Nueva plataforma cubana apoya a negocios incipientes

Se trata de El Catre, que ofrece a los negocios privados la posibilidad de lanzar los productos en el mercado internacional.

Entre los objetivos de El Catre, que cuenta con dos diseñadores de comunicación visual entre sus fundadores, está posicionar el diseño y la visualidad como parte esencial de la cultura empresarial.

Foto: Tomada de la invitación oficial a la presentación de El Catre.

La Habana, 20 oct.- Una veintena de emprendedores asistieron al lanzamiento oficial de El Catre en el pequeño salón de la galería de arte corporal La Marca, en La Habana Vieja. La pregunta más reiterada fue: ¿qué diferencia esta plataforma del resto de los sitios de clasificados y tiendas virtuales cubanas?

Presentada como la primera plataforma independiente de comercio electrónico en Cuba, sus desarrolladores son cuatro jóvenes que no superan los 25 años de edad. La apuesta es explotar las bondades de Internet para gestionar y desarrollar emprendimientos incipientes.

“El Catre es un ecosistema donde todas las variables asociadas al crecimiento de un negocio, como marketing y administración, parten de herramientas informáticas. Lo que va a aportar es la posibilidad de crear una cultura diferente para administrar mejor los negocios, conocer a los clientes y ser más competitivos”, dijo Jaco Castillo, de 24 años, en la actividad realizada el 17 de octubre.

El acceso a estadísticas sobre, por ejemplo, los productos más demandados y aceptación de los clientes, es una de las fortalezas del modelo virtual para suplir carencias de muchos emprendimientos nacionales.

Oportunidad para pequeños negocios

Para quienes comienzan un negocio sin un gran capital, existe un paquete gratuito que permite posicionar hasta 100 productos. A medida que se generen ganancias, pueden acceder a otras ofertas de pago mensual con un mayor número de herramientas.

Además de la posibilidad de prescindir de un espacio físico para la comercialización de los productos, los fundadores de la plataforma destacaron las potencialidades que ofrece el entorno digital para el marketing. Cada producto puede contar con su propia url para moverla por las redes sociales, por ejemplo.

Lanzamiento oficial de la plataforma, en el estudio- taller La Marca, en la Habana Vieja

Foto: Archivo IPS Cuba

El ingeniero informático Carlos Lugones resaltó entre las ventajas de la plataforma la posibilidad de acceder al mercado internacional y exportar los productos. “Es algo completamente nuevo”, comentó a la Redacción IPS Cuba.

El Catre, que radica oficialmente en La Florida, Estados Unidos, está abierto a empresas en cualquier parte del mundo y opera mediante una pasarela de pago internacional, lo que constituye el mayor inconveniente en el contexto nacional.

Según el estudio que realizaron, muchos emprendedores cubanos cuentan o tienen acceso a tarjetas internacionales. Sin embargo, entre las preocupaciones expresadas en el encuentro, las y los participantes reiteraron las dificultades para que cubanos puedan comprar los productos.

Para el mercado interno, solo existe la posibilidad de realizar el pago a través de un tercero en el exterior o que el cliente seleccione los productos y cargue la factura a un familiar o amigo.

Mientras esperan porque pasarelas nacionales se abran a privados, los jóvenes trabajan en algunas alternativas para operar en Cuba, que no violen las leyes cubanas ni el bloqueo (impuesto por Estados Unidos desde 1962), acotaron.

Entre las preguntas que saltan está la gestión de los envíos en caso de pedidos internacionales, aunque los mecanismos para la entrega de los productos es responsabilidad de los negocios.

Una red social de comercio electrónico

La plataforma busca innovar por lo que se define como “red social de comercio electrónico”, que genere nuevas alianzas y estrategias de las que puedan sacar beneficios hasta los potenciales compradores.

Con la opción de perfil público de usuario, negocios o personas independientes pueden presentar y comercializar “colecciones” de productos.

Las ganancias provienen de la capacidad de influencia para crear tendencias o estilos que otros quieran comprar.

La mirada de los desarrolladores apunta a negocios de artesanía, diseño de ropas y obras de artistas plásticos que tendrán la posibilidad de crear galerías virtuales.

El primer emprendimiento incorporado a la plataforma, que estará disponible antes de finalizar el mes de octubre, es Mi rinconcito, un estudio-taller de arte, manualidades y decoraciones, que sigue el modelo de ventas por encargo y productos personalizados sin disponer de un espacio físico.

La apuesta en el comercio electrónico no solo llega desde el sector privado, la economía estatal también trata de extender esta opción como parte de sus medidas para paliar la crisis en el país. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.