En el camino de la reunificación monetaria y cambiaria

Un análisis de las más recientes medidas económicas permite asegurar que es necesario avanzar bajo un enfoque sistémico para obtener los resultados esperados.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Los cubanos no llegan o se pasan es una frase atribuida al  Generalísimo[1] Máximo Gómez Báez y una expresión recogida como anécdota durante la contienda Libertadora por la independencia de Cuba, que se ha trasmitido a través del tiempo, hasta nuestros días. Este enunciado muestra su vigencia ante las recientes medidas económicas adoptadas en relación con la reincorporación del dólar estadunidense y otras divisas al mercado, mediante compras minoristas en tiendas especializadas o espacios de venta destinados a este fin en las conocidas tiendas en divisas.

Varios autores han expresado su opinión o criterios sobre el tema de la dualidad monetaria-cambiaria y las remesas en el actual y complejo contexto de la economía cubana, necesitada de obtener divisas frescas de inmediato, por diversas vías, dentro de los marcos legales establecidos, y adoptar medidas con cierto carácter emergente.

Ello obedece a la urgencia de implementar pasos encaminados a la solución de la dualidad monetaria-cambiaria, acompañados de decisiones más dinámicas, pero sistémicas, no parciales o incompletas, para lograr una mayor descentralización y eliminación de regulaciones y restricciones que hoy limitan el desarrollo de las fuerzas productivas y no propician los resultados esperados en la actualización del modelo económico cubano.

Entre las publicaciones más recientes se encuentran “Unificación monetaria y cambiaria en Cuba: decisión impostergable”, “Remesas a Cuba. Mito o realidad, tras la ruta del dinero” y “¿En qué moneda se miden las remesas cubanas?”. Los temas sobre dualidad monetaria y cambiaria y las remesas muestran una fuerte interconexión.

Es conocida la existencia de un volumen no despreciable de divisa real no cuantificada, que la población posee y no cambia en las Casas de Cambio (CADECA), por varias razones, como el elevado gravamen para el dólar estadounidense. Por ello, prefiere retenerlo y/o cambiarlo en un mercado subterráneo de divisas, con una mejor tasa de cambio. Además, es limitada la oferta en el área comercial estatal de productos, equipos electrodomésticos, componentes y piezas de repuestos de autos e inclusive productos alimenticios frescos y elaborados; donde el sector privado ha encontrado un nicho de oferta.

Diferentes equipos electrodomésticos puestos a la venta en las recientes tiendas habilitadas

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La reciente apertura de 13 tiendas o áreas habilitadas (12 en Ciudad de La Habana y una en Santiago de Cuba) corroboró esa tenencia. De entrada, se registró una asistencia masiva a estos centros de la población que posee divisa real (dólares estadounidenses, euros y otras), que previamente acudió a las agencias bancarias para solicitar la tarjeta magnética, con vistas a realizar compras.

Según fuentes oficiales, de inicio se habilitaron unas 13.000 tarjetas magnéticas, aunque solo en 10 por ciento, aproximadamente, se efectuó el depósito inicial en divisa para lograr capacidad de compra inmediata.

Con esta decisión se ha creado una oferta oficial en competencial legal y a precios inferiores[2] a los de espacios privados o del mercado subterráneo, cuyos operantes habían encontrado una brecha no cubierta en el mercado interno y lograron establecer un flujo continuo de mercancías no disponibles en mercados oficiales.

La masividad con que la población poseedora de divisa ha acudido durante días a las tiendas abiertas recientemente, para comprar en ocasiones más de un equipo, confirma en primera instancia la existencia de cantidades apreciables de  divisa real  en manos de la población  y, en segunda instancia, hace suponer que los ingresos por las ventas de productos en divisa real hayan alcanzado cientos de millones de dólares estadounidenses, tan solo en el limitado surtido de productos ofertados.

Ello facilita que la economía cubana disponga de una cuantía importante de divisa real, en corto tiempo, ampliando su capacidad de pago y maniobra para asumir compromisos pendientes e inmediatos y mejorar la posibilidad de solicitar nuevos créditos.

