Curso escolar comienza en Cuba con prioridad en el ahorro

El cuidado de los recursos y alargar la vida útil de equipos y mobiliario es una tarea de máxima prioridad, aseguran funcionarios de la cartera.

Limitaciones con el papel e incumplimiento del plan bibliográfico por parte de la industria conllevó la recuperación de libros en todas las escuelas del país.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 2 sep.- Limitaciones materiales, falta de insumos y materias primas además de la escasez de combustible ponen a prueba la arrancada del curso escolar 2019-2020 en Cuba, donde sus autoridades llaman a ahorrar recursos por la compleja situación económica del país.

A partir de este lunes, 1.700.000 estudiantes de todos los niveles de enseñanzas acuden a las aulas en más de 10.700 instituciones diseminadas en este archipiélago caribeño de 11,2 millones de habitantes.

Durante julio y agosto, el gobierno incrementó esfuerzos para el aseguramiento del nuevo periodo lectivo.

En este sentido, priorizó la confección y venta de uniformes luego de atrasos en las llegadas de las telas.

Tal situación todavía suscita numerosas quejas ciudadanas debido a los problemas con las tallas, calidad en el acabado del vestuario y mecanismos de venta que necesitan una mayor organización.

Y se ejecutaron reparaciones en centenares de planteles educativos, incluida la reparación y recuperación del mobiliario escolar, así como parte de los textos y base material de estudio.

Al respecto, Rolando Ruíz, director general del Área Económica del Ministerio de Educación, explicó que, al finalizar el anterior curso escolar, comenzó un proceso de recuperación de libros en todas las instituciones educacionales, ante los incumplimientos del plan bibliográfico por parte de la industria, debido a limitaciones con el papel.

Asimismo, dijo, se reparó el mobiliario que se encontraban en mal estado en las instituciones educativas, incluyendo los equipos rotos.

“A partir de la situación económica que atravesamos hemos insistido en el ahorro, el cuidado de los recursos y en alargar la vida útil de todo lo que tenemos en nuestras escuelas como una tarea de máxima prioridad”, aseguró la ministra de Educación Ena Elsa Velázquez, durante una conferencia de prensa en agosto.

“Todo lo que se rompa hay que tratar de repararlo. Eso nos permitirá ahorrarle dinero al país y contribuir a la economía”, agregó.

Datos oficiales muestran que para el inicio del curso se garantizan las libretas, lápices de escribir y de colores, las tizas, módulo del maestro, las hojas para docentes y estudiantes, goma de pegar, plastilina, la tempera al 70 por ciento, acuarela al 19 por ciento y las crayolas al 56 por ciento.

Sin embargo, habrá déficit con el álbum de dibujo y papel a color que se utiliza para desarrollar habilidades desde las primeras edades, y no se contará con los menajes de cocina que se importaban, por lo cual se orientó buscar alternativas territoriales y el cuidado y conservación de los existentes en los centros escolares.

Tampoco se dispondrá del calzado colegial que todos los años se garantiza a los alumnos internos y en las escuelas pedagógicas.

Funcionarios ministeriales explicaron que junto con las autoridades sanitarias trabajaron en tareas de remozamiento y limpieza, además de revisar los planes de contingencia, a fin de evitar cualquier situación epidemiológica y enfermedades como el dengue, la conjuntivitis, y las infecciones diarreicas y respiratorias agudas.

Indicaron que para el nuevo periodo lectivo habrá una mejoría en la cobertura médica en las instituciones educacionales con el completamiento de enfermeras y médicos, sobre todo en instituciones con matrícula numerosa donde no existía personal de la salud.

La nota sobresaliente del curso que hoy inicia radica en el logro de 95 por ciento de cobertura docente, un indicador muy superior a los registrados en los últimos años.

Ello se debe a que alrededor de 9.000 educadoras y educadores han solicitado reincorporarse o permanecer en las escuelas tras el incremento de salario decretado en julio por el gobierno para el sector presupuestado.

A ello se suman 5.813 egresados de las escuelas pedagógicas y universidades y 3.810 estudiantes del último año de las carreras pedagógicas universitarias que ya tienen su preubicación laboral. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.