Cuba fuera del closet

Así se titula una serie audiovisual concebida para YouTube, que busca sensibilizar y educar sobre los derechos de las personas LGBTI en Cuba.

Disponible en el canal de YouTube Afro-Cuban United, la serie relaciona las sexualidades diversas con la cultura afrocubana,

Foto: Tomada de Afro-Cuban-United

La Habana, 27 jun.- Creadores de diferentes generaciones realizan la serie Cuba, out the closet (Cuba, fuera del closet), para mostrar las interioridades e historia de la comunidad de lesbianas, gays, bi trans e intersexuales (LGBTI) en esta isla caribeña, al resto de la población.

Disponible en el canal de YouTube Afro-Cuban United, la serie relaciona las sexualidades diversas con la cultura afrocubana, para respetar así el tema y la audiencia del canal, explicó a la Redacción IPS Cuba, Carlos Reyes, youtuber y guionista de la serie.

Con un capítulo cero y otro en edición, el proyecto cuenta hasta el momento con nueve episodios, de entre 12 y 25 minutos, y abarca diferentes aristas, actividades y espacios de esa comunidad, tradicionalmente silenciada en los medios masivos de comunicación.

El equipo, integrado también por Jancel Moreno, del proyecto Dame la Mano, y Benito Cintado, investigador del estatal Centro Provincial de Patrimonio Cultural de La Habana, se propuso “abordar las temática desde otra óptica y no caer en el mismo discurso de aceptación e inclusión per se”, dijo Reyes.

 

Filmar en Cuba

De acuerdo con Reyes, no han sido pocas las dificultades enfrentadas por el proyecto. “Aun cuando la serie fue pensada para YouTube, requiere una inversión económica importante para poder trasladarnos por todo el país”, dijo.

Agregó que los permisos siempre son un problema, “sinceramente ya yo desisto de pedirlos”, y evitan las grabaciones de noche por las dificultades para alquilar luces.

En busca de ampliar el alcance, el capítulo uno fue visto y debatido por especialistas y público asistente a un encuentro organizado por el proyecto Alianza Afro-Cubana.

La serie está en la preselección del LGTBQ Film Festival de Connecticut, y sorpresivamente, Cuba representa el 20 por ciento de la audiencia de la serie, después de Estados Unidos con un 30 por ciento y seguida de España, con siete por ciento.

 

A su juicio, relacionar este tema con la santería cubana es bastante novedoso a nivel audiovisual, así como sacar a la luz a artistas que son discriminados por su imagen u orientación sexual.

Como dato curioso, agregó, casi todas las filmaciones fueron hechas de primera toma y los entrevistados no tuvieron las preguntas por adelantado, lo que permitió “que la serie tuviera un aire de espontaneidad y los testimonios fueran lo más sinceros posibles”, compartió.

“Estamos prácticamente empezando…, por la pandemia tuvimos que parar las filmaciones por toda Cuba. Esperamos volver a la normalidad para seguir con nuestro trabajo. Nos falta la visión del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) y de otras personas, instituciones y proyectos”, anticipó.

Recorrido por Cuba

El capítulo cero fue parte de uno de los espectáculos del cabaret Las Vegas, dirigido por el maestro Carlos Rey, y trata acerca de los gay y los bailes afrocubanos, que además lleva un mensaje explícito de apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo, dijo.

En el primer episodio titulado Los gays en la santería cubana, el reconocido babalawo, investigador y escritor Tato Quiñones (1942-2020), en su última entrevista antes de morir, da su visión acerca de la homosexualidad dentro de las religiones afrocubanas.

El segundo, describió Reyes, es Santa Clara, capital gay de Cuba. Y está dedicado a esa ciudad del centro de Cuba, que históricamente ha sido un lugar inclusivo, gracias al Centro Cultural El Mejunje, que por más de 30 años ha trabajado en favor de la comunidad LGBTI, y al cabaret Cubanacán, que es hoy el centro nocturno más grande donde se presentan artistas transformistas.

Conociendo un trans cubano, el tercero, recoge la entrevista a Denet Oliva (Blancuchini), de Villa Clara, quien cuenta su historia y el trabajo que realiza junto a otras personas para llevar el arte del transformismo a zonas rurales y fomentar la idea de la inclusión y la diversidad.

La serie aborfa la tematíca LGBTIQ desde otra óptica.

El cuarto episodio capta el primer Tambor (aña) por la Diversidad en Cuba, celebrado el pasado 16 de febrero en el habanero barrio de Cayo Hueso, donde “con banderas de la comunidad LGBTI, religiosos y no religiosos, pedimos por el entendimiento, la paz y la comunicación efectiva entre la comunidad y el resto de la sociedad cubana”, comentó el guionista.

En tanto, en el quinto episodio, el investigador Avelino Couceiro explica por qué El Vedado ha sido el epicentro de la comunidad gay en la capital, donde son protagonistas en la emblemática heladería Coppelia, la escuela de ballet y el cine Yara.

De acuerdo con el youtuber, en el capítulo seis, regresa Quiñones, quien en la segunda parte de la entrevista explica su posición acerca del matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción.

Ocupa el séptimo episodio una entrevista a Haila Barani, entre las transformistas más conocidas de La Habana, quien por más de 20 años ha defendido su imagen dentro de la comunidad LGBTI en Cuba.

“Él explica la diferencia entre transformista, travesti y transexual, cómo asimila el público no-gay los espectáculos de transformistas, las ventajas y desventajas de ser un travesti negro, y consejos para los jóvenes que quieren entrar al mundo del transformismo”, comentó Reyes.

Comunidad LGBTI por dentro

La serie le ha permitido al equipo acercarse y adentrarse en las complejidades de estas realidades, así como a tópicos de actualidad, entre ellos la lucha por los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales.

“Jancel, Benito y yo representamos tres diferentes generaciones de cubanos. En mi caso, fue una sorpresa ver tantos jóvenes en Cuba, llamados activistas independientes, dentro de la comunidad LGBTI que, en muchos casos, tienen visiones encontradas acerca del tema, incluso ciertas corrientes extremistas y fundamentalistas que no ayudan mucho al entendimiento”, explicó.

Pero, opinó, en general la mayoría aboga por que se apruebe el matrimonio entre personas del mismo sexo como paso fundamental en el reconocimiento de los derechos de la comunidad LGBTI.

La explicación que la santería da sobre la homosexualidad y su posición como religión inclusiva es muy valiosa, si se tiene en cuenta su alcance en Cuba, en contraposición a las iglesias evangélicas, que hicieron campaña contra el artículo de la constitución que habría permitido las uniones entre personas del mismo sexo, consideró. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.