Transformistas dicen no a la violencia machista en Cuba

A la par del programa nacional, diferentes proyectos independientes también realizan actividades por los 16 días de activismo mundial contra la violencia machista.

El proyecto Afrodiverso trabaja lo que tiene que ver con la comunidad LGBTI, lo afro y contra las diferentes manifestaciones de violencia.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 4 dic.- En el escenario son personas diferentes a las que día a día caminan por las calles, luego de que aprendieran las técnicas fundamentales del transformismo en varios encuentros organizados por el proyecto Afrodiverso, que también abordó la violencia machista.

La idea de esta experiencia formativa la tuvo Argelia Fellové, coordinadora general de Afrodiverso, una iniciativa dirigida al empoderamiento de la comunidad desde el arte, que busca mejorar la calidad de vida de diferentes grupos etarios en el barrio de Párraga, en la periferia habanera.

“Este es el segundo encuentro de formación de personas transformistas, digo personas porque es un evento inclusivo y la convocatoria fue a partir de quienes se acercaron para que compartiera mi experiencia y las ayudara a formarse y, desde ese arte, defender a la mujer negra”, dijo Fellové a la Redacción IPS Cuba.

Valor añadido

No fue por gusto la fecha escogida. Gracias a la sede colaborativa de Casa Tomada MirArte, en la habanera barriada de Marianao, Argelia formó en noviembre a cuatro personas, con escasos recursos y sin fines de lucro, solo con su experiencia en el transformismo masculino.

“Escogí esta fecha porque estamos haciendo una jornada por la no violencia. En cada sesión, tocamos una temática asociada a la violencia, el maltrato entre mujeres lesbianas, el machismo, el hembrismo, violencia doméstica y cómo no replicar los estereotipos masculinos sociales, buscando que este transformismo no reproduzca al macho hegemónico”, dijo.

El proyecto encontró el apoyo de de Casa Tomada MirArte, de Marianao.

“Estamos buscando eso y deconstruir muchas cosas, porque hay muchaches que no tienen las herramientas necesarias para debatirlo y se las hacemos llegar, junto a elementos de expresión corporal, desde la calle hasta el escenario, desplazamiento, doblaje, maquillaje, comunicación y relaciones interpersonales”, insistió.

En ese empeño, encontraron el apoyo de Casa Tomada MirArte. Myrna Padrón, su fundadora, declaró que uno de los objetivos de la casa es que se convierta en una residencia para artistas y activistas.

“Nosotros también trabajamos lo que tiene que ver con la comunidad LGBTI, lo afro y contra las diferentes manifestaciones de violencia. Hemos tenido aquí artistas conocidos y no. Para todo lo que es afín con nosotros, pues tenemos las puertas abiertas”, destacó la lideresa periférica.

Multiplicarse

Las personas que participaron en los encuentros de noviembre no tenían una preparación previa, pero subieron al pequeño escenario de la sede de Casa Tomada MirArte, como si lo hubieran hecho desde siempre.

Como en una experiencia anterior de pasarela de transformismo infantil, dijo Fellové, “tengo niñas que están incursionando en el arte del transformismo, voluntariamente, consentidas por sus padres”.

Jocelyn García, de 10 años, declaró: “estoy aquí porque me gusta transformarme, sin que la gente juzgue a las otras personas. He aprendido con Argelia, quien me ha enseñado y me ha llevado a las otras actividades de transformismo, siempre con el permiso de mi mamá. Me ha enseñado a no tener pena ni miedo, porque de lo contrario, me sale mal la actividad”.

Este es el segundo encuentro de formación de personas transformistas.

“Me uní porque quería experimentar más cosas, quería ser yo… quiero hacer más proyectos. Nunca había tenido esa proyección y ahora me siento feliz, tenía mi sueño, pero antes nunca lo había podido realizar, no había capacidad para nosotros ni donde poder ejercer”, dijo Estela Gómez, de 52 años, quien se presenta como Reinier, el Niño.

“Nos pusimos ahí y por 15 días estuvimos ensayando… tengo más proyectos, voy a hacer baladas, tanto en español como en inglés, salsa también y cosas humorísticas. Esta es mi primera actuación, pero me sentí muy cómoda, confié en mi yo interno, me gusta la carrera y quiero desempeñarme en ella”, agregó.

En su primera vez en el escenario, Stuart (Yasmina Stuart), de 51 años, encarnó a Michael Jackson. “Jamás en la vida lo había hecho y en corto tiempo aprendimos, escogí una canción a que me gustaba y el personaje de Michael Jackson, un ícono internacional. Deseo hacer otros personajes”, compartió.

Abrir caminos

Anteriormente, dijo Fellové, formó otras siete artistas transformistas, que para su beneplácito pudieron subir a escena en las Galas Cubanas contra la Homofobia.

“Con el cuarteto Habana, se dio la primera oportunidad del transformismo masculino de incursionar en escenarios cubanos, bajo mi dirección. Después de eso, participamos en un montón de espacios, pero tuvo un impacto a medias, porque muchas personas se fueron del público porque éramos mujeres”, comentó en la jornada final de las sesiones.

De acuerdo con Fellové, “el objetivo de este proyecto es que sepan cuántas potencialidades tienen las mujeres y de qué manera pueden proyectar tantas masculinidades como hay, y al mismo tiempo, los diferentes tipos de feminidades. Por tanto, me quedé inconforme, con toda la razón del mundo”.

Para ella, “el transformismo femenino tiene la ventaja de tener toda la parafernalia y elementos a la hora de actuar, que todo el mundo sabe que hay un transformista, pero cuando salimos las mujeres transformistas masculinos, nadie sabe que ahí hay una transformista, piensan que es un hombre”.

“Sigo impulsando el transformismo masculino en Cuba, no solo para visibilizarlo sino como expresión cultural a la que también tenemos derechos nosotras las mujeres, seamos lesbianas, bisexuales o no, pues no estoy encasillando este arte en la homosexualidad”, puntualizó.

Una muestra de su punto de vista fue la actuación en una Gala por la Vida, bajo la guía del director artístico Carlos Rey, en la que “hice un número también un poco rebelde: salir de aquel hombre que la gente veía y sacar a la mujer que está ahí, que presta el cuerpo para que ese hombre expresara su arte”, recordó.

Afrodiverso aspira a repetir este tipo de encuentro dos veces al año y lograr que las artistas lleguen a los escenarios en busca del reconocimiento y el empoderamiento económico. (2020)

Un comentario

  1. Argelia Fellove Hernández

    Excelente articulo Gracias por su dedicacion y firmeza. Felicidades. Este es un espacio donde claridad informativa prevalece.

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.