Parlamento cubano revisó viejos problemas pendientes

La reunión extraordinaria del legislativo comenzó con el reconocimiento de la actual recaída económica y pronósticos de agravamiento para el resto del año.

Durante esta cita, el Parlamento cubano analizó las complejidades y derroteros de la economía nacional.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 14 abr.- La insuficiente construcción de viviendas y producción de alimentos, alta dependencia de las importaciones, deudas por pagar y cobrar, la corrupción y robo de combustible, fueron asuntos analizados de forma más crítica por el parlamento cubano.

Un reflexivo, enfático y a ratos muy molesto, presidente Miguel Díaz-Canel intervino en las reuniones de varias comisiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP, parlamento unicameral), entre ellas las de atención a los servicios, asuntos económicos y de industria, construcciones y energía, que sucedieron el 11 y 12 de abril en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Al clausurar la víspera la tercera sesión extraordinaria de la IX Legislatura, Díaz-Canel se refirió al giro en la política de Estados Unidos, un “imperio asesino que se lanza contra Cuba todos los días con agresividad y saña”, que junto a las insuficiencias internas agudizan la dura situación actual del país.

Indicó que “la crudeza del momento nos exige establecer prioridades bien claras y definidas para no regresar a los difíciles momentos del Periodo Especial”, el nombre oficial dado a los años más duros de la crisis que comenzó en 1991 y hoy se agrava.

Díaz-Canel se refirió a tareas que exigen acción inmediata como actualización del plan de la economía para las situaciones más complejas, la reorganización del comercio interior, sistema empresarial, formas no estatales de gestión, agricultura, producciones exportables, turismo, inversión extranjera y encadenamientos productivos, así como gestionar más eficientemente créditos e inversiones, entre otros.

Días de debate

Tras la sesión solemne donde se proclamó la nueva constitución, el 10 de abril, los grupos trabajaron durante los días 11 y 12, mientras que el sábado 13 el legislativo se reunió en plenario para analizar las complejidades y derroteros de la economía nacional.

Entre los tópicos hallados a partir de las fiscalizaciones realizadas a lo largo del país por legisladores estuvieron:

-la persistencia de deficiencias y delitos en las tiendas de materiales de la construcción contra el programa de subsidios para que personas en desventaja repararen o edifiquen viviendas, que desde 2012 ha recibido del presupuesto más 5.000 millones de pesos cubanos.

-la urgencia de potenciar el desarrollo de la agricultura urbana y familiar, el extensionismo agrícola y el control biológico y revitalizar programas de impacto en la producción de alimentos, un problema considerado como de seguridad nacional.

-el protagonismo que deben asumir los municipios como escenario principal de los procesos de la vida ideológica, económica y social del país, a partir de la entrada en vigor de la nueva constitución, con el concurso de las universidades y la eficiente capacitación de las autoridades de gobierno y administración.

-la búsqueda de potencialidades de sustitución de importaciones, de exportación y autoabastecimiento en los municipios para alcanzar el desarrollo local participativo, que responda a las necesidades de la población.

-el rescate de la transparencia, la legalidad y el orden para el funcionamiento de la sociedad y el avance de los programas de desarrollo.

-la vinculación entre la ineficiencia y el control económico de las empresas con el robo de combustible, sobre todo en los servicentros, considerados uno de los principales  espacios para estos delitos.

-la necesidad de potenciar la inversión extranjera que responda a los principales programas del país, entre ellos los de producción de alimentos y las energías renovables.

-los encadenamientos productivos que demanda la economía entre sectores como el turismo, el agroalimentario, la industria nacional, e incluso, la inversión extranjera, para el suministro de insumos.

-el reclamo de agilizar los trámites e impedir a toda costa el burocratismo en todos los procesos y la atención a la población, así como elevar la sensibilidad de quienes interactúan con la ciudadanía.

-los incumplimientos y atrasos en la zafra motivados tanto por carencias y limitaciones materiales como por problemas organizativos, de disciplina, la falta de gestión, de cumplimiento de deberes y obligaciones funcionales y de los colectivos.

-la necesidad de mayor impacto de la ciencia, tecnología, informatización y la innovación en el desarrollo económico y social.

Por su parte, el presidente del parlamento, Esteban Lazo, dijo que en las comisiones se analizaron 67 temas de alto impacto en la población y se produjeron más de 100 planteamientos, criterios y propuestas de diputadas y diputados, acerca del transporte, trabajo privado, salud y educación, entre otros.

Con los pies y el oído en la tierra

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, expuso que la primera fase del Plan Nacional de desarrollo económico y social hacia 2030, contempla seis sectores estratégicos con gran impacto: turismo, industria biotecnológica y farmacéutica, electroenergético, alimentos, servicios profesionales en el exterior y la construcción.

En medio de restricciones financieras, en el primer trimestre se incumplió el proceso inversionista, ni los niveles de inversión extranjera, ni los ingresos por exportaciones, ni se podrán realizar todas las importaciones previstas, aclaró el titular.

Gil reconoció los problemas de desabastecimiento de productos fundamentales en los últimos meses, lo “que evidentemente está impactando en la población” e indicó buscar soluciones en las producciones autóctonas, sin esperar por la llegada de los barcos con importaciones.

Asimismo, llamó la atención sobre la necesidad de incrementar las exportaciones y no permitir el incremento del endeudamiento. En las “complejas circunstancias en que se mueve la economía” se debe planificar bien para “poner cada centavo donde más falta hace, pues no hay para todo”, propuso.

A su vez, el titular destacó que aun en esas circunstancias el país no renuncia a alcanzar el crecimiento del Producto Interno Bruto planificado, cercano al uno por ciento.

Los lineamientos

Aunque ya no se habla tanto de ellos, en la sesión plenaria el jefe de la Comisión de Implementación, Marino Murillo, hizo una actualización de los 274 lineamientos (aspectos programáticos) de la reforma económica y social del país.

Murillo anunció la próxima publicación de nuevas flexibilizaciones de las normativas para el trabajo privado y las cooperativas no agropecuarias, así como medidas que refuercen el papel de la empresa estatal socialista, como principal núcleo del modelo económico cubano.

Meisi Bolaños, ministra de Finanzas y Precios, destacó la necesidad de disciplina en el pago de los tributos y de que los actores económicos identifiquen reservas y potencialidades de eficiencia que permitan generar ingresos a favor del presupuesto del Estado para la financiación de los principales servicios básicos. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.