Beatriz Batista: “Mi madre me crió sola y me hizo feminista”

Esta entrevista forma parte de una serie de IPS Cuba por los 16 días de activismo mundial por la no violencia hacia las mujeres y las niñas.

Beatriz Batista, Licenciada en Comunicación Social.

Foto: Jorge Luis Baños/IPS

La Habana, 3 dic.- Beatriz Batista tiene 23 años. Es una muchacha con la vida por delante, como solemos decir a quienes acaban de graduarse. Sin embargo, su nombre conecta en Cuba, inmediatamente pronunciarlo, con una causa en extremo conocida y noble: el movimiento animalista.

Es Bea la muchacha de muchas protestas, de acciones y fotos que documentan el rescate de animales indefensos ante el abandono, las enfermedades, el hambre y la muerte. Es Bea la joven de la foto junto al Alma Mater, sosteniendo su título de Licenciada en Comunicación Social.

Y es Bea, también, esa mujer musulmana que participó hace un año en la réplica cubana del performance “Un violador en tu camino” y cree que el feminismo en Cuba debe ser bandera.

 

Para saber más sobre Beatriz Batista

La causa animalista concentra el trabajo de la joven comunicadora, desde su etapa de estudiante.

-Estuvo entre las principales organizadoras de la primera marcha animalista en Cuba, el 7 de abril de 2019. Vea aquí sus palabras en un panel al respecto realizado por la revista Espacio Laical.

-Es cofundadora de la revista digital El Refugio y su perfil de YouTube asociado, sobre la protección animal.

 

 

IPS CUBA: ¿Qué importancia le otorgas a los 16 Días de activismo mundial por la no violencia de género?

BEATRIZ BATISTA (BB): Es importante, a tal punto, que diversos organismos de derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas han calificado la violencia de género como una pandemia mundial.

No obstante, considero que los 365 días del año debemos vivir en campaña contra cualquier tipo de violencia: hacia las niñas, las mujeres, doméstica, sexual. Además de manifestarnos en contra del feminicidio, la mutilación genital femenina, el matrimonio infantil, cualquier acción que atente contra la integridad física, moral o emocional de las mujeres.

 

IPS CUBA: ¿Qué acciones propones para avanzar en la respuesta a la violencia de género en Cuba?

BB: Comunicar, educar e informar… Todo eso es poder.

 

IPS CUBA: ¿Cómo valoras el movimiento feminista que se gesta en Cuba?

BB: Es emergente y pequeño, incluso creo que carece de feminismos plurales. Si bien en los últimos cinco años se percibe un activismo gracias al acceso a los datos móviles, necesita indudablemente más fuerza, unión y aprehensión del concepto.

Urge que en los medios oficiales de mi país se visibilice este tópico y que, a la vez, las personas estén capacitadas para informar y comunicar sobre el tema. Pero siento que será una tarea difícil porque somos una nación machista de hombres y, sobre todo, mujeres.

IPS CUBA: ¿En qué medida conecta en Cuba la lucha feminista con la animalista?

BB: Creo que es la primera vez en Cuba, y afirmo el anterior rango de tiempo (cinco años), que de manera espontánea e independiente surgen luchas/causas sociales como: la animalista, feminista y de las personas LGBTIQ (lesbianas, gay, bi, trans, intersexuales y queer), entre otras.

La causa animalista, sin duda alguna, está liderada por mujeres. Y no me sorprende pues la compasión, sensibilidad y amor por los animales, que erróneamente es atribuida a “cosas delicadas”, “cosas de mujeres”, es realmente una labor bastante dura y sacrificada.

Existen personas que pertenecen a una comunidad determinada y apoyan a la otra comunidad; pero esta interrelación de unas con otras es mínima.

También resulta triste que dentro de la causa animalista no se tenga claro este concepto, feminista o de género, incluso con los animales, pues se prefiere esterilizar a la hembra (perra, gata), pero “da lástima” esterilizar al macho (perro, gato) aun cuando el resultado beneficia a ambos sexos.

 

IPS CUBA: ¿En qué momento de tu vida te identificaste como feminista?

BB: Creo que desde que nací. Mi mamá me tuvo con 18 años y fue madre soltera. Fue y es mi paradigma. Ella se bastó sola, y esa fortaleza me la transmitió. A pesar de que algunas personas a mi alrededor me veían con “lástima” por no tener padre, ella me hacía ver que existían cosas peores en la vida.

No niego la importancia de un padre en una familia o crianza, ni tampoco digo que para ser feminista tengas que educarte con una mujer, sino que sin mi mamá ser instruida en una universidad o sin saberse el concepto, me hizo feminista.

 

IPS CUBA: ¿Hasta dónde has notado que te miran diferente por declararte feminista en espacios públicos?

BB: Soy conocida primeramente por mi activismo animalista, pero una vez que digo que soy feminista y a la vez musulmana, las personas entran en catarsis. Si yo desconociera del tema también lo haría.

En ese momento soy mirada como una persona que tiene algún conflicto con lo que quiere, incluso una vez me dijeron que tenía disonancia cognitiva, sin descartar los miles de ejemplos de asesinatos y torturas de mujeres en los países de Oriente Medio que me ponen.

 

IPS CUBA: ¿Dónde realizas tu labor como feminista?

BB: En mi religión, en particular cuando acudo a la oración del viernes en la mezquita de La Habana.  También desde la academia con mi tesis de licenciatura sobre la imagen pública de la mujer cubana conversa al Islam.

Más allá de la fe, como titulé mi tesis, me llena de mucha satisfacción, si bien la categoría en cuestión “imagen pública” no es una categoría de género, sino que tuve que construir el concepto desde nociones de lo institucional.

La investigación tiene referencias al feminismo islámico en diferentes acápites. Algunos de los subtítulos son: “Mujeres en el islam. El valor de ser musulmana”; “Diferencias de prácticas entre mujeres y hombres”;  “Aspectos legales y políticos de las mujeres en el islam”; “La ley islámica y la mujer”; “Lo femenino en el islam”; “Las primeras líderes espirituales y religiosas”; “Feminismo islámico”; “Evolución del feminismo islámico”; “Vestuario, el velo islámico (hiyab)”.

Es el primer estudio de este tipo que se hace en Cuba. Obviamente es perfectible, pero sin lugar a dudas cambió mi vida completamente. Lo más significativo fueron sus resultados, pues ofrecen testimonios de temas reales ya no solo de “las musulmanas”, sino de “las musulmanas cubanas” y de personas con experticia académica en el país en cuanto a patriarcado, poligamia, feminismo y el hiyab. (2020)

Un comentario

  1. Filo_siraptor

    Grandes las Batistas?

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.