Nuevo libro reescribe la historia de un polémico artista cubano

El volumen está dedicado a Servando Cabrera Moreno, un creador cuya obra ha trascendido pese a sufrir injustas censuras y discriminación homofóbica.

Rosemary Rodríguez (izquierda) y Neida Peñalver (derecha), autoras del libro Mírame Así. “Habaneras” y “guajiros” (2017) de Servando Cabrera Moreno, editado por Ediciones Polymita, en la Ciudad de Guatemala.

Foto: IPS_Cuba

La Habana, 1 oct.- Como un acercamiento diferente, que incluye un análisis socio histórico y una mirada con perspectiva de género, el libro Mírame Así. “Habaneras” y “guajiros” de Servando Cabrera Moreno redescubre la vida y obra del polémico ícono de la plástica cubana.

La presentación del volumen, de las autoras Rosemary Rodríguez y Neida Peñalver, tuvo lugar el 27 de septiembre último en el Museo Nacional de Bellas Artes, en la capital de la nación caribeña.

“Siempre han existido muchas discusiones acerca de lo que significaron las habaneras y guajiros en la obra de Servando, una serie que comenzó cuando él llevaba un tiempo alejado de los circuitos más importantes, debido a la censura de sus obras eróticas y homoeróticas”, dijo Peñalver a la Redacción IPS Cuba.

Varias personas asistentes a la presentación del volumen resaltaron la riqueza expresiva de la obra de Servando Cabrera Moreno.

Foto: IPS_Cuba

Agregó que en el texto “proponemos una serie de interrogantes para reflexionar en dos direcciones: las obras (de Cabrera Moreno) son ingenuas, miméticas y repetitivas como afirman algunas personas o tienen una impronta muy fuerte desde lo social, con una interpretación inquietante de la realidad que cuestiona todo el tiempo los cánones”.

Comentó que “el libro contiene una mirada que enfoca siempre el contexto, porque aborda las creaciones de un artista muy preocupado por los sucesos más trascendentes del momento que le tocó vivir”.

El volumen incluye reseñas, críticas, entrevistas, fotografías y otros textos, muchos de ellos inéditos.

Foto: IPS_Cuba

La joven historiadora, quien labora como investigadora en el Museo Biblioteca Servando Cabrera (1923-1981), explicó también que Mírame… “forma parte de una serie temática que aborda la obra del creador, y en este caso particular incluye reseñas, críticas, entrevistas, fotografías y otros textos, muchos de ellos inéditos”.

De igual modo, el volumen “recoge una biografía actualizada, está ilustrado con obras de Servando y contiene un capítulo dedicado a resaltar todo lo que se ha hecho en los últimos tiempos desde nuestra institución, y en colaboración con otras, para promover el legado de este autor”.

Peñalver mencionó que “un próximo proyecto podría ser la confección de un catálogo de la obra de Servando, un proyecto ambicioso, porque fue un artista prolijo, cuyas creaciones están dispersas muchos lugares de Cuba y el mundo”.

Por su parte Rosemary Rodríguez, apuntó que “el libro es un esfuerzo colectivo, de años, que responde al interés en documentar en un mismo producto una buena parte de la obra de Cabrera Moreno, que ya había sido analizada por otras personas”.

La historiadora del arte resaltó que “tal y como sucedió con Servando Cabrera en 1975, cuando expresó que su exposición dedicada a las mujeres era una feliz coyuntura, quizás Mírame… es otra feliz coyuntura, porque el museo-biblioteca está cerrado, lo que permitió al equipo de investigación poner todo su empeño en el volumen”:

La presentación del texto estuvo a cargo del historiador y antropólogo Julio César González Pagés, quien enfatizó que “Servando Cabrera Moreno vivió poco, pero hizo mucho por mostrar un arte inquieto, lleno de exhortaciones diversas para cualquier época de la vida de nuestro país”.

Para el catedrático, “las figuras protagonistas de la nueva iconografía revolucionaria, como el pueblo y las masas populares, emergen en sus lienzos con campesinos, mujeres jóvenes, milicianos y gente sencilla, que son mostradas como personas fuertes, sensuales, vigorosas y de una visualidad exquisita”.

Además señaló que “las mujeres representadas en las creaciones alcanzan muchos entornos heroicos y épicos, pero todos relacionados con una cubanía muy cercana a su Patria más chica, que fue La Habana”.

Opinó que “los hombres son mostrados como personas vivas, llenas se sensualidad y erotismo”.

“Por esa razón pedimos al museo que lleva su nombre que nos cediera una de las imágenes para el primer foro de masculinidades y sexualidad que se creó en Cuba, en el año 2005, en el Centro Nacional de Educación Sexual”, rememoró el fundador del grupo académico Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades.

A su juicio, Cabrera Moreno “sembró arte para las futuras generaciones de la plástica cubana más allá de las injustas censuras, preceptos homofóbicos y enfermedades cardiovasculares que apagaron su vida”. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.