Tensión en industria del descanso

La llegada a Cuba de cuatro millones de visitantes extranjeros en 2016, cifra récord, pone bajo presión a la actividad de hoteles y aeropuertos.

La temporada alta imprimió un alza visible en dificultades para encontrar habitaciones disponibles en instalaciones hoteleras de Cuba.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Con otro récord anual de turistas, las miradas se estrechan desde el exterior, y puertas adentro, sobre un sector cubano que constituye tarjeta de presentación de una economía en apuros por la necesidad nacional de ingresos en moneda dura.

Por segundo año consecutivo, Cuba se anotó un salto importante en la recepción de visitantes extranjeros: recibió cuatro millones en 2016, según reportó el Ministerio de Turismo. El dato representa un crecimiento de casi medio millón, un 13,5 por ciento, sobre los visitantes del cierre del año previo. Y supera en un 6 por ciento el plan, informó el comunicado del Ministerio.

El ascenso acelerado de la industria del ocio comenzó hace dos años. Después de estancarse en 2014, la llegada de visitantes aumentó un 17,4 por ciento en 2015, para concluir en tres millones 524.779. La racha alcista comenzó inmediatamente después de anunciar Cuba y Estados Unidos, el 17 de diciembre de 2014, el inicio de conversaciones para normalizar las relaciones.

De acuerdo con la Oficina Nacional de Información y Estadísticas (ONEI), en el primer semestre del 2016 la comunidad cubana en el exterior se mantenía en el segundo lugar de las visitas a este país, detrás del líder histórico, Canadá, mientras los estadounidenses habían escalado al tercer lugar de llegadas, con el incremento más fuerte de la temporada: un 79,7 por ciento por encima de similar período del año anterior.

El ascenso de ciudadanos de EEUU ocurre, a pesar de leyes del bloqueo económico que solo les permiten viajar mediante licencias que no incluyen el motivo turístico.

Las obras de ampliación y modernización del Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana, urgen por un tráfico de pasajeros que alcanza niveles récord.

Las obras de ampliación y modernización del Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana, urgen por un tráfico de pasajeros que alcanza niveles récord.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Reflejo de las presiones que está ejerciendo el tráfico de pasajeros, antes de concluir el año, el Aeropuerto Internacional José Martí, de La Habana, informó de un récord en la llegada de extranjeros en vuelos comerciales.

Los viajes aéreos hacia la capital cubana se aceleraron en los meses finales del año, en coincidencia con la apertura de vuelos regulares a La Habana por ocho grandes aerolíneas de Estados Unidos: JetBlue, United Airlines, Delta y American Airlines, entre otras. En franca competencia también han inaugurado vuelos comerciales a esta ciudad compañías latinoamericanas, europeas, asiáticas y de otras regiones. La más reciente, Turkish Airlines, comenzó viajes a la terminal habanera el 20 de diciembre.

El Aeropuerto Internacional José Martí, por donde arriba más del 50 por ciento de los viajeros a Cuba, se encuentra próximo a colapsar. Incluido entre las prioridades de inversión, debe emprender obras de ampliación y modernización en alianza con las compañías francesas Bouygues Batiment International y Aeropuertos de París. Estas empresas firmaron el acuerdo para gestionar, además, la instalación bajo modalidad de concesión.

El turismo se ubica entre los sectores con mayor número de proyectos de inversión foránea desde que fue aprobada la nueva ley de inversión extranjera en 2014. Hasta marzo del presente año se encontraban en vigor 76 contratos con 17 firmas de otros países, dedicadas a administrar el 60,5 por ciento del total de la capacidad de alojamiento del país.

A la par se implementa un ambicioso programa de inversiones constructivas para incrementar la capacidad hotelera, que cuenta en estos momentos con unas 65.000 habitaciones en hoteles y otras 17.000 en hostales y casas del sector privado.

De acuerdo con el Plan del actual año, presentado en diciembre ante la Asamblea Nacional del Poder Popular por el ministro de Economía, Ricardo Cabrisas, el programa de inversiones prioriza el desarrollo del turismo de La Habana, Varadero, Cayería Norte y Holguín (Ramón de Antilla). Uno de los sectores en que el gobierno planifica mayor crecimiento económico este año es la actividad de hoteles y restaurantes, con un ocho por ciento por encima de 2016.

La ampliación de capacidades resulta clave para asumir este crecimiento acelerado del turismo, que ascendería a 4,1 millones este año, de cumplirse las previsiones del Ministerio de Turismo. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.