Carteles cubanos sensibilizan contra la violencia machista

La muestra Carteles vs Violencia está abierta al público en la sala Yelín, de la Casa del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, en la Jornada por la No violencia hacia Mujeres y Niñas.

Según Yumey Besú, creador del proyecto CartelON, este año surgió, con el apoyo de la embajada del Reino de los Países Bajos, la posibilidad de hacer un concurso con el cartel por la eliminación de la violencia contra la mujer.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 28 nov.- Con un cinto en forma de corazón, de la obra No le llames amor, la diseñadora Lyly Díaz se alzó con el Premio al Mejor Cartel en la edición de 2020 del concurso CartelON, que en esta ocasión dedicó su convocatoria a la no violencia hacia las mujeres y las niñas y tuvo una amplia participación de jóvenes.

El jurado integrado por tres mujeres, una especialista en género, otra en gráfica y una reconocida diseñadora, consideró que “la obra alerta sobre los mitos del  amor romántico y llama a no interpretar como gestos de amor acciones violentas, sobre todo en la pareja, en un mensaje sencillo y directo”, cargado de un simbolismo dirigido por igual a mujeres y a hombres.

A su vez, remarcó que la autora muestra cómo un elemento cargado de un fuerte significado violento, un cinturón, puede ser recontextualizado para llevar un mensaje contrario a su sentido más usual.

Para ver todos los carteles premiados, pinche AQUÍ.

“A partir del uso de los colores morado y naranja, la diseñadora consigue con gran eficacia el diálogo entre dos elementos irreconciliables un cinturón y un corazón”, indicó la argumentación de jurado.

Lyly Díaz, alejada de los dibujos y diseños por la maternidad, se motivó cuando escuchó la convocatoria del concurso.

“Cuando CartelON lanzó el concurso, en medio de la cuarentena por la covid-19, enseguida recordé este dibujo que había hecho un tiempo atrás y le incorporé ese texto No le llames amor”, declaró a la Redacción IPS Cuba, luego de la premiación, el 26 de noviembre, en la Sala Yelín de la Casa del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano.

“Siempre pensé que abordar estos temas era más fácil buscando algún elemento, sin ninguna figura humana, porque es un problema cada vez más complejo, tratando de buscar un simbolismo de este tipo y… bueno…. salió”, dijo.

De acuerdo con Díaz, CartelON es muy activo pero era la primera vez que proponía un tema tan complejo y necesario.

La diseñadora cubana Lyly Díaz, ganadora del concurso.

Otros reconocimientos

El cartel Hay violencias que no se ven, de Sandra Quintana, resultó el más votado del concurso, pues entre el 5 y el 25 de noviembre en las redes sociales acumuló 377 votos en la página oficial de CartelON en Facebook.

El jurado decidió dos menciones: una al tríptico No es una invitación, de Alejandro de la Torre, que llevó de forma minimalista tres mensajes “por el respeto a la soberanía del cuerpo femenino, de una manera clara y atractiva”.

La otra mención fue concedida a Refugios, de Daniel Tito Quintana, que lleva al cartel el viejo y pendiente reclamo de la sociedad civil y numerosos especialistas de crear en el país refugios temporales para las mujeres en situación de violencia.

Todos los carteles de la muestra están a disposición de personas y organizaciones cubanas que quieran usarlos como parte de las actividades por los 16 días mundiales de activismo por la no violencia de género.

CartelON fue creado en el año 2016 con el fin de rescatar la tradición del cartel cultural serigráfico en el país.

Compromiso social

Según Yumey Besú, creador del proyecto CartelON, esta iniciativa en 2016 estaba más enfocada en los carteles para cine y películas clásicas del cine latinoamericano, europeo e internacional, para homenajear a cineastas como Ingmar Bergman y Federico Fellini.

No obstante, dijo, siempre hemos estado volcados en encontrar eventos de bien público, causas sociales a las cuales hacerle carteles y pudimos hacerlo en ocasión del aniversario 80 de Guernica, de conjunto con la embajada de España.

Este año surgió, con el apoyo de la embajada del Reino de los Países Bajos, la posibilidad de hacer un concurso con el cartel por la eliminación de la violencia contra la mujer.

“Estábamos muy necesitados de hacer algo de este tipo. Fue muy reconfortante para nosotros porque ha sido el concurso que más acogida ha tenido entre los diseñadores, sobre todo entre gente muy joven, porque antes estábamos como que en un circuito cerrado de diseñadores más comprometidos y conocidos”, destacó Besú.

Ahora, agregó, hemos abierto el diapasón, hay diseñadores muy jóvenes, porque el proyecto no está dirigido solamente diseñadores graduados sino también a estudiantes.

Por otra parte, dijo este profesional apasionado del cartel y la serigrafía, el tema escogido este año es un asunto a escala global y con un interés creciente en el país.

Sara Vega, una de las integrantes del jurado, quien dice no entender las redes sociales, destacó la avalancha de jóvenes en esos espacios para participar en el concurso.

“Me pareció una cosa muy rara… el cartel es para estar en las calles o en una galería, pero ahora está también en un teléfono. Pero es bueno en el sentido de una visibilización mayor del fenómeno y quizás una comprensión, o por lo menos, un acercamiento a un problema importante como la violencia”, dijo.

A su juicio, llegar de más de 300 propuestas a una selección de 22 indica que han existido “escarceos y equivocaciones en términos de la representación a nivel conceptual y a nivel gráfico, porque puede haber un cartel espectacular desde el punto de vista gráfico, pero que desde lo conceptual lo que hace es reforzar la violencia de género”.

Compartió que, con la presencia en el jurado de una especialista en género, aprendió muchísimo en el entendimiento de la no representación de la violencia y de las consecuencias de ello.

El jurado estuvo integrado además por la diseñadora Idania del Río y la periodista Ivet González. (2020)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.