Nuevo espacio web discute sobre matrimonio igualitario

El proyecto de nuevo Código de Familia, pendiente de ser analizado por el parlamento cubano, incluye las uniones legales entre personas del mismo sexo.

El sitio pudiera convertirse además en un lugar de encuentro para personas interesadas en el tema.

La Habana, 18 sep.- Un resumen de las propuestas para lograr las uniones legales de parejas del mismo sexo en Cuba y la convocatoria a que las personas no heterosexuales de este país casadas en el extranjero compartan sus experiencias en un sitio web, propone la bloguera Sandra Abd’Allah-Álvarez.

La activista cubana residente en Alemania creó el espacio en la red social Facebook “Por el matrimonio igualitario en Cuba”, a fin de propiciar el debate al respecto, anunció la víspera en su bitácora Negra cubana tenía que ser.

A su juicio, el sitio pudiera convertirse además en un lugar de encuentro para personas interesadas en el tema aunque no tengan una posición definitiva sobre el matrimonio igualitario.

La legalización del matrimonio homosexual en Cuba está en la agenda de activistas lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales (LGBTI) del país y el estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Este derecho, que no disfrutan las parejas del mismo sexo en el país, se aborda en las Jornadas contra la Homofobia –programa anual de sensibilización y educación alrededor del 17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia-, talleres de sensibilización, campañas contra el virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida, y otras.

Pese a las restricciones legales, parejas gays y lesbianas cubanas contraen matrimonio fuera del territorio nacional, remarcó el post.
Embajadas como la de Alemania ofrecen la posibilidad de legalizar la unión en ese país, para lo cual aprueban una visa por un término de tres meses para efectuar el procedimiento judicial, apuntó Negra cubana tenía que ser.

El texto también resumió otras características del abordaje del problema en Cuba.

Abd’Allah-Álvarez identifica que aquí se habla por lo general indistintamente de “uniones legales”, “uniones consensuales” y “matrimonio igualitario”, cuando se alude a la legalización de uniones, hogares y parejas del mismo sexo.

La también activista por los derechos femeninos y el antirracismo observa dos caminos prácticos, no excluyentes, para lograr el reconocimiento legal de las parejas homosexuales en la nación insular.

Uno de ellos sería modificar la Carta Magna para cambiar la definición de matrimonio de “entre una mujer y un hombre” por “entre dos personas”.

La otra, y de más fácil concreción, apuntó, sería lograr que el parlamento local discuta el proyecto de nuevo Código de Familia –el actual está vigente desde 1975-, que propone las uniones legales entre personas del mismo sexo.

Según la abogada Zulendrys Kindelán, fundadora de la Consultoría Jurídica del Cenesex e integrante del equipo de redacción y revisión del proyecto de nuevo Código de Familia, en la propuesta las uniones legales tendrán los mismos efectos económicos que en el matrimonio tradicional.

Por ello, las parejas gays contarán con las mismas vías y procedimientos para reivindicar sus derechos en caso de disolución del vínculo.
Así, se eliminaría el estado de indefensión de algunas personas ante esas circunstancias para mantener sus derechos sobre bienes, seguridad y asistencia social y transmisión de derechos hereditarios, explicó Kindelán a la prensa extranjera.

Pero la intelectual cubana Yasmín S. Portales opinó que el parlamento han dado largas durante al menos cinco años a la discusión del proyecto legislativo. Solo la presión del movimiento LGBTI cubano sacó a la luz el hecho de que estaba estancado entre comisiones parlamentarias, argumentó.

Otro hecho que causó desaliento entre las personas que luchan por el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género fue la aprobación del Código de Trabajo –vigente desde este año-, que protege de forma explícita el derecho al empleo de las personas homo pero no de las transgéneros ni seropositivas.

Mariela Castro, directora del Cenesex, subrayó hace poco menos de un año en una entrevista que “la sociedad cubana está lista para aceptar el matrimonio homosexual. Le toca a nuestros políticos ubicarse a la altura del pueblo”. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.