A la vez, esos recursos financieros, obtenidos por ventas de productos en divisa real, implicarán erogaciones para mantener un suministro sostenible de dichos establecimientos. Esto, a la vez, resta o limita recursos financieros con destino al desarrollo económico.

De abrirse el diapasón de ofertas y hacerse extensiva esta medida a otros productos –alimentos, ropa y calzado–, los ingresos por ventas serían superiores. Si fuera eliminado el gravamen sobre el dólar estadounidense, los ingresos por ventas serían aún mucho mayores, aunque la cantidad a comprar por consumidor sería pequeña, tanto física como en valor. Pero, sobre la base de mayor masividad de compradores, sin duda reportaría  un mayor volumen total de ingresos en divisa real.

Sin embargo, transcurridas varias semanas desde la apertura  de los establecimientos de venta en divisa real, no se ha logrado mantener con sistematicidad la oferta, particularmente de equipos electrodomésticos, que son los productos más demandados, entre ellos refrigeradores, congeladores horizontales, lavadoras automáticas, aires acondicionados tipo Split, algunas picadoras de alimentos, hornos microondas, entre otros. Algo similar ocurre en los establecimientos de venta de partes, piezas y accesorios de autos y motos, neumáticos y baterías. Ello ha creado un bache en las ofertas y a la entrada de esas entidades se aprecia aglomeración de consumidores en espera de la llegada de los productos.

De igual forma, la oferta de electrodomésticos en el área de venta en pesos cubanos convertibles (CUC) y pesos cubanos (CUP)[3] ha descendido.

Recientemente se han habilitado tres establecimientos en las provincias de Holguín, Pinar del Rio y Mayabeque, respectivamente, con lo cual se había llegado a 16 tiendas de este tipo en el país, hasta el 5 diciembre 2019.

En otras tiendas, como el caso de 5ta y 42, se habilitan espacios para ventas de electrodomésticos en divisa real, pero hasta el presente no han abierto por falta de mercancía para ofertar.

Proceso de reunificación monetaria y cambiaria

La devaluación registrada del CUC ha contribuido al proceso de acercamiento del CUC al peso cubano (CUP)

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La medida de retomar el pago en dólares estadounidenses, euros u otra divisa real, para poder realizar las compras en esa tiendas o áreas habilitadas mediante el uso de tarjetas magnéticas respaldadas con un depósito previo, ha motivado variación en la tasa de cambio en la banca privada o subterránea del peso cubano convertible (CUC) respecto al dólar estadounidense, tanto para la venta como para la compra.

Antes de la medida mencionada, el cambio se expresaba alrededor de 0.93 a 0.95 CUC por USD; luego la tasa de cambio se movió, para superar de 1.05 a 1.15 CUC por USD y, en algunas áreas de La Habana, ha alcanzado 1,20 CUC por USD, con pronóstico de llegar a 1.50 CUC por USD en un periodo relativamente corto. En resumen, como era de esperar, el CUC se ha depreciado respecto al USD.

La devaluación registrada del CUC ha contribuido al proceso de acercamiento del CUC al peso cubano (CUP). Algo similar sucede con las medidas recientemente implementas de sustituir el CUC por el CUP en las operaciones de pago en los aeropuertos y prohibir la salida del CUC del territorio nacional. A ello se suma una comunicación emitida por el Banco Central de Cuba para implementar de forma experimental, en dos tiendas, que los cambios o vueltos sean efectuados en CUP, se efectúe el pago en CUC o CUP.

Esta medida es identificada como parte de las medidas de ordenamiento monetario y, para iniciarla, se seleccionaron dos unidades: una de la cadena Tiendas Panamericanas, el «Centro Comercial Almendares»; y otra correspondiente a Tiendas Caribe, el “Centro Comercial 5ta y 42”, ambas ubicadas en municipio Playa, en la capital cubana. La comunicación plantea que, de acuerdo con los resultados alcanzados y su efectividad durante el desarrollo del experimento, se evaluará su extensión progresiva a otros establecimientos comerciales de La Habana y otras provincias.

