Estereotipos limitan acceso de cubanas a cargos de dirección

Los roles de género están relacionados íntimamente con la división sexual del trabajo y definen lo que socialmente se espera que hagan mujeres y hombres.

En múltiples espacios de debate se promueve la incorporación de las mujeres al espacio público y a cargos de dirección.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 16 jul.- Los procesos de selección para cargos de dirección en el área de la Salud Pública cubana están signados por una representación estereotipada que coloca a las mujeres en una posición de desventaja con respecto a los hombres, revela un estudio.

Ello sucede pese a que los requisitos para ser seleccionados como cuadros son los mismos con independencia del sexo y están definidos en las normas, resoluciones y decretos leyes vigentes en el país.

Así lo afirma el artículo “Representaciones socioculturales de género y la promoción de cuadros en el sector de la salud (2013-2016)”, publicado en el No.2/2017 de la Revista Cubana de Salud Pública.

Sus autores Ana Rosa Jorna, de la Escuela Nacional de Salud Pública, y Pedro Luis Véliz, del Consejo Nacional de Sociedades Científicas de la Salud, manifiestan además que en los discursos de los cuadros se advierte una marcada influencia de las culturas sociales e institucionales relacionadas con los procesos de promoción femenina.

En el caso de los hombres, las frases estuvieron marcadas por las representaciones asociadas a las responsabilidades de las mujeres con la atención a los hijos y no con el reconocimiento a una cultura androcéntrica, como sí lo hacen ellas, compararon.

Advierten ambos que en la actualidad “son poco frecuentes los estudios relacionados con los procesos de promoción a los cargos de dirección y los que profundizan en las condicionantes que influyen en una menor presencia de las mujeres en los cargos decisorios en el sector de la  salud”.

A su juicio, conocer las perspectivas de las personas vinculadas de forma directa o indirecta con este proceso en los diferentes niveles de dirección, constituye un punto de partida para definir las estrategias y acciones a seguir en aras de favorecer la presencia femenina en cargos directivos.

Ello cobra especial importancia en un organismo como Salud Pública, con un predominio femenino en su fuerza de trabajo y que desarrolla un proceso de perfeccionamiento y de reorganización de las estructuras de dirección, agregan.

Para arribar a tales conclusiones, los investigadores desarrollaron una pesquisa de 2013 a 2016, basada fundamentalmente en el paradigma cualitativo.

Crearon tres grupos de trabajo para la búsqueda de significados, comprensión de la experiencia vivida e interpretación conceptual de los participantes en relación con los requisitos para la selección de los cargos de dirección y los factores que influyen en la promoción de cuadros.

La revisión documental confirmó la existencia de requerimientos generales para aspirar a promociones como el comportamiento ético laboral y personal, la capacidad de dirección y organización y el grado de conciencia y la responsabilidad ante el trabajo.

Asimismo figuran el dominio y conocimiento de la actividad que va a dirigir, el nivel profesional o técnico adecuado, los resultados satisfactorios en el trabajo, además del prestigio y reconocimiento social.

No obstante, Jorna y Véliz precisan que los procesos de selección de cuadros en las instituciones de salud cubanas están mediados por factores relacionados con el sistema de valores, normas y creencias, así como elementos de una cultura androcéntrica que colocan a las mujeres en desventaja, debido a la latencia de los roles de género construidos socialmente.

Para las mujeres directivas existe una incongruencia clara entre su rol de género asignado socialmente y la función administrativa lo cual les impiden o dificulta que ocupen cargos directivos, según reconocieron muchas de ellas.

Recordaron asimismo que la experiencia es un requisito relacionado con los procesos de selección y el desarrollo de la carrera profesional, algo que las pone en desventajas afectadas por la ruptura de períodos de la actividad laboral y de dirección relacionados con el ciclo de la vida, la maternidad y el cuidado de los hijos, ancianos o ambos.

Esta es una de las razones por las cuales las mujeres con frecuencia se encuentran atrapadas en relaciones de doble vínculo, al no cumplir con la expectativa social en su rol de madre, esposa, hija, y por otro lado tratar de demostrar que pueden ocupar la dirección, valoran los autores.

La incorporación de las mujeres al espacio público y a cargos de dirección constituye un tema de análisis en múltiples espacios de debate y donde se promueve la necesidad de acciones para disminuir las desigualdades e injusticias a las que han sido sometidas a lo largo de la historia en los ámbitos laboral, económico, político y social.

La Conferencia Mundial de Nairobi (1985) reconoció que la participación de la mujer en la adopción de decisiones y en la gestión, no solo constituía un derecho legítimo, sino que se trataba de una necesidad social y política que tendría que incorporarse en todas las instancias de la sociedad.

En la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995), se expresaron acciones y propuestas políticas, se examinó la necesidad de trasladar el centro de atención de la mujer hacia el tema de género, y se abogó por reevaluar las relaciones entre mujeres y hombres en las estructuras sociales.

A partir de entonces, el Consejo de Estado de Cuba puso en vigor el Plan de Acción Nacional con cerca de 90 acciones dirigidas a desarrollar políticas en pro de la igualdad que posibiliten el acceso de las mujeres a niveles de dirección superior, sobre todo, en los organismos con predominio de ellas y a evaluar periódicamente sus resultados. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.