Reflota en internet debate sobre matrimonio igualitario en Cuba

La posibilidad de que Cuba legalice alguna opción de unión para personas del mismo sexo ha marcado la reforma constitucional 2018-2019.

Activistas LGBTI en una de las actividades organizadas en la Jornada contra la homofobia. El reconocimiento del matrimonio igualitario ha provocado diversas reacciones en las redes sociales de la isla caribeña a partir de la consulta popular para debatir el Proyecto de Constitución.

La Habana, 11 ene.- Un reporte sobre el matrimonio publicado en la revista televisiva de alcance nacional Buenos Días, provocó una fuerte polémica en las redes sociales sobre los derechos de las lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales (LGBTI) en el contexto de la reforma constitucional.

Las personas coincidieron en calificar el trabajo periodístico, televisado la víspera, de excluyente porque solo abordó la unión heterosexual, además de inadecuado en un momento de cambio constitucional, donde el reconocimiento del matrimonio igualitario ha provocado el rechazo de diversos sectores sociales.

“En medio de tanto debate sobre el matrimonio igualitario, sobre el difunto A68 y el renovado A82, a la revista solo se le ocurre poner un “reportaje” rastrero acerca de las tradiciones y costumbres más superficiales del matrimonio”, escribió en Facebook el periodista Andy Muzalf.

Muzalf aludió a la eliminación del proyecto constitucional del artículo 68, que definía al matrimonio como “la unión entre dos personas”, y la creación del artículo 82 en la Constitución que se someterá a referendo el 24 de febrero, que lo conceptualiza como “una de las formas de organización de las familias”.

Entre los asuntos tratados en el reporte estuvieron, continuó el periodista, que “si el velo debe ser de tal tamaño, si el novio no puede ver a la novia antes de la ceremonia y otras tonterías harto conocidas”.

Esos comentarios motivaron inmediatas reacciones de varios internautas, quienes lamentaron la persistencia de la homofobia en el país y la escasa comprensión del derecho de las personas no heterosexuales a casarse o al menos unirse legalmente.

La caja de Pandora

El intercambio destapó el abordaje, tal vez por primera vez con alcance público, del estado actual del activismo LGBTI en Cuba y su capacidad de presión a las autoridades, en comparación con el segmento religioso, que hizo campañas en contra del artículo 68 del proyecto constitucional.

“En el reportaje tomaron la opinión de un sacerdote católico”, destacó en Facebook el activista por los derechos sexuales Alberto Roque. “¿En qué país estamos viviendo? ¿Dónde están los verdaderos autores políticos de esta cruzada fundamentalista?”, indicó.

Para José Fernando Freire, ahora, “cada vez que (las iglesias) quieran salirse con las suyas solo harán la campaña que hicieron con nosotros y el Estado obedecerá”.

Freire aludió al proselitismo de un conglomerado de iglesias que condujo, en parte, al rechazo al artículo 68.

Este internauta lamentó que, “nosotros, los gay, estemos tan desorganizados y no sepamos hacer bulla y campaña”.

La preocupación de Christian Leyva, por su parte, es el efecto de péndulo que se está produciendo en la sociedad cubana “formando dos bandos muy radicales”, que “caricaturizaría como `los gays comunistas´ contra `los evangélicos oscurantistas´”.

Leyva, quien se declaró hetero de centro izquierda, responsabiliza a esta tendencia de crear una imagen estigmatizada que provoca que al oír cristiano, se piense en “inquisidor homófobo, machista, con ínfula de burgués”, mientras que al escuchar gay se relaciones con “estalinista feminazi depravado”.

Por su parte, Rafael Suárez consideró que la escasez material en Cuba ha provocado en “peligroso retroceso en todos los órdenes” y “una involución en el modo de pensar”.

A su juicio, “la religión le gana la partida a la ciencia, el rancio conservadurismo se arraiga ahogando los brotes de modernismo tímido que alguna vez quiso salir a la luz”.

Roberton Pérez calificó el debate de excelente y consideró que “hay una realidad que jamás será trasmitida por esos medios de difusión del pasado, que por responder a determinados intereses han sido desplazadas por un espacio más abierto y democrático que son las redes sociales”.

Prensa o medios de difusión

El debate sobre el reporte y sus implicaciones en las redes cayó además en otro de los puntos neurálgicos de la realidad cubana: la prensa, su objetividad y equilibrio.

“¿Dónde está la vocación crítica de nuestra prensa estatal o la preocupación por las agendas públicas?”, apuntó Muzalf, para quien el reporte estuvo “totalmente parcializado y con un fuerte discurso heteronormativo”.

Para Leyva, “lo que es incorrecto es que no pongan nada sobre el vuestro y que no sincreticen en un mismo show o reporte ambos tipos de amor”.

A propósito de este reporte, salieron a relucir también las censuras y presiones hacia periodistas que abordan temas considerados “incómodos”.

Lázaro Javier Chirino indicó que la verdadera autonomía de los medios de comunicación no existe y aunque los directores son los responsables de lo que se publica, la práctica demuestra que no es así. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.