Falta de leyes, violencia y fatalismo frenan a personas trans en Cuba y Latinoamérica

Académicos del continente y activistas cubanos intercambiaron sobre los desafíos para otorgar todas las garantías jurídicas y protección que demandan las personas transexuales.

En la sede del Cenesex investigadores de la temática trans de Argentina, Uruguay y México, bajo la coordinación de Liam Durán, dialogan con personas transexuales cubanas y otros activistas.

Foto: IPS_Cuba

La Habana, 11 may.- Reconocer y representar las identidades trans, la violencia sufrida por las mujeres transexuales en las prisiones y los riesgos de asesinato, son algunas de las realidades que demandan una mirada más compleja al derecho y las políticas públicas sobre diversidad sexual y género.

En la sede del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), académicos y activistas de Uruguay, México, Argentina y España compartieron la víspera con un grupo de personas transexuales de Cuba en el “Espacio para el diálogo enredes”, que formó parte del programa de la 12da Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia.

El encuentro remarcó el carácter de subversión y resistencia de las identidades trans en cualquier sistema político.

“Tenemos que llevar más el activismo hacia la generación de  pensamiento, una filosofía trans que pueda incidir en los escenarios políticos”, disertó Alejandra Spinetti, activista e investigadora uruguaya.

 

Cuba en 82

La sede del Cenesex también recibió en esta jornada la exposición “Cuba en 82”, de Liam Durán. Este es un proyecto artístico que apoya la campaña “Rescribe la felicidad” del Cenesex , sobre los artículos 82 y 20 de la nueva Constitución cubana, aprobada en referendo popular, que giran entorno a los derechos de las personas LGBTQI y el matrimonio entre conyugues.

La muestra fotográfica con carácter documental presenta imágenes de familias en las que algunos de sus miembros poseen identidades de género no binarias u orientaciones sexuales diversas.

Para Spinetti, esa exploración teórica es esencial para romper con los modelos hegemónicos y coloniales que siguen estableciendo pautas binarias para el reconocimiento de este grupo poblacional en Latinoamérica.

En ocasiones, el ejercicio de visibilizar a las personas transexuales deriva en sí mismo en otra forma de exclusión y estereotipo.

“Hay que cambiar cierta imagen fatalista que acompaña en el cine o el teatro nuestra representación. ¿Por qué el personaje transexual siempre debe prostituirse, o estar preso?”, se cuestionó Yelieen Burgues Vera, médica residente en Oncología del Hospital Hermanos Almejeiras, de la capital cubana.

Para esta joven, a la que acompañaba su pareja, el gran próximo reto es iniciar una segunda carrera en Derecho.

“En la televisión los prejuicios y la censura son terribles, cuantos años pasaron para que decidieran transmitir el documental “En el cuerpo equivocado” (2010, sobre la primera mujer trans cubana que accedió a una cirugía) y cuando lo hicieron fue a altas horas de la noche”, dijo Sissy García Rivero.

Para estas personas trans, las protecciones a su identidad deben venir de una legislación.

Liam Durán, coordinador de la Red Alma Azul-Transgéneros Masculinos de Cuba, señaló que  los problemas no terminan por tener derechos legales o apoyo político “y lo hemos visto en otros países de Latinoamérica”.

No obstante, el salto en  calidad de vida y seguridad para las personas transexuales en los países más avanzados en relación a legislaciones de identidad de género, como Uruguay, es considerable.

Spinetti advirtió sobre un fundamentalismo religioso que se extiende por Latinoamérica, y que Cuba vivenció durante el proceso de reforma constitucional, que no solo puede entorpecer el avance en materia jurídica también puede implicar un retroceso respecto a los derechos alcanzados.

Cada espacio además presenta sus propios retos. En prisiones existen una serie de vulnerabilidades que deben ser reconocidas, como el hecho de que las mujeres trans en estos ámbitos deban desempeñar un trabajo sexual o doméstico.

 

Premios Cenesex 2019

Durante la Gala Cubana contra la Homofobia, que se celebra cada año en el teatro habanero Karl Marx, la institución entregó el reconocimiento anual al escritor y diputado Miguel Barnet, la periodista Mileyda Menéndez, la documentalista Lissette Vila, al Sistema de Naciones Unidas en Cuba y al activista estadounidense Cleve Jones.

 

“Yo solo quiero que se respete la forma de ser de cada cual, porque tienen que ponerme un piyama de hombre, pelarme, ni permitirme usar ropa interior de mujer, y lo digo por experiencia”, contó a la Redacción IPS Cuba, Santiago Amador Soto (Kiala).

La experiencia mexicana es que la lucha por los derechos de identidad en los entornos de reclusión, solo cuenta con el activismo de la comunidad trans mientras que parece estar fuera de la agenda de otros grupos, como si existiera algún tipo de estigma en esa lucha, lamentó Ari Vera, activista trans de ese país.

Al inicio del encuentro, Manuel Vázquez Seijido, asesor jurídico del Cenesex, abogó por que “quienes hacen activismo en Cuba deben reconocer que más allá de visibilizarnos solamente en espacios festivos, este tipo de diálogos son muy valiosos para buscar la manera de crecer”.

Mientras continúa en redes sociales la convocatoria a una marcha alternativa en La Habana en defensa de los derechos postergados de la comunidad LGBTI en Cuba, como respuesta a la cancelación de la habitual Conga por la Diversidad del programa de la actual jornada, que es considerada la acción de mayor visibilidad de la comunidad.

En la oriental ciudad de Bayamo, activistas LGBTI y promotores voluntarios de salud sexual sí lograron realizar el pasacalle que cada año realizan como parte de la jornada, y con el apoyo de las autoridades locales, compartió el activista Omar Parada. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.