Proyectos previenen la violencia en ámbitos escolares de Centro Habana

Jóvenes investigadores y activistas apoyarán iniciativas de transformación social en la comunidad habanera de Los Sitios.

El trabajo conjunto entre la academia y el activismo puede ser vital para el desarrollo de las comunidades.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 6 jul.- La violencia suele acompañar la vida de jóvenes y adolescentes en Los Sitios, barrio del municipio Centro Habana donde el Proyecto Sociocultural Cabildo Quisicuaba realiza una labor de transformación social desde hace más de 20 años, a la que se sumarán otras iniciativas no gubernamentales.

La Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM) y la Plataforma de Participación y Equidad (PyE) apoyarán al trabajo con la población juvenil “sobre todo en la prevención de la violencia en el ámbito educacional”, afirmó a la Redacción IPS Cuba Andrey Hernández, comunicador de Quisicuaba.

Un cabildo en el siglo XXI

  • El nombre del proyecto rinde homenaje al primer asentamiento poblacional del municipio de Centro Habana, que data de mediados del siglo XVI y tuvo lugar en el actual Consejo Popular Los Sitios.
  • Cuando entre 1667- 1668 se construyó la Muralla de La Habana, esa parte de la ciudad quedó a las afueras del muro, lo que favoreció el establecimiento de los negros horros libres llamados Kissis, procedentes de la cuenca sur de Angola, quienes se organizaron en caseríos llamados cuabales.
  • El proyecto Quisicuaba cuenta con un programa de reinserción social, trabajo sociocultural y acciones de comunicación de riesgo para las personas del Consejo Popular Los Sitios.
  • Contribuyen a mejorar los proyectos de vida individuales y familiares de la población, a partir de la atención a las necesidades espirituales, culturales y materiales de la comunidad.
  • Han logrado separar el trabajo sociocultural y comunitario de las actividades religiosas realizadas por la asociación homónima.
  • En 2011 crearon la Plataforma Interreligiosa Cubana, que reúne a creyentes de las siete religiones establecidas en Cuba y a 15 asociaciones e instituciones religiosas, como expresión integral del ecumenismo heterogéneo.
  • En 2015 inauguraron un museo permanente de etnología y antropología donde muestran los bienes y valores del patrimonio familiar y religioso del Cabildo Quisicuaba, “fiel exponente de un grupo portador vivo del proceso transcultural de las raíces hispanos africanas, asiáticas y de la presencia del Espiritismo Kardeciano Cruzado  en Cuba desde  su proyección social”, según su sitio web.

“Intentamos realizar una labor fuerte en la escuela de oficios, donde es común ver actitudes y conductas agresivas entre estudiantes, profesores, y que incluso involucran a familiares”, comentó durante una jornada de intercambio, efectuada el pasado 30 de junio, en la sede del proyecto.

Al referirse al tema, Geydis Fundora, profesora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales y coordinadora de PyE, insistió en la necesidad de “reivindicar la importancia de las escuelas de oficios, y analizarlas con una mirada alejada del estigma y la discriminación”.

Para Enrique Alemán, quien dirige Quisicuaba desde 1992, “en Cuba se ha extendido la idea de que esos centros educativos funcionan para acoger a jóvenes que provienen de familias disfuncionales, con problemas de violencia, drogas, prostitución…”.

El también Presidente de la Federación de Espiritista de Cuba acotó que, “en ocasiones, se envían allí a maestros y maestras que no poseen la preparación adecuada y que reproducen los códigos o conductas negativas”.

A su juicio, “el enfoque debe ser otro, para así conseguir que ese espacio de formación sea positivo en las vidas de quienes pasan por allí y que de verdad sean buenas personas en el futuro”.

“Debemos resaltar el valor social de labores como la carpintería, plomería, electricidad, porque sabemos cuán difícil es encontrar a alguien con preparación, conocimientos y honestidad para realizar esos trabajos”, puntualizó el líder religioso.

La RIAM, entretanto, mostró interés en trabajar en la promoción de nueva masculinidades en esas escuelas.

“Estamos editando un Manual de Buenas Prácticas dónde la violencia entre estudiantes (bullying) y otras manifestaciones se encuentran entre los tópicos fundamentales”, apuntó Yonnier Angulo, vicecoordinador de la red.

“No obstante, hoy hemos venido a aprender y a conocer dónde podemos ser más útiles”, declaró el joven historiador.

Aunque siempre ha existido, el fenómeno de la violencia en el ámbito escolar ha comenzado a visibilizarse más en los últimos años, aseguran especialistas.

Aunque siempre ha existido, el fenómeno de la violencia en el ámbito escolar ha comenzado a visibilizarse más en los últimos años, aseguran especialistas.

Foto: Archivo IPS Cuba

Por su parte, el investigador y escritor Julio César González Pagés remarcó que “existen capacidades académicas bien formadas en masculinidades, pero faltan algunas habilidades comunicativas y metodológicas para trabajar en espacios tan complejos y diversos como los barrios y escuelas”.

Cada persona cuenta

Para González Pagés, “el principal aporte de Quisicuaba radica en que le ha devuelto la dignidad a muchas personas”.

Agregó que, además de entregar recursos, allí “educan para vivir de la mejor manera posible en un ámbito que no es favorable”

Al respecto, Andrey Hernández expresó que se han mantenido fieles a la idea de constituirse como “espacio de reinserción social, donde se realizan acciones sociales no religiosas y sin fines de lucro”.

También explicó que, “entre las temáticas abordadas, se encuentran la diversidad cultural, promoción de salud, prevención de las infecciones de transmisión sexual y el VIH (virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida) y atención con perspectiva de género a la tercera edad, madres solteras, personas exreclusas y jóvenes”.

Asimismo, precisó que en las aulas y otros espacios gestionados por la iniciativa se desarrollan charlas, talleres, conferencias, encuentros, actividades culturales y deportivas y cuentan con una maestría acreditada por la Universidad de La Habana. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.