Profesora emprende un nuevo medio barrial

Periodismo de Barrio, una organización periodística autónoma y con fines de servicio ciudadano, apuesta por un modelo de comunicación inclusivo.

El medio pretende poner en el centro de atención a las personas damnificadas por desastres.

Foto: Colach

La Habana, 20 jun.- Visibilizar comunidades vulnerables y promover el desarrollo local sostenible y la adaptación al cambio climático, son algunos de los objetivos de Periodismo de barrio, un nuevo medio de comunicación que busca auscultar el latido de los barrios cubanos.

La organización periodística independiente y sin fines de lucro pretende poner en el centro de atención a personas “que resultan afectadas por la sequía, los huracanes, las lluvias intensas, los fuegos y otros desastres causados por la acción del hombre”.

También aspira a convertirse en un mecanismo de ayuda para la toma de decisiones por parte de los gobiernos locales, según los presupuestos expuestos por su gestora, la periodista y profesora Elaine Díaz, en su bitácora.

Díaz, que regresó esta semana a La Habana tras concluir una beca en la Fundación Nieman para el Periodismo de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, argumenta que el proyecto no se propone renovar el papel de la prensa, sino intentar devolverle la vocación de servicio público a la práctica de la profesión en Cuba.

“Y la ciudadanía es una parte esencial de ese periodismo”, remarca.

En su opinión, Periodismo de barrio deberá intentar ser el medio donde las comunidades vulnerables vean reflejadas sus inquietudes sin toques sensacionalistas e irresponsables.

Recuerda que los damnificados suelen ser olvidados poco tiempo después en los relatos de los medios de comunicación. “Sus casos pasan a formar parte de las listas de números tras los cuales se encuentran personas sin vivienda, o sin efectos electrodomésticos básicos, o sin ropa, zapatos, comida”, remarca.

Pretendemos develar quiénes son los afectados; dónde y cómo sobreviven luego del paso de un desastre natural; qué perdieron, en qué comunidades se insertan y cómo se recuperan después de una tragedia semejante, agrega.

Para la profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, urge saber cuál es la relación entre el gobierno local y las comunidades en riesgo, cómo se estructuran a nivel local y nacional los presupuestos para la ayuda humanitaria a estas personas y cómo se distribuye la ayuda humanitaria internacional, entre otros aspectos.

Proyectó por eso, “un laboratorio de experimentación periodística donde la escritura creativa, el uso de imágenes, videos y la incorporación de roles como el fact-checking (técnica periodística que consiste en la verificación de hechos) tengan cabida”.

Aspira integrar un equipo con una formación de excelencia, compromiso, experiencia profesional, competencias y habilidades, guiado por la horizontalidad, donde todos tengan iguales derechos en el proceso de toma de decisiones, selección de la agenda, estrategias de financiamiento y el manejo del medio en sentido general.

Considera Díaz que los gérmenes de este emprendimiento se encuentran en su blog La Polémica Digital el cual, desde 2008, intenta acercarse a disímiles problemas sociales “desde una perspectiva humilde, respetuosa, balanceada, sin altanerías o sentimientos de extrañamiento”.

La nueva iniciativa periodística pudo materializarse gracias a los ahorros derivados de su beca en la Fundación Nieman, obtenida en 2014.

Planea sustentarse además de donaciones de instituciones e individuos, a fin de que el medio funcione y crezca por al menos los próximos cinco años.

“Los salarios serán completamente públicos y estarán disponibles en el sitio web y en reportes semestrales, con la esperanza de incidir también en el aumento de la transparencia en Cuba”, indica.

Advierte que no aceptará donaciones de ninguna institución que pretenda subvertir el sistema político cubano e incidir en la agenda del medio.

Añade que “uno de los principios de las organizaciones sin fines de lucro está dado por la redistribución de los excedentes en obras de beneficio social y vamos a ser fiel a ello”.

La periodista confía estimular un debate sobre la anunciada “nueva ley de comunicación, que incluirá el trabajo de los medios de prensa”; así como “la reforma de la ley de asociaciones de 1986, de carácter restrictivo y obsoleto y que frena y entorpece la libre asociación entre los ciudadanos”. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.