Leidy Casimiro: “La participación de las mujeres es la base de una sociedad justa”.

Esta entrevista forma parte de una serie de IPS Cuba por los 16 días de activismo mundial por la no violencia hacia las mujeres y las niñas.

"La equidad y el respeto deben ser algo que se inculque como ética y práctica en nuestra sociedad cada día".

Foto: Cortesía de Leidy Casimiro.

La Habana, 6 dic.- Nació en Zaza del Medio, en la provincia de Sancti Spíritus. Los fines de semana iban a la finca de los bisabuelos, cerca de Taguasco. Su padre le inculcó el amor a la tierra. Así creció Leidy Casimiro, la única cubana que es doctora en agroecología.

“Mi papá hacía yogur y queso con aquella leche deliciosa y por las tardes íbamos a traer pasto fresco para los animales”, recuerda Casimiro, de 40 años y profesora de la Universidad de Sancti Spíritus.

Ella comparte su tiempo entre las clases, proyectos internacionales en la Estación Experimental Indio Hatuey, en Colón, provincia de Matanzas, y el trabajo en la hoy paradigmática Finca del Medio, donde se promueve el cuidado ambiental y la equidad de género.

IPS CUBA: Estamos en los 16 días de activismo mundial por la no violencia de género, ¿cómo ves este problema en tus espacios de actuación?

LEIDY CASIMIRO (LC): Esas expresiones se aprecian aún en la actualidad, en diversos escenarios. Creo que no debe ser algo de activismo en fechas específicas. La equidad y el respeto deben ser algo que se inculque como ética y práctica en nuestra sociedad cada día.

IPS CUBA: ¿Cuáles acciones propondrías para seguir avanzando en la respuesta a la violencia de género en Cuba?

LC: En el caso de la agricultura familiar, se deben implementar diferentes acciones que permitan el empoderamiento de la mujer campesina, facilitando su intervención en la toma de decisiones y su participación equitativa en toda la cadena del sistema alimentario local –comenzando desde su hogar-, incentivar su participación con el apoyo con el acceso a la tierra en propiedad y a recursos productivos, con un enfoque integral a sus necesidades que las motiven a la vida familiar en el campo y las ubiquen en igualdad de condiciones.

«Soy una mujer campesina y una investigadora que trabaja directamente y con un vínculo muy profundo en la agricultura familiar campesina».

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura reconoce que las mujeres son “un recurso crucial en la agricultura y la economía rural”, a pesar de que se enfrentan a enormes restricciones sociales, políticas y económicas.

En la lucha por el escalamiento de la agroecología en Cuba y el logro de la soberanía alimentaria, la equidad y el empoderamiento de las mujeres deben ser específicos y promovidos a nivel local, teniendo en cuenta las historias de vida y el apoyo a todas las voces que necesitan cambios.

IPS CUBA: Desde tu visión y espacio, ¿cómo evalúas la visibilización del problema de la equidad de género en Cuba?

LC: Se ha avanzado mucho en esos temas, desde diferentes leyes que respaldan la equidad en nuestro país y en proyectos y programas que traen el tema a contexto, con sus problemas, desafíos y retos.

Considero que en el espacio donde mayormente investigo, que es la agricultura familiar, la defensa de la mujer queda muchas veces en el discurso.

Con una representatividad en la agricultura menor al 25 por ciento, se puede notar el poco incentivo que esta tiene para las mujeres, y es lógico suponer que con las expectativas de las nuevas generaciones femeninas, pocas van a mirar hacia un campo con medios de vida inadecuados, con pobres infraestructuras, escasos servicios de transportación, comunicación, lejanía de las escuelas y hospitales, por citar algunos ejemplos, sumado a la intensa y difícil labor del trabajo en el campo para cualquier persona.

IPS CUBA: ¿Crees que en algún momento, de profundizar en conceptos acerca del feminismo, podrías identificarte como feminista?

LC: Sí. En realidad, del término feminismo no se mucho, no lo domino, aunque soy defensora de la igualdad de derechos y de la equidad. De acuerdo a lo poco que he revisado, me identifico bastante con el feminismo de igualdad.

IPS CUBA: ¿Por qué crees que quienes se declaran abiertamente feministas son miradas con recelos en diferentes espacios en Cuba?

LC: Quizás porque no se comprenda aún que la defensa y participación de las mujeres es la base misma de una sociedad justa, próspera, sostenible y con familias felices. Muchos enfoques y actuaciones aún siguen siendo sexistas y excluyentes.

IPS CUBA: ¿En cuántos espacios, proyectos y áreas del conocimiento, consideras que realizas una labor por la igualdad de las mujeres?

LC: En todos, desde una perspectiva de igualdad, equidad, respeto a cada persona y el fomento de la diversidad cultural.

En Colón y la Finca del Medio, mi vínculo afectivo e inspiración es poder apoyar a otras familias campesinas a que puedan sustentar una resiliencia con principios prácticos y filosóficos validados por nuestra familia.

IPS CUBA: Cuéntanos un poco más sobre ti

LC: Yo soy una mujer campesina y una investigadora que trabaja directamente y con un vínculo muy profundo en la agricultura familiar campesina, tratando los temas de la agroecología, permacultura, bioenergía, agroenergía y resiliencia.

Mi mundo son los proyectos que me llevan a recorridos por el país para evaluar sus avances, cierre de informaciones, conferencias on line a nivel internacional.

Otra parte es la Finca del Medio, cerca del kilómetro 349 de la Autopista Nacional, entre Siguaney y Taguasco, donde cada día que pasas es siempre mejor que el anterior. Fuimos para la finca en 1993, cuando yo tenía 12 años. Era un ambiente de degradación total, suelos erosionados, sin cercas, la casa muy deteriorada. En medio de la crisis económica conocida como Periodo Especial, sin electricidad, sin recursos, pero llenos de alegría y entusiasmo, creamos una nueva vida en el campo, llena de autonomía e inspiración.

En la finca, con más de 20 años de experiencia en la transición agrecológica, producimos todo lo que consume la familia, excepto la sal: arroz, frijoles, viandas, verduras, leche, huevos, miel, caña, carne, pescado y más de 30 variedades de frutas. Empleamos la mayoría de las prácticas agroecológicas y hemos desarrollado muchas innovaciones en herramientas y equipos.

IPS CUBA: ¿En tu actividad, cuáles han sido las estrategias para superar los obstáculos por ser mujer?

LC: Como mujer y en familia, he estado en muchos procesos de innovación y experimentación campesina, también en diferentes investigaciones académicas que validan científicamente estos procesos.

Siento que de la forma que venimos haciéndolo en la Finca del Medio podemos ser parte de la inspiración para otras mujeres y jóvenes hacia la vida en el campo, en armonía con la naturaleza. (2020)

3 comentarios

  1. Arnoldo Borja

    La tierra y la mujer,, soportes de la humanidad.
    Sin ellas, no hay NADA.
    Saludos y Gracias

  2. Julia

    Pasito a pasito …. y que gran salto será, cuando los roles de la mujer en la producción agropecuaria y la vida rural misma sean desencasillados … permitiendo así, una participación real e igualmente valorada.
    Saludos. ??????????

  3. Cano

    Leidy, felicitaciones por tu trabajo. ¿hay alguna forma de acceder a información respecto del tabajo que realizas en agricultura familiar?

    Gracias

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.