Inconformidad y alternativas, lo que generó la cancelación de marcha cubana LGBTI

Se trató de la Conga por la Diversidad, una marcha festiva que cada año se realizaba alrededor del 17 de mayo, Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Conga por la Diversidad realizada en La Habana, hace un año.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 8 may.- Rechazo, disgusto y llamados a realizar una marcha alternativa expresan cubanos y cubanas en espacios digitales, como respuesta a la eliminación de la tradicional Conga por la Diversidad del programa de la 12na Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia, tanto en esta capital como en Camagüey, la sede central.

La decisión fue divulgada en la noche del lunes por el estatal Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), que es el principal organizador del programa anual, y se atribuyó a “orientaciones” del Ministerio de Salud Pública “por determinadas circunstancias que no ayudan a su desarrollo exitoso”.

Esta es la primera vez que se suspende esta iniciativa, que comenzó con una breve caminata de la directora del Cenesex, Mariela Castro, con activistas trans, en 2007, y que a lo largo de los años se convirtió en una tradición y en el evento de mayor visibilidad en defensa de la diversidad sexual durante las jornadas.

De acuerdo con la nota oficial, “las nuevas tensiones en el contexto internacional y regional afectan de manera directa e indirecta a nuestro país y tiene impactos tangibles e intangibles en el normal desenvolvimiento de nuestra vida cotidiana”.

Reacciones

Varios cibernautas criticaron en las redes la poca claridad del comunicado, del que dijeron no entender las causas detrás de la decisión atribuida a la cartera sanitaria.

Al respecto, el activista Raúl Soublett se preguntó en su perfil de la red social Facebook “por qué no cancelaron el desfile del 1 de mayo” y consideró las tensiones internacional y regional como “puro pretexto”.

El también activista Alberto Roque y participante en la organización de las primeras jornadas publicó en su muro que con la suspensión de la conga, “los grupos evangélicos fundamentalistas en Cuba reciben una nueva gratificación del gobierno cubano”, en alusión al avance del fundamentalismo religioso, que abandera una lucha contra la diversidad sexual y la posible aprobación del matrimonio igualitario en Cuba.

A juicio de Roque, un segmento de la feligresía de esas denominaciones había amenazado con realizar una manifestación en contra de la tradicional marcha festiva.

Con el criterio de Roque coincidió la activista Lidia Romero, para quien “los fundamentalistas, con su amenaza de marchar en contra de los derechos de las personas LGBTI+, lograron intimidar a los decisores”.

Vea más:

Precisiones sobre la XII edición de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia

 

Aunque a Marina Ojeda, estudiante de la Universidad de La Habana, no le gustaba el concepto de conga pues le parecía que le restaba seriedad a la causa, ahora considera “un retroceso no hacerla, porque les estás quitando a esas personas un espacio de confianza y libertad que creían conquistado”.

Según el activista Isbel Díaz, “el Estado cubano nunca tomó en cuenta la respuesta de los movimientos sociales porque no existían. Hoy es ligeramente diferente”.

Miradas de muchos colores

De injustificable, decepcionante, poco convincente, irónica e indignante, consideraron varios internautas la decisión, junto a decenas de criterios serios y cuestionadores, que se alternaron con ofensas y ataques entre segmentos del activismo LGBTI.

Según Adiel González, “en estos tiempos de escasez otras cosas no se han suspendido (Marcha de las antorchas, marcha por el 1 de mayo). ¿Por qué sí se puede prescindir de esta? ¿Por qué es la marcha de una `minoría´?”.

Otros tuvieron un tono más conciliador, entre ellos Ángel Rolando Ruiz, para quien “reafirmar quiénes somos no lo hace una conga, lo hace el individuo”.

Ruiz exhortó a no destruir “por una conga 12 años y más de esfuerzos y cambios a favor nuestro. Unámonos y no ataquemos a nuestra propia gente”.

Por su parte, el activista y periodista Francisco Rodríguez expresó, en su blog, seguridad en que “este aparente traspiés circunstancial con la conga también nos permitirá extraer experiencias esenciales para futuras batallas”.

A su juicio, el activismo debe concentrarse en los principales propósitos de cara a los cambios legislativos que tienen que acompañar a la nueva Carta Magna, en vigor desde abril.

“Hay que trabajar para distender cualquier inquietud, preocupación o reserva que situaciones coyunturales -como esta de la conga-, pudiera crear, si no somos capaces de cerrar filas y actuar con inteligencia y unidad”, publicó Rodríguez.

De acuerdo con la nota del Cenesex, el cambio en el programa de las jornadas no implica la suspensión del resto de las actividades. (2019)

2 comentarios

  1. Katia De Llano

    Me pregunto: ¿y que tiene que ver Salud Pública con Eso?¿Es que acaso los de preferencias sexual es diferentes a su sexo biológico son enfermos?

  2. Marlon

    Como comparar la marcha del 1 de mayo con la conga del LGTBI?. Sin ánimo de marginación ni comparación, no seamos fanáticos. Son razones netamente diferentes y esto que ocurrió demostró la indisciplina que hay respeto hacia la institución q los ha representado durante tiempo. No apoyen lo que no merece apoyo. El objetivo de esos es echar a pelear a los cubanos.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.