Cubanas renuevan su agenda en la Marcha Mundial de las Mujeres

Representantes de la sociedad civil estimulan el activismo digital feminista y la amplia mirada hacia los cuidados, según las experiencias de la pandemia.

Representantes de varios sectores de la sociedad civil integran el Capítulo Cubano de la Marcha Mundial de las Mujeres.

Foto: Tomada del sitio web Cubanas Capítulo Cubano de la Marcha Mundial de las Mujeres.Marcha

La Habana, 15 sep.- Readaptarse para construir espacios más equitativos, acceso igualitario a la tecnología, incrementar el activismo digital, ensanchar la mirada hacia los cuidados, reinventar acciones, articulaciones y alianzas fueron propuestas de las cubanas participantes en el XII Encuentro Regional de la Marcha Mundial de las Mujeres en las Américas.

Informa el sitio web del Capítulo Cubano de la Marcha Mundial de las Mujeres que en este encuentro virtual, celebrado los días 10 y 11 de septiembre, las delegadas de la isla analizaron experiencias y desafíos comunes como la construcción de identidad de sujeto político que apuesta por lo colectivo.

Asimismo, respecto a la diversidad organizativa y generacional en el interior del movimiento feminista, recomendaron la inserción de jóvenes y el logro de liderazgos sin conflictos intergeneracionales.

Por otra parte, las representantes de la sociedad civil de la nación caribeña hicieron énfasis en la visión de la economía feminista desde las prácticas y la comprensión de la importancia del trabajo de base.

En torno al tema de los cuidados resaltaron que durante la pandemia de covid-19 se “ha reforzado el regreso a los hogares, por tanto, es mayor la sobrecarga doméstica de las mujeres y esa división entre el espacio público y privado, la producción y reproducción de la vida”, indicó una publicación en el sitio web.

Temas y expectativas en agenda común

Varias plataformas digitales y redes sociales como Facebook replicaron las valoraciones de las participantes cubanas en el referido encuentro regional, que posibilitó la construcción colectiva de la agenda de la Marcha Mundial de las Mujeres con vistas a su XII Encuentro Internacional, previsto para octubre.

Para Marilys Zayas, periodista de la Editorial de la Mujer, resultan esenciales “temas como las luchas desde las diversidades contra el patriarcado, las luchas antirracista, anticapitalista, antimperialista y anticolonialista, contra todos los tipos de bloqueo; defender la sororidad entre las mujeres y la solidaridad entre los pueblos como imperativo para el mejoramiento humano”.

A juicio de Zulema Hidalgo, especialista del Centro de Reflexión de Debate Oscar Arnulfo Romero, este es un “espacio para continuar en la construcción de acciones e iniciativas contra la pandemia de la violencia de género, entendida como un problema estructural, social, de salud y de derecho”.

De acuerdo con Elpidia Moreno, coordinadora del Capítulo Cubano de la Marcha Mundial de las Mujeres, este encuentro permite conocer cómo afectan el capitalismo y los bloqueos a las mujeres, nuestra labor en tiempos de pandemia y cómo nos integramos, desde los movimientos sociales, desde los capítulos, para crear articulaciones y alianzas que permitan avanzar.

“Este espacio es vital para el momento que se vive a nivel global, principalmente porque recarga nuestra autoestima, nos sentimos acompañadas, compartimos nuestros saberes acumulados y posicionamos nuestras visiones en función de la construcción de agendas comunes”, apunta Mirell Pérez, docente del Instituto de Filosofía Galfisa.

Mujeres en marcha

La Marcha Mundial de las Mujeres constituye un movimiento mundial feminista al cual Cuba pertenece desde su fundación, en el 2000. Esta iniciativa sostiene reclamos globales de la lucha por la justicia económica, el cambio social y los derechos reproductivos, incluyendo la despenalización del aborto.

Resalta el sitio web del Capítulo Cubano de la Marcha Mundial de las Mujeres algunos “puntos fuertes” de este movimiento, entre ellos, lograr liderazgos sin estereotipos, violencias, ni reflejar y trasladar los mismos métodos y estilos usados en otras organizaciones políticas.

Otro aspecto relevante consiste en obtener desde la propia organización fondos y capacidad de autogestión que la ayuden a posicionarse y consolidarse como movimiento político.

Igualmente se reconoce la capacidad de la Marcha de actualizarse y construir sus acciones en función de los tiempos que corren y las demandas sociales con la mirada, el compromiso y la apuesta por la transformación social. (2021)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.