Turismo cubano emprende su reactivación

Para la operación turística, el país adoptó protocolos de seguridad, que incluyen la realización de PCR a visitantes, a cuenta del Ministerio del Turismo.

De acuerdo con el Ministerio de Turismo, se reanudan las operaciones con el turismo internacional en los destinos declarados en nueva normalidad.

Foto: Jorge Luis Baños/IPS

La Habana, 1 nov.- La llegada el 25 de octubre de un vuelo desde el Reino Unido con los primeros turistas internacionales a Varadero en tiempos de covid-19, marca la incipiente reanudación del turismo internacional e interno, que devendría un alivio en medio de la crisis financiera cubana.

Ya desde julio pasado se habían abierto las posibilidades para las operaciones aéreas con fines turísticos, limitadas entonces a la cayería norte del centro de la isla de Cuba: los cayos Guillermo, Cruz, Santa María y Coco, con aeropuertos propios certificados, al igual que las instalaciones hoteleras.

Los primeros visitantes extranjeros, sin embargo, arribaron a Cayo Coco y Cayo Santamaría el primero de agosto.

 

Lo que anticipa la OMT

La Organización Mundial del Turismo (OMT) indicó que el turismo internacional se contrajo 22 por ciento en el primer trimestre y podría caer hasta un 60-80 por ciento al cierre del año.

Según estimados, internacionalmente la caída sería de 70 por ciento, de producirse una apertura gradual de las fronteras y la flexibilización de las restricciones de viaje a principios de septiembre, y de 78, de abrirse a principios de diciembre.

 

Aunque Varadero abrió el día 15 de octubre, no se había reportado la llegada de aviones con turistas hasta hace casi una semana. La reactivación de los viajes depende no solo de la apertura de los países receptores, sino también de los emisores.

Las fronteras marítimas fueron reabiertas el 19 de octubre para las embarcaciones de recreo y cruceros que podrán nuevamente permanecer en aguas cubanas.

El aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, sin embargo espera una próxima apertura, probablemente cuando transcurran 10 días a partir de que los indicadores de control de la covid-19 denoten estabilidad.

Según se dio a conocer, la actividad turística se fundamenta en cuatro principios: defender la producción nacional y eliminar la mentalidad importadora, otorgar mayor autonomía de gestión al sector empresarial.

A su vez, se persigue estimular la competitividad, garantizando la utilización eficiente de los recursos materiales y financieros, el ahorro, el incremento de la eficiencia y la motivación por el trabajo e impulsar la implementación de los documentos rectores que forman parte de la conceptualización del modelo económico social.

Antes del inicio de la pandemia, Cuba proyectaba recibir 4,5 millones de turistas, lo que habría significado revertir la contracción de 9,3 por ciento de 2019, cuando viajaron al país 4,2 millones de turistas, unos 436.352 menos que en el período precedente.

Apertura con medidas

El Ministerio de Turismo dio a conocer las pautas que regirán el funcionamiento de una de las mayores de fuentes de ingresos del país, cerrada a cal y canto desde marzo pasado, cuando turistas italianos dieron positivos al virus SARS-CoV-2.

-se reanudan las operaciones con el turismo internacional en los destinos declarados en nueva normalidad, excepto Pinar del Río, La Habana, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, con la apertura gradual de las instalaciones turísticas, según la demanda.

-las líneas aéreas podrán vender “solo vuelos” para los aeropuertos abiertos, a excepción del aeropuerto de Cayo Coco, que continuará trabajando como hasta ahora, por encontrase Ciego de Ávila en fase de transmisión autóctona.

-a su llegada a los aeropuertos, los turistas serán recibidos por personal sanitario, se les realizará un PCR y se les exigirá el llenado de la declaración de salud.

-el turismo internacional podrá hospedarse en las casas de renta particulares en los territorios que se encuentran en nueva normalidad.

-podrán coincidir en el disfrute de instalaciones y servicios turísticos turistas nacionales e internacionales.

-se reactivan los buros de venta para la comercialización de las excursiones en y hacia territorios que se encuentren en fase 3 o la nueva normalidad.

-en los cayos Coco, Guillermo y Cruz, las excursiones se realizarán solo en los cayos. Los turistas no podrán viajar a Ciego de Ávila, hoy en fase de transmisión autóctona.

-por encontrarse Sancti Spíritus en fase de transmisión autóctona, no se comercializan las excursiones que incluyan Trinidad.

-se reanuda la operación de las marinas internacionales y la renta de autos, en los territorios declarados en nueva normalidad.

-el mercado interno podrá hospedarse en los cayos, siempre que los territorios a los que pertenezcan se encuentren en la nueva normalidad.

-se reestablecen los horarios, jornadas y regímenes laborales habituales para todos los trabajadores del turismo en los territorios que se encuentran en la nueva normalidad.

Todo cuidado es poco

El sector turístico adoptó protocolos de higiene y seguridad, con la asesoría del Ministerio de Salud Pública, dirigidos a la protección de trabajadores y clientes.

Aplicados desde la reapertura al turismo nacional, primero, e internacional, a partir de julio, incluyen la pesquisa activa para la identificación de síntomas a la llegada y durante la estancia de turistas, con la presencia de médicos, enfermeras y licenciados en higiene y epidemiología, las 24 horas.

Entre otras acciones se encuentra la medición diaria de la temperatura corporal a distancia en los accesos de trabajadores y clientes, la prohibición de que accedan a sus puestos empleados con síntomas respiratorios, desinfección obligatoria de manos y superficies y guardar un distanciamiento físico de 1,5 metros para todas las labores.

En áreas comunes y de servicios (personal de higiene, gastronomía) es obligatoria la utilización de medios de protección, barreras de delimitación o rediseño de los procesos.

Las casas de renta al turismo también deberán cumplir un protocolo: la obligación de informar la presencia de clientes con síntomas respiratorios, disponer de sustancias desinfectantes (hipoclorito, alcohol, u otras) para superficies y manos.

Mover el dominó

Las medidas adoptadas por el turismo dentro de la estrategia para reactivar la economía están dirigidas a incentivar el turismo internacional y nacional para alcanzar en el menor plazo posible, los niveles de explotación previos a la pandemia, incorporar todos los productos y servicios hoteleros y extra hoteleros en la plataforma cuba.travel.

Igualmente, Cuba persigue incrementar los canales de ventas online, ampliar el servicio wifi en todas las áreas comunes y habitaciones de hoteles de cuatro y cinco estrellas, así como en instalaciones hoteleras, de campismo y extra hoteleras.

Identificar oportunidades de negocios en mercados potenciales, detectar emisores de turismo especializado en particular del buceo, pesca, turismo de naturaleza, en mercados con un alto potencial en estas modalidades, son otras de las líneas de desarrollo.

A su vez, se proyecta diseñar productos innovadores para sectores como salud, cultura, deporte y ecología e incrementar la inversión extranjera para el desarrollo de instalaciones vinculadas al turismo de bienestar, salud y calidad de vida.

Cuba se propone identificar nuevos productos y servicios de las formas de gestión no estatales para ampliar la oferta turística y la eficiencia, fomentar el uso de las fuentes renovables de energía y reducir el de combustibles fósiles; incorporar la ciencia y la tecnología en el mejoramiento de la eficiencia energética. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.