Exposición fotográfica en La Habana reivindica la paternidad responsable

Llamada Papás suecos… Papás cubanos, la muestra fue colocada en una concurrida zona del Casco Histórico habanero.

“Por responder a esa construcción hegemónica, los hombres se pierden momentos importantes de la vida de sus hijos e hijas”, asegura el historiador y antropólogo Julio César González Pagés.

Foto: IPS_Cuba

La Habana, 18 mar.- Fotografías de hombres que ejercen una paternidad responsable, cuidadora y afectiva, alejada de los patrones tradicionales y machistas, atraen las miradas de quienes visitan una de las zonas más concurridas en el Casco Histórico de la capital cubana.

Las rejas del Castillo de la Real Fuerza acogen la exposición Papás suecos… Papás cubanos, del habanero Néstor Martí y el sueco Johan Bävman, cuyas instantáneas serán exhibidas hasta el venidero 8 de mayo.

“Estas obras son un regalo para reflexionar sobre lo que nos falta por lograr en cuanto a la igualdad de género, sobre todo hacia dentro de los hogares”, expresó María Machicado, representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Cuba, durante la inauguración, el pasado 8 de marzo.

“Aunque en Cuba celebramos los grandes avances de las mujeres, también reflexionamos sobre los que nos falta por lograr, y el tema de la paternidad responsable es uno de los retos”, agregó la diplomática.

En su opinión, “cuando se mira hacia los hogares para comparar el tiempo que dedican hombres y mujeres al cuidado de hijos e hijas, quedan muchas deudas aún por saldar”.

También mencionó que, “lamentablemente, en la mayoría de los casos, cuando un hombre se acoge a una licencia para cuidar de su descendencia o dedica mucho tiempo a esa labor, suele ser por ausencia de la madre, no porque piense en la importancia de la corresponsabilidad”.

Al respecto, comentó que “en una encuesta realizada en 2014, solo 18 por ciento de los padres con niños o niñas entre 36 y 59 meses participaban con regularidad en el cuidado y la educación de sus niños o niñas”.

Para Machicado, “es muy importante que los padres se involucren más, promoviendo el apego, la nutrición, los ambientes sanos y seguros”.

Especialistas afirman que el concepto de “buen padre” se asocia, sobre todo, al cumplimiento del rol de proveedores económicos del hogar.

Foto: IPS_Cuba

Machismo y paternidad

Durante la inauguración de la muestra se desarrolló un panel, con la presencia de la jurista Lisy Alina Jorge, el historiador y antropólogo Julio César González Pagés y el especialista en masculinidades Yonnier Angulo, quienes reflexionaron sobre la costos del machismo para los padres cubanos.

Según González Pagés, “aún los conceptos de buena madre y buen padre están mirados desde perspectivas diferentes, porque mientras a ellas se les asocia más a lo afectivo, a los hombres se les exige más cumplir con el rol de proveedores”.

Incluso, rememoró que hace algunos años fracasó el intento de confeccionar un dosier con imágenes de padres y su descendencia, una experiencia que no contó con hombres dispuestos a ser fotografiados.

“Para ellos mostrarse públicamente como ejemplos de paternidad responsable no era motivo de orgullo”, porque temían “recibir burlas de otros varones, que por lo general asocian la cercanía con los hijos como algo femenino”, expuso el autor del libro Macho, varón, masculino. Estudios de Masculinidades en Cuba.

“Por responder a esa construcción hegemónica, los hombres se pierden momentos importantes de la vida de sus hijos e hijas”, enfatizó.

Con ello coincidió Angulo, para quien “el machismo pasa factura a los varones, porque no les permite valorar los espacios más íntimos, el hogar y el cuidado de la familia”.

Además, el coordinador de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades apuntó que el ejercicio de una paternidad responsable “es una forma de contribuir a la igualdad de género, a que las mujeres tengan más tiempo para desarrollar sus proyectos personales, sobre todo en el ámbito profesional”.

Por su parte, Lisy Alina Jorge, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, aseguró que “un niño con la presencia activa del padre en su vida tiene mayor autoestima, capacidad de adaptarse al medio y socializar, mejor salud emocional y física”.

“Y para los papás tiene igualmente efectos positivos, porque genera vínculos afectivos mayores, ganan confianza como padres y seres humanos”, concluyó.

La exposición Papás suecos… Papás cubanos es una iniciativa conjunta de la Oficina del Historiador de La Habana, la Embajada de Suecia y la Unicef. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.