectores sociales.

El encuentro tuvo lugar en el Planetario de la Oficina del Historiador de La Habana.

El encuentro tuvo lugar en el Planetario de la Oficina del Historiador de La Habana.

Foto: Jorge Luis Baños

La Habana, 22 jul.- Personas de la comunidad sorda conocieron la víspera sobre las ventajas del software libre (SWL), en el que parece ser el primer festival de su tipo, organizado por el Grupo de Usuarios de Tecnologías Libres (GUTL) en el Planetario de la Oficina del Historiador de La Habana.

“En el mundo se hacen festivales que implican a tecnologías y personas sordas, pero las búsquedas que realizamos en Internet arrojaron que una actividad de este corte nunca se había hecho”, señaló a la Redacción IPS Cuba Ariel Hernández, integrante del GUTL.

La decisión de acercar estos dos grupos persigue varios objetivos.

Según Hernández, también coordinador del Departamento de producciones audiovisuales del Centro Nacional de Superación y Desarrollo del Sordo (Cendsor), para las personas sordas es muy importante la visualidad, porque tienen una cultura visual por encima de las y los oyentes.

En nuestro contexto, la sociedad en general desconoce del software libre, aclaró.

“Si acaso saben que existe algo llamado Linux, exclusivo para informáticos. Eso es incierto pues hoy cualquier distribución de Linux se equipara con un sistema operativo de software propietario”, agregó.

Como “tiene mala fama”, Linux ha potenciado distribuciones como Ubuntu y otros sistemas de entornos muy llamativos y amigables, “que atraen mucho a las personas sordas”, valoró.

Investigaciones realizadas en el Cendsor puso al GUTL sobre la pista de “algunas aplicaciones de SWL–no muchas, lamentablemente-, destinadas a personas con discapacidades, sobre todo invidentes”, informó.

Por ejemplo, explicó, el sistema creó una señal lumínica en la pantalla en sustitución de las sonoras que dan alertas necesarias sin que las personas sordas puedan escucharlas.

“Queremos que la gente sepa que existen otros sistemas operativos y los prueben”, contó el joven, que es usuario del SWL desde hace años.

Además de la conferencia de Hernández sobre el software libre al servicio de las personas con discapacidad y cómo este puede beneficiar a la comunidad sorda y a las minorías culturales y lingüísticas, otras presentaciones abordaron la historia del SWL y sus características en el escenario cubano.

Otra novedad del encuentro estuvo en que se usó la Lengua de Señas Cubana (LSC) en la charla sobre el cielo nocturno de verano ofrecida a las y los asistentes.

“Las personas sordas constituyen una minoría lingüística que emplea una lengua que difiere de las orales׃ es eminentemente visual y se basa en las expresiones facial y corporal, por eso están ávidas de espacios de este tipo”, consideró Hernández.

Según Taimí García, directora del Planetario, nunca antes habían trabajado con este público, “que no tiene por qué quedarse al margen”.

“Hemos incorporado la lengua de señas a la charla que se proyecta para la audiencia habitual, lo que requiere aprender algo que no conocíamos”, detalló.

“Sería interesante que pudieran tener acceso a talleres y conferencias y crear actividades inclusivas para toda la familia”, destacó.

El encuentro realizado en el Planetario es otra edición cubana de FLISOL 2015, el de mayor difusión en materia de software libre en Latinoamérica.

Estuvo organizado también por la Asociación Nacional de Sordos de Cuba, el Cendsor y el Planetario. Contó con el apoyo de las comunidades Mozilla Cuba (Firefoxmanía) y HumanOS (UCI), el Taller experimental de papel artesanal, el proyecto Cultura entre las manos, de Habana radio; los Joven Club de Computación y Electrónica; el Centro Nacional de Prevención de las ITS-VIH/sida y la emisora Radio Taino. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.