¿Cuál es el único emprendimiento de realidad virtual en Cuba?

El equipo de Newmen Studio defiende que la tecnología es un recurso valioso para la transformación social y el desarrollo sostenible.

Newmen Studio supera las brechas tecnológicas de Cuba para sostener un emprendimiento de realidad virtual.

Foto: Fernando Medina/Fonoma

Lanzar un proyecto de realidad virtual (RV) y aumentada en Cuba parecía futurista y arriesgado: es una tecnología costosa, para la que no existe un mercado oficial en la nación caribeña, y con solo aisladas experiencias de consumo por el público.

Aun así, la historiadora del arte Patricia Díaz y el diseñador Marcos Louit decidieron fundar Newmen Studio en 2016, cuando el acceso a Internet en el país era más costoso y difícil y, por tanto, las brechas tecnológicas eran mayores que en la actualidad.

“Un emprendedor tecnológico en Cuba tiene a su favor la novedad, porque hay mucho camino que explorar y, en la mayoría de los sectores, se es pionero. Eso da la posibilidad de crear atención hacia tu producto fácilmente”, relata Díaz.

Sin embargo, ser el primero y el único también implica otros fuertes desafíos.

“Muchas veces no existe una comunidad formada alrededor de la tecnología ni del consumo de esta y te toca ser el primero que habla del tema y, a la vez, que desarrollas, enseñas… Eso puede ocupar gran parte del tiempo”, agrega la joven de 26 años.

Newmen Studio, dedicado a producciones de realidad virtual, se presentó este año en una feria expositiva de innovadores, durante el Festival Internacional de Cine (FIC) de Gibara, en esa ciudad holguinera.

Foto: Cortesía de Andy J. García y FIC Gibara.

Para Díaz y Louit, más que ventas y economía, lo principal es que la RV pueda ser un recurso para la transformación social.

“En lo personal nos interesa el desarrollo sostenible y, más que la tecnología en sí, lo que se hace con ella. Aunque parezca algo alejado, es precisamente desde la tecnología que se puede incidir con mayor fuerza hacia la sostenibilidad”, asegura Díaz.

Con este objetivo, desde el audiovisual y el arte han colaborado con diferentes proyectos de proyección social similar.

La última de esas alianzas la sellaron con el proyecto Tercer Paraíso y Galería Continua, ubicada en el municipio habanero de Centro Habana, que consiste en la siembra de un árbol real en la cercanía de la galería que se acompañará de otro virtual dentro de la sede.

“Este proyecto habla de sembrar, hacer crecer, de generar alianzas, habla sobre nosotros, del vínculo entre lo natural y el artefacto y es algo que pretendemos perpetuar en dos espacios a la vez, por la vida que está y la que estará”, explica la también colaboradora de Tercer Paraíso, que promueve el cuidado ambiental.

Lo que necesitan los emprendedores tecnológicos en Cuba

Para los fundadores de Newmen, la falta de un marco legal que fomente la innovación afecta el surgimiento y desarrollo de emprendimientos tecnológicos.

Las normativas que regulan el trabajo autónomo en esta área no recogen la diversidad de desarrollos que existen y pueden emerger en la nación caribeña, por lo que muchos bracean en un limbo legal que limita su crecimiento.

A esto se suma la necesidad de una “democratización de la conectividad y accesos más diversos y económicos, el resto se construye solo. Talento en Cuba existe para cualquier crecimiento”, asegura Díaz.

La historiadora del arte también está convencida de que el uso responsable del recurso tecnológico será el salto a una nueva era social, política y cultural en el país.

Mientras se perfila el mercado local de realidad virtual, Newmen también explora otras áreas de trabajo que ayuden a la rentabilidad del emprendimiento y formas de seguir innovando con nuevas alianzas.

En noviembre presentarán su primera aplicación de realidad aumentada en un proyecto vinculado al Museo de Bellas Artes y con motivo del 500 aniversario de La Habana.

“Con el tiempo se creará una comunidad cada vez más grande e inquieta que pujará los límites creativos a otro nivel, Newmen somos todos aquellos que tienen un sueño y quieren traerlo a la vida y esa siempre ha sido nuestra premisa”, dice optimista Díaz. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.