Exigen sanciones para participantes en acto considerado racista en Cuba

Especialistas y ciudadanía respaldan la solicitud de la Comisión Aponte, de la Uneac, de sancionar a personas “por violar el derecho de igualdad” en un espacio público de Holguín

Muchas publicaciones acerca de la celebración de Halloween en Holguín resaltan que no se debe mezclar una festividad, sea cual fuera su origen, con el odio racial.

Foto: Tomada de La Jiribilla

La Habana, 2 nov.- La participación de jóvenes encapuchados de blanco con las insignias del Ku-Kux-Klan (KKK) y una cruz en la celebración de Hallowen en la oriental ciudad cubana de Holguín desató en Facebook una fuerte polémica, marcada por el rechazo mayoritario de quienes consideraron el caso una manifestación de racismo.

De acuerdo con un post del intelectual holguinero Paul Sarmiento, las fotos del hecho, que se comparten en estos días en la red social, fueron tomadas alrededor de las 9:00 p.m. de la noche del 30 de octubre pasado, por un profesor de la Universidad de Holguín en el Parque Calixto García.

“Aprovechando las celebraciones por el Halloween, algunos jóvenes entraron al Parque por la esquina de Martí y Libertad, vistiendo los atuendos del Ku-Kux-Klan”, expuso Sarmiento, en referencia al grupo​ supremacista blanco surgido a fines de siglo XIX que promovió, por medio de actos violentos y propagandísticos, el racismo, la xenofobia y el antisemitismo en Estados Unidos.

En una reciente declaración, la Comisión Aponte, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), se refirió al “hecho insólito” y expresó la condena de integrantes de esa organización a “la conducta racista y éticamente detestable de los organizadores y participantes en esa manifestación”.

“Exigimos las responsabilidades penales que merecen, a los organizadores y participantes en ese acto de violencia, por violar el derecho de igualdad, previsto y sancionado en el Código Penal”,  indicó el documento, replicado en varios medios de prensa nacionales.

“No puede haber impunidad ante un acto racista”, dijo a su vez en un artículo el presidente de la Comisión Aponte, Pedro de La Hoz, quien consideró el caso como “absolutamente inadmisible. Y mucho más inadmisible la pasividad y la permisividad que arroparon el acto. No se puede ignorar que las manifestaciones racistas son punibles en la legislación penal cubana”.

A la par, insistió en reivindicar el legado histórico y cultural de los africanos esclavizados y sus descendientes a la “legítima cultura mestiza” cubana.

En tal sentido,  recalcó la necesidad de “seguir luchando”, pues a su juicio, a pesar de las políticas y acciones dirigidas a lograr la equidad social en la nación caribeña, existen “zonas donde no se ha avanzado suficiente e incluso se reproducen patrones y estereotipos racistas”.

Al comentar esa publicación, Regla Herrera consideró en Facebook que “toca ahora que el personal competente identifique en la Ley 151/2022, del Código Penal, qué artículo tipifica como delito lo ocurrido en Holguín y apliquen la ley con la severidad que las circunstancias así lo exigen”.

Qué dice la ley

El artículo 388.1 del Código Penal, incluido en el capítulo VIII, “Delito contra el derecho de igualdad”, establece la privación de libertad de seis meses a dos años o multa de 200 a 500 cuotas, o ambas sanciones para “quien discrimine a otra persona o promueva o incite a la discriminación”.

Las medidas sancionan manifestaciones discriminatorias por edad, sexo, género, orientación sexual, identidad de género, origen étnico, color de la piel, creencias religiosas, origen nacional o territorial o discapacidad, y cualquier otra lesiva a la dignidad humana y acciones que obstaculicen o impiden, “por esos motivos, el ejercicio o disfrute de los derechos de igualdad establecidos en la ley”.

El nuevo Código Penal cubano entrará en vigor el 1 de diciembre de 2022, cuando se cumplen los 90 días reglamentarios tras la publicación de la normativa en la Gaceta Oficial, el pasado 1 de septiembre.

El anteproyecto de la ley fue aprobado por unanimidad en una sesión del parlamento unicameral cubano –la Asamblea Nacional del Poder Popular–, en mayo de este año.

Reivindicar a Holguín

En un comentario en un foro digital, Estela M. Rodríguez calificó de inadmisible quedarse callado ante lo acontecido en Holguín y criticó a familiares que vieron preparar los disfraces del KKK en sus casas.

“Un color externo de la piel no define el valor de un ser humano. Como holguinera, me siento indignada pues sé que la población de mi ciudad no se comporta como estos jóvenes pretendieron dar a entender”, escribió.

Por su parte, el historiador y politólogo Ernesto Limia, refiriéndose al mimo suceso, posteó en Facebook: “Estudié seis años en esa ciudad, pude conocer a su gente. Allí amé, reí, crecí… (…) Sé que allí hay seres especiales y sé que también hay un racismo que combatir sin cuartel”.

Además, agregó: “Espero que no quede impune ante la ley; espero, sobre todo, que un acto como ese reciba el rechazo más enérgico de un pueblo que hace ya más de 150 años unió como compañeros de lucha a blancos, negros y descendientes de nuestros aborígenes en el Ejército Mambí para emancipar a la patria”. (2022)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.