Todo esto se interpreta como señales de inicio del proceso de reunificación monetaria y cambiaria.

Aspectos para valorar

Mejorar la capacidad de compra de la población es uno de los aspectos a valorar

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

En un trabajo anterior fundamenté varias sugerencias, como parte del proceso de apertura. Entre ellas, mencioné las siguientes:

1. Habilitar tiendas o espacios de venta en dólares, euros u otra divisa.

2. Las compras en esos establecimientos podrían ser mediante tarjetas electrónicas con capacidad de compra en divisa real, pero también en efectivo.

3. Convocar a diversas cadenas foráneas, como Walmart, Publix, El Corte Inglés, cadenas de Corea del Sur, japonesas, europeas, mexicanas, panameñas, chinas, rusas…, –en fin, todas las que estén en disposición de acudir e interesadas en participar de forma activa en el mercado cubano– a encadenarse con la economía interna desde dentro, incluyendo hasta las cadenas globales de valor integradas por muchas de ellas.

Las cadenas podrían traer los productos o mercancías en consignación, se venderían de mutuo acuerdo y de forma conjunta con la parte cubana. Como el pago por parte de los consumidores se efectuaría mediante tarjeta electrónica habilitada al efecto en divisa real (dólares, euros, yen y otras), o en efectivo de divisa real directa durante el acto de compra, ello permitiría disponer de una vía de retorno inmediata de la divisa para cubrir gastos por la compra de mercancías, otros gastos a la cadena foránea y la proporción que le correspondería a la parte cubana, según acuerdo mutuo.

Ello proporcionaría una ventaja importante para la economía nacional, ya que no tendrían que destinarse divisas a la adquisición de los productos y mercancías, por cuanto la asumirían las cadenas foráneas. Es decir, no se registraría un desembolso en divisa de inicio, ni en la continuidad del ciclo, por la parte cubana. Así se canalizarían los ingresos por remesas y otras vías de entrada directa del efectivo al país, una vez deducidos los compromisos. El ciclo se repetiría y posibilitaría canalizar y encauzar los ingresos reales en efectivo, recibidos por las remesas y otras vías, en el desarrollo económico del país.

4. Disminuiría el costo y los precios minoristas no tendrían el recargo o porcentaje de incremento que actualmente se aplica por las cadenas TRD, Cimex u otras; y se eliminaría el gravamen impuesto internamente al dólar. La población poseedora de la divisa real se vería beneficiada con la mejora de su capacidad de compra.

Al comparar lo sugerido entonces y lo realizado hasta ahora, pueden puntualizarse los siguientes aspectos como no asumidos:

La sugerencia 2 es asumida de forma parcial, pues no es posible acceder a los establecimientos de ventas con divisa real en efectivo.

Hasta el presente no se dispone de información acerca de que se haya convocado a cadenas foráneas a participar en el proceso de suministro de productos para ofertar en estos establecimientos, bajo condiciones de consignación. Esto, sin duda, resta capacidad de maniobra a la economía cubana, en cuanto limita y distrae recursos financieros con destino al desarrollo económico,

No se ha eliminado el gravamen al dólar estadounidense, lo cual limita considerablemente la obtención de mayor monto de esa divisa, mientras quienes poseen dólares, particularmente pequeñas cantidades, esperan potenciar su poder adquisitivo cuando ese impuesto sea eliminado. Se estima que el dólar es la divisa que en mayor cantidad posee la población, teniendo presente que unos dos millones de cubanos residen en Estados Unidos y las remesas, por lo general, llegan en ese tipo de moneda.

Incógnitas a considerar

Las medidas recrudecidas del bloqueo económico por parte de la actual administración estadounidense hacen más compleja la situación económica del país

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

El escenario económico y financiero actual es complicado. Las medidas recrudecidas del bloqueo económico por parte de la actual administración estadounidense hacen más compleja la situación económica del país. Ello implica, de forma prioritaria, tener presente que la economía está compuesta por un conjunto de variables económicas que se interrelacionan y, en esa interacción, adquieren nuevas propiedades. Por ello resulta imprescindible aplicar el conocido enfoque sistémico en toda su extensión, abarcando las relaciones económicas internas y su vínculo con las externas.

