Ahorrar sin sufrir

En el primer cuatrimestre del año 2009 Cuba registró un sobreconsumo de 40 000 toneladas de combustible por lo que se implementaron medidas urgente de ahorro.

Archivo IPS Cuba

La reducción en el uso del alumbrado público preocupa a muchos, por las afectaciones a la seguridad de quienes recorren la ciudad en horas de la noche.

La pesadilla más terrible para una persona es despertarse en la madrugada toda llena de sudor por una interrupción del servicio eléctrico, en el verano abrasador de esta isla caribeña.

Para que eso no suceda, la energía debe usarse de la forma más adecuada, lo cual es mucho mejor que ahorrarla con sufrimientos en el confort. Este concepto medular en la campaña sobre el uso racional de electricidad que desarrolla Cuba no se ha comprendido en toda su magnitud, aun cuando se realizan reuniones sistemáticas en todo el país para explicar esos objetivos y buscar las mejores soluciones.

La economía cubana “disparó sus alarmas” cuando, el 16 de mayo de 2009, el órgano oficial del Partido Comunista, el diario Granma, publicó con visos de urgencia que en el primer cuatrimestre de ese año se había registrado un sobre consumo no planificado de 40.000 toneladas de combustible, lo cual era insostenible para las depauperadas arcas financieras cubanas, mermadas por el alza de las importaciones y la baja de los precios en los productos exportables durante el año precedente.

La economía cubana dedica anualmente alrededor de 4.300.000 toneladas de combustible para generar electricidad. Aun cuando se alcancen altos niveles de participación de las fuentes nacionales de energía en el balance energético nacional, los combustibles convencionales (gas y petróleo) mantendrán su aporte determinante dentro del contexto nacional y seguirá la dependencia de los importados para determinados sectores, aseveran expertos locales en el tema.

Cuba extrajo el año pasado 2.731.000 toneladas de petróleo, por debajo de los 3.000.000 de toneladas de 2008, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE). Se importan de Venezuela alrededor de 90.000 barriles diarios de petróleo.

Desde 2009, a raíz del considerable aumento del consumo de electricidad en el primer cuatrimestre, se estableció un sistema de trabajo integrado por consejos energéticos, desde los municipios hasta el nivel nacional, para el control y fiscalización del cumplimiento de los planes de energía del sector estatal.

Este año el aviso por exceso de gasto de combustible a escala nacional llegó en similar mes del año anterior. Cubanas y cubanos sufrieron este 2010, en mayo, el mes más caluroso en los últimos 60 años, lo que condicionó un alza en el consumo de electricidad en el país mediante el uso de ventiladores y aparatos de aire acondicionado.

“Ante el sobre consumo de energía ocurrido desde el 15 de mayo hasta la fecha, la Unión Eléctrica ha concebido nuevamente un plan de medidas para revertir la situación, tanto en el sector residencial como en el estatal”, según publicó el diario Granma el pasado el 18 de junio.

Tatiana Amaral, directora de Uso Racional de la Energía en la Unión Eléctrica Nacional (UNE), dijo en declaraciones a la televisión cubana, el pasado 13 de julio, que 50 por ciento del gasto actual se localiza en el sector residencial y que se adoptarán medidas al respecto. Apuntó que, aunque para algunos la tarifa actual de pago de la electricidad es alta en relación con sus salarios, aun así ese gasto es subsidiado por el Estado cubano. Puso como ejemplo que, en un hogar que consume 300 kilovatios por hora, hay que desembolsar 86 pesos cubanos, mientras que la economía del país tiene un gasto equivalente a 36 dólares.

Una información del diario Granma sobre una reunión en Holguín, publicada el pasado 28 de junio, informó que al cierre del primer semestre de este año la generación de electricidad en el país disminuyó en 57. 061 megavatio/ hora, con respecto a igual período del año precedente, lo que equivale a unas 46.340 toneladas de combustible dejadas de consumir. Sin embargo, desde mayo, por el caluroso verano, los consumos se han disparado. Si no disminuyen, habrá que acudir a los apagones, según dejó entrever Amarán en su entrevista a la televisión cubana del pasado 13 de julio.

Controvertidos aditamentos en hornillas

Entre las medidas para el incremento del ahorro de energía, se encuentran alternativas como el dispositivo de barro para multiplicar la capacidad calórica de las hornillas eléctricas.Estudios realizados confirman que al menos 20 por ciento del gasto eléctrico de los 2.500.000 núcleos familiares del país se localiza en la cocción de alimentos, de ahí la importancia de buscar fórmulas para evitar el sobre consumo que reporta el sector residencial.

Yadira García, ministra de la Industria Básica, explicó que aún falta cultura y conocimiento sobre cómo manipular los equipos vendidos a las familias, en especial las hornillas, pues las ollas arroceras y multipropósito tienen un uso más racional.

Se buscan alternativas y ya hay algunas en práctica como el dispositivo de barro para multiplicar la capacidad calórica de las hornillas eléctricas, ideados por innovadores cubanos. La ministra de la Industria Básica declaró que las pruebas piloto demuestran que esos aditamentos reducen en tres por ciento el consumo eléctrico de los hogares, cifra que se eleva si las cazuelas se tapan y las hornillas se desconectan antes de concluir el cocido de alimentos.

