Emprendimientos cubanos buscan alternativas a la crisis

Con independencia de su actividad comercial, todos los negocios del sector privado en Cuba fueron afectados por el nuevo coronavirus.

Antes de la pandemia, el sector por cuenta propia contaba con casi 600 000 trabajadores y era calificado de sostenido en generar empleo.

Foto: Jorge Luis Baños/IPS

La Habana, 23 jun.- Los emprendimientos cubanos viven su peor momento en la última década por la pandemia de la covid-19, que persiste en la etapa de recuperación que afronta el país a excepción de la capital.

Especialistas recomiendan como alternativas crear fórmulas apegada al teletrabajo, repensar la idea, potenciar el servicio a domicilio, disminuir los precios de los productos y mantener el proyecto, aunque sea a nivel de ingresos.

En busca de la aplicación a la realidad de estos consejos, la Redacción IPS Cuba entrevistó a emprendedores cuyos negocios no figuran en sectores priorizados ante la demanda actual de la población.

 

Boletín digital apoya a emprendedores

El boletín digital La Incubadora abrió un espacio para conseguir asesoría en cuanto a los negocios no estatales en Cuba en tiempos de covid-19.

La publicación promueve una estrategia de marketing socialmente responsable, donde resaltan el empleo de recursos en función de las necesidades; la iniciativa individual para la gestión de conflictos; nuevas formas de consumo; relación entre la eficiencia de la propiedad y la disminución de la pobreza; y la elevación de la prosperidad y el bienestar colectivo.

Las dudas, preguntas o sugerencias relacionadas con este tema pueden tramitarse mediante el canal de WhatsApp 55114856.

Antes de la pandemia, el sector por cuenta propia contaba con casi 600 000 trabajadores y era calificado de sostenido en generar empleo.

Algunas estrategias de supervivencia

Para Lauren Fajardo, una de las fundadoras del proyecto de modas Dador Havana, las actuales condiciones adelantan procesos encaminados al futuro.

“Nuestro local está cerrado, pero seguimos produciendo desde casa. Logísticamente nos estructuramos para mantener una producción pequeña, estable y segura para el equipo”, contó.

La diseñadora de ropa compartió que, “al principio, nos enfocamos en confeccionar nasobucos como apoyo a las medidas de prevención, y ahora lo vemos como un producto esencial que incluye diferentes diseños y tamaños”.

“Siguiendo la idea de #quedateencasa, decidimos que era el momento de lanzar nuestra nueva línea Dador Casa, enfocada en diseños para el hogar y sugerencias de estilo de vida”, argumentó Fajardo.

También acentuó que para mantener un negocio realmente sostenible hay que desligar el objetivo principal del turismo extranjero.

Esta tienda, como otras dedicadas al diseño y la confección de vestuario, optan por la comercialización online. Mientras perfeccionan que los encargos web sean más personalizados, implementan otras soluciones inmediatas como la contratación de mensajería.

Tal es la situación de Fresko, sitio web de diseño que para mantener sus ventas y colaborar con la contratación de sus empleados acude al servicio de entrega

“Además, mantenemos una constante promoción de los productos por las redes sociales para incentivar la compra mediante mensajería”, explicó Gisel Reigada, una de las dueñas y creadoras de la marca.

“Son tiempos muy difíciles para el comercio en general, principalmente para los dueños de negocios privados que, sin percibir ventas, tienen el deber moral de garantizar un salario mínimo a sus trabajadores contratados, pues estos lo necesitan para poder subsistir a la crisis” dijo Reigada.

Otro de los establecimientos que como Fresko enfoca su modelo de gestión e implementa variaciones en su modo de operar es Juanky´s Pan.

Para Juan Carlos Blaín, fundador y director ejecutivo de este negocio de gastronomía, lo más fácil sería cerrar por un tiempo. No obstante, reconoció que siempre que exista la posibilidad de sostener la actividad, será válida para el personal y coherente con el esfuerzo de años anteriores.

“Redujimos el menú a ofertas elaboradas con materias primas nacionales e intentando no competir con el abastecimiento de la población”, explicó Blaín.

Su colectivo promueve también el autoabastecimiento mediante la producción de frutas, carne de cerdo, huevos, pan, pasta de tomate… y hasta la generación de desechos orgánicos a partir de 10 gallinas ponedoras.

Otros espacios no estatales con mayores riesgos de clausura, emplean la rebaja de piezas a través de sorteos, concursos y ofertas especiales.

Lo innegable es que, mientras algunos emprendimientos fueron abatidos por la covid-19, aun en contra de la voluntad de sus gestores, otros luchan por salir ilesos de esta debacle.

Informe sobre el impacto en el sector

Auge, consultoría autónoma que apoya en Cuba la gestión de los negocios privados, elaboró en mayo un informe titulado El emprendimiento privado en Cuba. Un paciente positivo a la covid-19, que se aproximó al impacto en el sector.

El texto, realizado en colaboración con el economista Ricardo Torres, recoge 10 puntos claves a tener en cuenta por las iniciativas privadas para sobrevivir la crisis económica asociada al nuevo coronavirus.

Más allá de su vínculo con la actividad turística o de su salida comercial, los emprendimientos todos sufren la ausencia de suministros, la baja de ingresos, la disminución de empleados y el debate ante cerrar sus puertas o reinventar alternativas de sostenibilidad.

El texto de Auge enumera que entre las principales afectaciones en el sector privado están la pérdida total o parcial de los ingresos, disminución de las ventas, ruptura de las dinámicas habituales de trabajo, baja en los salarios, terminación del vínculo laboral, pérdida de clientes y compromisos pactados con anterioridad.

Cada negocio experimenta estos golpes de manera individual. Sin embargo, la agencia consultora expone tres grupos: los que perciben un alto, un mediano y un bajo nivel de impacto por la covid- 19.

De las 38 actividades económicas identificadas, solo en 14 de ellas repercute la crisis sanitaria de manera moderada.

Están asociadas a la venta minorista de alimentos, el transporte de carga y pasajeros, la mensajería, el fregado de vehículos, mecánica automotriz, agencia de telecomunicaciones, plomería, reparación de equipos electrodomésticos y otras pocas asociadas a la tecnología.

En tanto, las circunstancias obstaculizan las acciones ligadas al turismo, sector inmobiliario, arrendamiento de espacios y determinadas modalidades de la construcción y remodelación de interiores.

En medio de esta cuerda floja residen otras nueve aplicaciones resumidas en cafeterías, belleza, asistentes educativos, gimnasios, modistas y sastres, impresión y diseño y marketing digital.

Si bien sus servicios no son altamente demandados ni encabezan las necesidades primordiales de la población, proyectan una lenta recuperación en el tiempo. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.