Todo parece indicar que, después de un largo tiempo –más allá de lo debido–, el momento de inicio de la reunificación monetaria y cambiaria se acerca, quizás sea casi inmediato. Entonces surgen varias interrogantes:

En el ámbito de la economía interna-población

Sin duda, la moneda que finalmente quedará establecida en el mercado interno (en Tiendas de Recaudación de Divisas, las llamadas shopping y el mercado tradicional) será el peso cubano y en esa moneda se establecerán los precios de los productos. De inicio, ¿cuál sería la tasa de cambio?, ¿se mantendría la actual de 25 CUP por CUC? De hecho, implicaría que los salarios o ingresos reduzcan su capacidad de compra. Ejemplo: para un ingreso de 100 CUP, a precio de los productos o mercancías mantenidos sobre la base de la tasa de cambio de 25 CUP por CUC, la capacidad de compra real sería de cuatro CUC. En la economía real, los precios aumentarían.

Para, en cierta medida, amortiguar este efecto, se requeriría de una reforma salarial que incremente los salarios y las pensiones.

Hay que tener presente que, desde hace años, la economía cubana está limitada por la oferta.

Ante mayores ingresos, los consumidores acudirán a comprar productos que su anterior capacidad de compra no le permitía adquirir, en primer orden alimentos, ropa y calzado, equipos electrodomésticos, entre otros.

De no disponer de una oferta en equilibrio con la demanda, el mercado subterráneo reaparecerá fortalecido, con elevados precios, en busca del equilibrio oferta-demanda. El efecto esperado con el incremento del salario no se lograría y, de continuar incrementos de salarios y pensiones, se propiciaría una inflación de magnitudes mayores a la actual.

Es de esperar que los subsidios generalizados desaparezcan y sean puntuales, a quienes realmente los requieran y definidos mediante una evaluación económico-social.

En lo empresarial

Algo determinante es liberar las fuerzas productivas: que los productores empresariales, industriales y agrícolas puedan tomar sus propias decisiones en la gestión económica (que la macroeconomía vele para que las condiciones y requerimientos sociales se respeten); eliminar las restricciones actuales que mantienen atado al productor, así como la excesiva centralización, particularmente la referida a cómo combinar eficientemente los factores productivos; que el productor pueda comercializar sus producciones de forma directa, evitando intermediaciones a precios que garanticen el retorno de los costos, más un margen de ganancia  razonable; que pueda  acudir a un mercado de insumos productivos en el momento oportuno, a precios aplicados en correspondencia con la cadena productiva de valor y de acuerdo con su capacidad de compra, solvencia económica y crediticia. En resumen: lograr que la propiedad se realice y con ello el incremento necesario de la producción nacional de alimentos.

En lo transversal para la economía, para todos los ejes señalados (interno-población, empresarial, global), incluido lo externo.

Un punto neurálgico y significativo lo constituye la tasa de cambio a determinar, la cual puede conllevar un proceso de aproximación CUP-CUC, hasta la eliminación final de este último. Esa tasa debe fundamentarse técnica y económicamente, considerando los aspectos sociales para el escenario actual en lo interno (empresa, población) y su relación final con las divisas externas.

La aplicación o instrumentación de decisiones puntuales, sin considerar la interrelación de las variables económicas que integran el complejo sistema de la economía –en el cual estas variables adquieren nuevas propiedades y complejidades–, conlleva un enfoque parcial e inclusive unilateral de los problemas, con repercusiones indeseadas en lo económico y social, e implicaciones políticas importantes.

Por ello se necesita alertar que las decisiones hay que tomarlas de forma completa, bajo un enfoque sistémico, para que proporcionen los resultados esperados, completos, no parciales o incompletos; para poder llegar a lo que se aspira y se necesita. Hacerlo de forma indebida conduce a la frase atribuida al Generalísimo: “¡los cubanos no llegan o se pasan!”. (2019)

 

Anexo 1. Lista de Precios MLC en USD, Mercado 3ra y 70, Playa

 

 

Notas:

[1] General en la Guerra de los Diez Años y General en Jefe de las tropas revolucionarias cubanas en la Guerra de 1895, rango más alto de las fuerza libertadoras mambisas.

