Activistas sociales defienden paradigmas anticapitalistas

El encuentro reunió a 400 representantes de organizaciones, movimientos sociales, proyectos comunitarios y centros de investigación de América Latina.

Archivo IPS Cuba

Estos talleres propician el intercambio entre el pensamiento crítico académico y los integrantes de los movimientos sociales y las organizaciones populares latinoamericanos.

La Habana, 17 ene.- Las transformaciones que experimenta Cuba por la reforma actual de su modelo económico deben mantener las garantías sociales y las ideas anticapitalistas, defendieron asistentes al XI Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios que sesionó del 13 al 16 de enero en esta capital.

Tras el anuncio de la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, el 17 de diciembre pasado, por los presidentes Raúl Castro y Barak Obama, profesionales de la academia y activistas sociales de la nación caribeña y América Latina mostraron preocupación por la permanencia del sistema socialista en el nuevo contexto.

«Hay muchos signos de esperanza, pero también antisignos contra los que debemos bregar y luchar», dijo el reverendo Raúl Suárez en la apertura de la cita organizada por el Grupo América Latina: Filosofía Social y Axiología (Galfisa) del Instituto de Filosofía de Cuba, el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr., la Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina y la organización no gubernamental catalana Entrepueblos.

Para el también diputado cubano, se vivió una batalla decisiva donde el principal héroe fue «el pueblo cubano», por su resistencia y el acumulado ético, moral, espiritual e ideológico tras más de 50 años de enfrentamiento con el país norteamericano.

Uno de los paneles realizados durante el taller bianual abordó las oportunidades y desafíos de los cambios que experimenta el país, orientados sobre todo hacia una mayor rentabilidad económica que amplía las opciones laborales del cooperativismo y el trabajo privado.

Para el filósofo Fernando Martínez Heredia, en la actualidad se agudiza la confrontación entre prácticas del capitalismo y socialismo en el país caribeño, atravesada por problemas como el apoliticismo y el olvido de los logros históricos de la Revolución Cubana de 1959.

Por su parte, la joven investigadora Mónica Baró, del Instituto de Filosofía, esbozó premisas para hacer frente a los retos del contexto, entre ellas la profundización del diálogo social, entender que la Revolución no solo es un gobierno sino una obra colectiva más amplia, perder el miedo oficial a la crítica y a reconocer los errores, entre otras.

Según la graduada de Periodismo, en Cuba existen dificultades para transformar las condiciones actuales y construir un país donde se pueda reproducir la vida mediante la praxis política y en igualdad.

«Muchas personas no encuentran manera de cambiar esas condiciones y participar en la política, pero creo que hay muchas posibilidades de hacer proyectos participativos que legitimen formas de acción social diferentes», consideró la educadora popular.

El panel realizado en la tarde del 15 de enero sumó también las voces del economista Enrique Molina, la presidenta del gobierno del municipio capitalino Centro Habana, Susana Acea, y el artesano cooperativista Carlos Martínez.

«La transformación revolucionaria es posible si ampliamos en todos los espacios de la vida social la solidaridad como acto liberador de construir juntos y juntas», significó Georgina Alfonso, directora del Instituto de Filosofía.

La XI edición del encuentro, convocado desde 1995, recibió a 400 activistas e intelectuales de movimientos, redes sociales y organizaciones populares de Argentina, Perú, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Alemania, Guatemala, México, Honduras, Nicaragua, Inglaterra, Uruguay, Venezuela, Puerto Rico y Cuba.

Con la propuesta de articular las luchas emancipatorias en el continente americano al poner en contacto a integrantes de movimientos sociales con el pensamiento social crítico, las y los participantes compartieron jornadas abiertas de intercambio desde una metodología participativa, horizontal y de educación popular.

Entre los puntos abordados estuvo la caracterización del escenario geopolítico de la región y las diversas formas de lucha anticapitalista, los desafíos de la izquierda latinoamericana, la implementación de saberes solidarios por los movimientos sociales, los sentidos éticos y políticos del feminismo, el movimiento por la justicia ambiental y la comunicación alternativa, entre otros.

Varios de los debates abordaron las desigualdades de género en el continente y defendieron el feminismo como premisa política de todos los movimientos sociales.

En opinión de Gilberto Valdés, miembro de Galfisa, la principal ganancia de estos encuentros es la alianza entre organizaciones cubanas y latinoamericanas.

«En Cuba existe una desconexión con los procesos de América Latina, donde están teniendo lugar experiencias de lucha anticapitalista en los territorios y nuevas maneras para organizar la vida sin excluir por decreto la lógica del mercado, pero planteándola de otra manera», opinó a la Redacción IPS Cuba.

A su juicio, el entorno neoliberal de la región ha cambiado desde la celebración de los primeros talleres, lo que impone nuevas alternativas de trabajo para las organizaciones de izquierda.

«Estos talleres colocan el paradigma de revolución cubana en una problematización de sí misma, desde el cuestionamiento de la necesidad de pluralizarse porque son muchas las emancipaciones pendientes», consideró a su vez la filósofa cubana Yohanka León.

Al cierre, las y los participantes del taller celebraron la creación de la Cátedra de Pensamiento Social Crítico Latinoamericano y Caribeño Franz Hinkelammert y debatieron sobre las posibilidades de trabajo de La Articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.