Microbecas apoyan iniciativas de desarrollo local

El Programa de Innovación Agropecuaria Local propicia la participación campesina y la aplicación de la ciencia en el surco.

La provincia de Pinar del Río fue la cuna de PIAL, que hoy beneficia a 45 municipios cubanos.

Foto: Jorge Luis Baños

Sancti Spíritus, Cuba, 9 ene.- Yuliet Solenzal vive en una finca en Sancti Spíritus, a 360 kilómetros al este de La Habana. Tras varios cursos sobre conservación de alimentos, pudo aplicarlos conocimientos en la práctica gracias a una beca del Programa de Innovación Agropecuaria Local (PIAL). 

“No podíamos aprovechar al máximo todos los productos de nuestra finca agroecológica. Un nivel de la producción de tomate se desperdiciaba porque no teníamos como procesarloy conservarlo”, contó a la Redacción IPS Cuba.

PIAL, que cuenta con financiamiento de la cooperación internacional,tiene un fondo para apoyar iniciativas de los productores, explicó Yaíma Hernández, profesora universitaria y coordinadora de género del proyecto.

“Yuliet hizo una argumentación y un presupuesto. Varios integrantes analizaron el texto y decidieron aprobarlo. El pasado año se concedieron cinco dotaciones a mujeres, que lo solicitaron para potenciar su desarrollo y autonomía”, agregó.

Solenzal recibió recursos para sembrar 2,6 hectáreas con el fin de conservar los alimentos obtenidos en un ciclo cerrado, es decir, desde su producción hasta su comercialización.

Yuliet Solenzal cumple su sueño de no perder ningún alimento que cosecha en su finca.

Yuliet Solenzal cumple su sueño de no perder ningún alimento que cosecha en su finca.

“Con la microbeca, pudimos adquirir instrumentos imprescindibles como coladores, embudos, mangueras, calderos y utensilios, que nos permiten hoy conservar el alimento y envasarlo en recipientes plásticos y de vidrio”, agregó.

“El mango pierde propiedades y saboren refrigeración”, señaló. “Nosotros, en cambio, los tenemos ahí por más de un año, guardados en diferentes envases”, reveló.

El microfinanciamiento les facilitó adquirir tártaras plásticas de diferentes medidas para los alimentos deshidratados con secado solar, mientras que los de cristal se dedican a las pulpas y la conservación en vinagre, aceite y almíbar, como los trozos de mango y de piña.

Perteneciente a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Diez de Octubre, la finca aporta más producciones para el beneficio de la familiae ingresos superiores.

Los platos que elaboran a partir de yuca fueron presentados y premiados en la Feria de Conservación de Alimentos, un encuentro nacional celebrado en 2015 en el pueblo de Perico, de la provincia occidental de Matanzas.

“Cuando recibes un conocimiento y no lo desarrollas, no cumple ningún objetivo. Nosotros extendemos lo que sabemos a otros productores”, dijo.

De acuerdo con Nelson León, coordinador de PIAL en Sancti Spíritus, el proyecto funciona en diez provincias del país, coordinado por el estatal Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas para preparar a los productores en técnicas agroecológicas.

El objetivo de PIAL es contribuir a mejorar la calidad de vida de mujeres y hombres mediante el fortaleci¬miento de los sistemas locales de innovación agropecuaria en 45 municipios cubanos, con ejes como diversidad genética y tecnológica, género, adaptación y mitigación al cambio climático y trabajo con jóvenes.

La estrategia de género del programa tiene un enfoque positivo, basado en que la equidad de género es buena para mujeres, hombres y familiares. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.