[2] Ver Anexo 1. Lista de Precios MLC en USD, Mercado 3ra y 70, Playa.

[3] Ambas son monedas nacionales. Un CUC equivale a 24/25 pesos cubanos al cambio oficial. Respecto al dólar estadounidense, se requiere 1,08 CUC para comprar 1 USD, mientras que por la venta del dólar se obtiene 0,87 CUC.

20 comentarios

  1. Fernan

    Muy bueno por Nova, siempre tan acertado y realista

  2. Pedro Analista

    El Proesor siempre tan acertado de la ealidad y de sus enfoque, MUY BUENO
    Solo que conitinue sus analisis en hora buena

  3. Pepe

    El Profesor siempre sorpende con sus analisis y objetividad
    Ojala lotengan en cuenta,
    FELICIDADES Profesor

    • Luis

      No se de economía nada pero me gusta leer mucho y hoy después de 7 meses de publicado este análisis más la tristeza noticia del covid no todo pero si gran parte de lo que su profesor expone se está poniendo práctica y si uds sus alumnos dicen q es acertado pues entonces vamos por mejores resultados ojalá covid no destruya tan sabio análisis

  4. XCristina

    Gracia por la valoración y tambien por la alerta, no podemos cansanos hay que continuar insistiendo

    Esperamos por su proximo trabajo
    FELIZ AÑO

  5. Felipe

    Sin duda de los tranajos más recientes sobre el tema es lo más acertado, he seguido los dos anteriores y ahora este,
    tienen un logica de analisis, realista, no improvisa como otros, vive en la realidad cubana, lo bueno y los malo, y trata con sus ideas y propuestas, no degradar sino ayudar

    Consiero que el autor se le hagan llegar estas opiniones, y que los decisores lo tengan presente

  6. Apolonio

    He sueguido al autor en estos ultimos trabajos, aunque la refrencia que tengo en su especilaidad en la agricultura, No bstante muy acertado y es cierto que en la econmía todo de una forma u otra se comunica, y siempre hay que verlo de forma sistemica como el señala

    Adelante con las valoraciones y recomendaciones no se destimule continue adelante.
    Las ciencias economicas son complejas y en ocasiones no se entiende por parte de los decisores,

  7. Justo

    Magnifico analisis, oportuno y fundamentado, justo en el mometo casi del inicio de este gran problemas que se ha prolongado más allá de lo necesario, distorciona todo,
    Es una alerta para aquellos que miran o andan en una sola direccion, sin valorar los efecos e impicaciones colaterales,

  8. Rodolfo

    Muy de acuerdo, esas son las realidades, no la fantasia que se publican.
    Hasta cuando decir que no se afectará a nadie, eso es absurdo, fuera de la realidad,
    Además no seria justo aquellos habilidosos que supieron aprovechar la «conyuntra» de esta loculra doble moneda doble tasa de cambio un CUC = CUP, para la empresa y en la población un USD = 0,87, en fin los hbilidosos se enriquecieron tienen la mayor concentración de dinero en las dos monedas nacionales y ahora estan corriendo a cambiarlo por la divisa dura, o comprando todo lo ofertado en el mercado, el caso es salir del CUC

    Parece tonto decir que le van a respectar a esas perosonas el dinero acumulado de fuente dudosa

    Atenganse a las cosecuencia de respectar ese dinero acumulado mal obtenido

  9. Rodolfo

    Muy de acuerdo, esas son las realidades, no la fantasías que se publican.
    Hasta cuando decir que no se afectará a nadie, eso es absurdo, fuera de la realidad,
    Además no seria justo aquellos habilidosos que supieron aprovechar la «coyuntura» de esta locura doble moneda doble tasa de cambio un CUC = CUP, para la empresa y en la población un USD = 0,87, en fin los habilidosos se enriquecieron tienen la mayor concentración de dinero en las dos monedas nacionales y ahora están corriendo a cambiarlo por la divisa dura, o comprando todo lo ofertado en el mercado, el caso es salir del CUC

