Científicas cubanas celebran que son muchas pese a los obstáculos

Son mujeres más de 66 por ciento de la fuerza laboral activa en Cuba para esa área, trascendió el Día de las mujeres y las niñas en la ciencia.

Panel en el paraninfo de la Academia de Ciencias de Cuba a propósito del Día de las mujeres y las niñas en la ciencia.

Foto: IPS_Cuba

La Habana, 17 feb.- Para remarcar la amplia participación de las cubanas en la ciencia y visibilizar las dificultadas y rechazos que todavía afrontan científicas, académicas e investigadoras, la Academia de Ciencias de Cuba (ACC) conmemoró el Día Internacional de las mujeres y las niñas en la ciencia.

En el paraninfo de la institución, la investigadora Lilian Álvarez, vicepresidenta de la ACC, indicó que quienes han hecho sus vidas como profesionales y especialistas han tenido que vencer muchos obstáculos.

“Mientras para los hombres es una vía rápida y expedita; para nosotras, son trayectorias llenas de obstáculos”, continuó, en la actividad realizada el 12 de febrero, con motivo a la fecha que se conmemora cada 11 de febrero desde 2015.

El día, instituido por la Organización de las Naciones Unidas, se celebra para lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas y alcanzar la igualdad de género y su empoderamiento, explicó América Santos, viceministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Los prejuicios y los estereotipos de género que se arrastran desde hace siglos internacionalmente, mantienen a las niñas y las mujeres alejadas de la ciencia, lamentó la funcionaria.

En Cuba, son mujeres más de 66 por ciento de la fuerza laboral activa para la ciencia, contrastó, aunque también existen obstáculos, barreras y estereotipos que deben vencer las mujeres para aspirar y soñar con profesionales y científicas

La celebración, por segunda ocasión en Cuba, estuvo dedicada especialmente a las mujeres de ciencias y las situaciones de desastres, cuya importancia resulta más palpable luego del tornado que, el 27 de enero, ocasionó la muerte de seis personas y considerables daños en varios municipios de La Habana.

Historias de vida

El encuentro incluyó un panel donde se compartieron experiencias acerca de las mujeres y los desastres, desde las visiones de la meteorología, defensa civil y medicina.

La oceanógrafa y meteoróloga Ida Mitrani, del estatal Instituto de Meteorología (Insmet),  recordó las vicisitudes que pasó para encontrar trabajo tras graduarse de “una carrera de hombres” y hasta para hacer el doctorado, pues se lo posponían una y otra vez.

A su juicio, a través de los años las mujeres han sido amas de casa, enfermeras, cuidadoras, cocineras y administradoras de los hogares, incluso cuando trabajan fuera de casa y se convierten también en proveedoras.

En los momentos de desastres, dijo, las mujeres sufren por las pérdidas –desde las humanas hasta los pequeños detalles del hogar-, y no pueden afligirse, pues les corresponde cuidar a los suyos y volver a poner en pie a la familia.

Mitrani destacó la presencia femenina en el Insmet, donde han liderado los principales temas y hoy están al frente de cinco de los siete departamentos del centro.

Agneris Santos, de la Defensa Civil, destacó que es también alta la presencia femenina en el Estado Mayor Nacional de ese sistema, donde fungen como jefas de departamento, entre otros cargos.

“Donde están las mujeres hay una cultura del detalle, no se les escapa nada”, comentó Santos.

Yudith Ferreiro, especialista en desastres de la Escuela Nacional de Salud Pública, indicó que su labor fundamental es la formación de recursos humanos de enfermería en desastres, sobre todo en el nivel primario de atención de salud, que está en contacto directo con las personas damnificadas.

“En muchos países las niñas y mujeres están entre los grupos vulnerables, no se quieren evacuar por miedo a ser violadas, a la vez que se sobrecargan en la búsqueda del agua, los medios para sobrevivir, los alimentos, el cuidado de la familia y, en no pocos casos, son mayoría en el número de fallecidos”, dijo.

Ferreiro contrastó esas realidades con el tornado que azotó La Habana y destacó la voluntad política y la resiliencia de la población, así como la participación masiva de las diversas organizaciones barriales en la recuperación de las comunidades y el acompañamiento estatal, incluido el personal de salud.

La meteoróloga Miriam Teresita Llanes, jefa del Centro de Pronósticos del Insmet, compartió sus experiencias dentro del sistema, las complejidades de los horarios, las ocasiones en que no se puede ir a la casa por varios días en caso de fenómenos climáticos y el tiempo que le dedica al estudio y la ciencia, entre otros.

(2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.