Gobierno electrónico da los primeros pasos en Cuba

Centro Habana inaugura la primera plataforma infocomunicacional con carácter municipal en la isla caribeña.

Muchos de los sitios que se autodenominan de gobierno electrónico en Cuba cuentan con poca participación ciudadana.

Foto: Tomada de http://www.redpinar.cu/es/

Gestionar y acompañar las prioridades de desarrollo a nivel local o nacional, desde bases comunicativas, es un objetivo aún en ciernes en las estrategias gubernamentales en Cuba.

La experiencia de gobierno electrónico en la nación caribeña apenas rebasa la primera parte de sus etapas: a la mera presencia en redes le falta interactividad y verdaderos espacios de intercambio y circulación de información.

Hasta el momento los ejemplos de e-gobierno en el país se limitaban a la existencia de varios sitios web de orden ministerial, que apenas servían de muro informativo para las y los usuarios. A ello se sumaban par de sitios web de provincias como Pinar del Río con un Portal del Ciudadano donde, en verdad, acude poco la ciudadanía.

Pero ahora llega ¿Qué pasa en Centro Habana?, una plataforma de gestión intercomunicacional que, desde el mismo título, pretende romper barreras burocráticas y construir un entorno legítimo para la gobernabilidad electrónica desde prácticas de circulación de información y transparencia institucional en este populoso municipio de la capital.

En Centro Habana

El sitio web, con par de meses en funcionamiento, nació de una experiencia de investigación interdisciplinar y metodológicamente bien estructurada, como parte del proyecto “Enredes, Información y Comunicación para la Gestión del Desarrollo Territorial”, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana (FCOM).

Con un interface de diseño amigable, el sitio pretende perfeccionar la praxis de administración pública cubana en escenarios digitales.

La iniciativa prioriza, en su estructura web, la participación ciudadana. A disposición de los usuarios existen diversas opciones para comentarios, quejas y noticias. La audiencia también se ve reflejada en la galería de fotos, “Gente de aquí”, con interesantes propuestas gráficas de la vida cotidiana en Centro Habana.

Una de las principales novedades es que, desde el portal, el Poder Popular (gobierno local) del territorio compartirá las estrategias de desarrollo local y las actas de sesiones de la Asamblea junto con el presupuesto municipal. Todo ello en ejercicio de una transparencia política pocas veces vista en espacios digitales cubanos.

Mapas organizados por necesidades de información puntuales también permiten a los usuarios conocer sobre servicios de salud y de alimentos, entre otras cuestiones básicas.

Niveles prioritarios de navegación son las categorías de Comunidad y Gobierno, donde las y los interesados pueden encontrar acceso a organizaciones, instituciones, vida social y cultural, estructuras gubernamentales, representantes y funciones.

De igual forma, se facilitan datos de contactos y documentación necesaria para procesos y trámites legales. En algunos casos, se pueden realizar procedimientos desde el espacio online.

No obstante, sus creadores insisten en que la plataforma no sustituye las rutinas tradicionales de atención a la población.

“El sitio web no reemplaza los mecanismos tradicionales, sino que aporta una opción más para el diálogo e el intercambio”, refiere Fidel Rodríguez, uno de los coordinadores del proyecto.

En el resto del país

Aunque la iniciativa capitalina no es el primer intento de gobierno electrónico en la isla, es pionera en gobiernos municipales de cara a las redes digitales, y en la aplicación de una metodología diferente.

Antes emergieron otros sitios web, entre ellos el Portal del Ciudadano en Pinar del Río, el de Granma, y el del municipio especial Isla de la Juventud.

En la mayoría de estas alternativas la gestión editorial es abrazada por los propios periodistas de los órganos oficiales de prensa provincial y municipal, en tanto el desarrollo de software corre a cargo de la estatal Empresa de Aplicaciones Informática (Desoft).

Otros proyectos parecidos a nivel nacional y en escalas todavía incipientes son el Sitio del Gobierno de la República de Cuba, así como los portales de los respectivos ministerios. En la mayoría de las variantes no sobrepasan la visión esencialmente informativa. Se enfocan hacia la primera fase del gobierno electrónico (presencia), aunque algunas pocas se han ejecutado en la segunda fase (interacción).

No obstante, en la generalidad, es limitada la posibilidad de la creación de cuentas personales o perfiles de usuario con el objetivo de profundizar en el diálogo entre los ciudadanos y el gobierno.

En la mayoría de los ejemplos, tampoco se cuenta con una estrategia implementada para la ejecución de trámites en línea ni la participación ciudadana de formas más periódicas.

Abrir los sitios web y tener gobierno electrónico no siempre conjugan en la misma oración. No basta con inaugurar los espacios digitales… se debe incrementar el acceso y participación ciudadana en dichos entornos.

Ello implica desde mejorar las condiciones de conexión a internet e intranet, hasta la capacitación y adiestramiento en las formas de participación en estos entornos hipermediales, tanto para los usuarios como para los servidores públicos y gestores de las distintas plataformas.

Así lo estructuraron en Centro Habana.

“La proyección del proyecto prevé, en una segunda etapa, acciones de alfabetización informacional y tecnológica para el ejercicio de la participación ciudadana así como la gestión y planificación participativas del desarrollo para actores vinculados a la ejecución de esos procesos”, explicó Fidel Rodríguez. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.