    Parece tonto decir que le van a respectar a esas personas el dinero acumulado de fuente dudosa

    Aténganse a las consecuencias de respectar ese dinero acumulado mal obtenido

  10. Alondra

    Es importane lo escrito por el autor , conseunte con la realidad cubana realiza alertas, seria oportuno tenerlo presente,

    Conitune escribiendo sobre el tema y la realidad actual
    Preocupa la situación inflacionaria y si estaa crece la economia del a pie, se vera enormente afectada

  11. PerezR

    Me parece muy oportuno el trabajo, y una llamada hacer las cosas bien, y completas, no por partes, sino integral

    Hacer las cosas bien, aunque sea por una vez, esta situación de la doble moneda y tasa cambiaria, hace rato esta creando problemas, a la economia nacional. a la personal, Por favor hacer las cosas bien

  12. Marcel

    Coincido el tema fundamental es ¿cual sera la tasa de cambio, fija de inicio, movil despues, interconectada con la tasa de cambio externa (CUP- USD, Euro, etc)

    !Cuidado con los nuevos ricos, tienen mucho dinero que no lo han logrado con el sudor y entonces lo van a respetar! no es consecuente con el principio de los que trabajan

  13. Nuñez

    Acertado, me sumo a la preocupación de no respetar los fondos acumulados o dinero atesorado, que no lo justifiquen . El desorden monetario de la economia cubana, creado por aquellos supuestos conocedores del tema financiero monetario, ha sido enorme y quien lo esta pagando los trabajadores honestos ,

    El estrato poblacional, que pienso que no es el más numeroso, me refiero a los «nuevos ricos», los vivos, que siempre aprovechan el desorden,para sacar lascas . No hay compromiso con ellos, todo lo contrario
    Hay que tomar las medidas necesarias para que no salgan con la suya

    Esperamos por el autor, para que continue su analisi, por cierto magnifico.

  14. Rodriguez Alonso

    Y que sigue, de los pasos inmediatsos no se habla absolutamente nada, se respetaran a los «nuevos ricos» la fortuna acumulada por medio de la especulación en toda su extensión , sin trabajar,
    No seria consecuente con los principios del modelo economico-social . Adem,s seria una presión para la economia cubana, es decir presionando la demanda cada vez más en una economia limitada por la oferta

    A LOS DECISORES VALOREN LA SITUACIÓN, por favor

  15. Evaristo

    Muy interesante y oportuno, seria muy bueno que el autor, no se si es conocrdor o especialista en terminos financiero, pero muy actuailizado en particular de la realidad cubana,
    Seria muy bueno que continuara su analisis, que se aproxima, cuales son la interrogantes, cual al menos es su criterios, sus trabajos han despertado el interes en esta tematica,

    Por favor continue, nos alerta, nos informa, y con buenas intensiones.

    Reitero al autor que continue y espero que sus valoración, lleguen a los decissores y lo tomen en cuenta.

  16. Evaristo Perez

    Muy interesante y oportuno, seria muy bueno que el autor, no se si es conocrdor o especialista en terminos financiero, pero muy actuailizado en particular de la realidad cubana,
    Seria muy bueno que continuara su analisis, que se aproxima, cuales son la interrogantes, cual al menos es su criterios, sus trabajos han despertado el interes en esta tematica,

    Por favor continue, nos alerta, nos informa, y con buenas intensiones.

    Reitero al autor que continue y espero que sus valoración, lleguen a los decissores y lo tomen en cuenta.

  17. Lorenzo

    Magnifico Profesor, buen analisis, espero que continue con sus analisis y valoraciones nos ayuda a todos los que queremos la solución objetva del problema

  18. Romerico

    En buen camino, por favor continue creando con objetividad para mantenernos informado
    !ojala lo escuche!

  19. Roberto Acantara

    Muy atinado, espero que el autor, continue estamos en espera, ante los nuevos pasos y analisis que tan acertadamente y con los pies en la tierra, realiza

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.