En virtud de que estos artefactos de barro han desatado opiniones encontradas, el Centro de Estudios de Energía y Tecnologías Ambientales (CEETA), de la Universidad Central de Las Villas, creó un grupo evaluarlos, encabezado por los expertos Tirso Reyes Carvajal, Pablo Roque Díaz y Rafael Quintana Puchol, quienes sometieron a pruebas rigurosas las hornillas equipadas con el accesorio y sin él, a fin de dilucidar las variaciones provocadas por su presencia.

El semanario Trabajadores publicó una entrevista con los profesores universitarios de la provincia de Villa Clara el pasado 26 de junio, en la cual Pablo Roque Díaz dijo que “no es recomendable la generalización del aditamento de barro, pues no proporciona ninguno de los beneficios esperados: no aísla las pérdidas de energía por la parte inferior de la hornilla, excluye el efecto beneficioso del reflector esmaltado y consume mucha energía en calentarse, que luego se pierde al enfriarse. La variante cruda es aún menos conveniente, pues su masa contiene agua y, por lo tanto, la energía que absorbe para calentarse es mucho mayor. Pero además, en la práctica se demostró que puede deteriorarse rápidamente por las salpicaduras inevitables, entre otras causas”.

En tanto, el especialista Tirso Reyes opinó que “se observa que la presencia del aditamento aumenta en general la media de los consumos”. Este aumento es del orden del 1,6 por ciento del consumo total, unos 600 vatios por hora, estadísticamente insignificante en comparación con la dispersión de la potencia consumida por las variaciones de la tensión de la línea (unos ± 100 vatios o 10 por ciento de la potencia nominal). Asimismo, la energía absorbida en el calentamiento del propio aditamento se estima en unos 70 vatios por hora, o sea cerca de 20 por ciento de la energía consumida para alcanzar el punto de ebullición, agregó.

A lo anterior añadió el doctor Roque: “Si consideramos su valor absoluto para unos 2,5 millones de núcleos familiares en el país, con hornillas trabajando un promedio diario de media hora, eso representa un sobre consumo total equivalente a 175 megavatios-hora diarios, o unos 64.000 megavatios-hora anuales equivalentes a unas 22.000 toneladas de petróleo combustible (fuel oil), que significan más de 9.000.000 de dólares anuales en los precios actuales…, debido únicamente a la presencia del aditamento”.

Contra el fraude

El vicepresidente cubano Ramiro Valdés indicó recientemente cumplir “lo establecido respecto a la reducción del alumbrado público y la iluminación artificial. Todos los organismos deben evaluar la posibilidad de dar vacaciones masivas en centros que no comprometan producciones básicas”.

Valdés Menéndez fue enérgico al referirse a las indisciplinas y se conoció que en las provincias de Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo se detectaron 4.403 fraudes eléctricos, los cuales fueron penalizados con el rigor que establece la ley.

Las tendederas, cables en mal estado colocados sin autorización de la Unión Eléctrica para “robar” energía, además de ilegales, provocan sobre consumo y agravan los problemas de voltaje. Administrativamente, serán sancionados con severidad los directores de empresas que incurran en esta violación, según publicó la prensa cubana en días pasados

Tatiana Amarán Bogachova, directora de Uso Racional de la Energía en la Unión Nacional Eléctrica, ha reiterado en varias entrevistas a la prensa local que existe suficiente capacidad de generación eléctrica, por lo cual no hay dificultades para mantener la disponibilidad del Sistema Electroenergético Nacional.

La funcionaria anunció que, a partir de julio, comenzaría a medirse en Cuba el consumo eléctrico del sector residencial con respecto al mismo mes del año anterior, y de esa manera será posible conocer su incremento o disminución.

Explicó que los usuarios serán notificados mediante los recibos de pago sobre los cambios en sus índices de consumo para adoptar medidas en función de disminuir el gasto. Indicó que en el sector estatal “es preciso analizar a diario el consumo de la jornada anterior y, si el centro se percata de un inminente incumplimiento, autoapagarse, sobre todo el área administrativa, de manera que no se perjudiquen la producción y los servicios”.

“Urge recurrir a las recomendaciones dejadas por supervisores e inspectores. Asimismo, en determinados centros productivos se organizará el trabajo en campañas, con tal de usar en un tiempo definido la cantidad de energía capaz de satisfacer el cumplimiento del plan de producción; luego, en el período restante, podrán prescindir de esta”, precisó la directora de Uso Racional de la Energía en la Unión Nacional Eléctrica.

Dentro de la política de austeridad constituye una obligación cortar la electricidad a centros que se excedan de su plan. Los Consejos Energéticos evalúan la intensidad energética y el índice de consumo local con una frecuencia diaria. Estas comisiones orientan paralizar durante el horario pico los sistemas de refrigeración, estaciones de bombeo de agua, los acondicionadores de aire y otras actividades que se pueden desplazar del momento de mayor demanda.

Otra exigencia está dirigida a optimizar el uso del alumbrado en exteriores y parqueos. “Debemos motivar a todos a colaborar con esta tarea que, en definitiva, redunda en nuestro bienestar”, dijo la funcionaria de la UNE.

Sobre este tema del alumbrado público hay preocupación en la población. En primer lugar, porque no se ha explicado cuánto representa apagar esas luces en la capital del país; es decir, cuánto se ahorraría en combustible. En calles muy concurridas de la ciudad, habría que valorar bien esa medida por lo que repercute en la seguridad de las personas que deben transitar por esas arterias a altas horas de la noche. Los efectos de la implementación de las medidas orientadas para detener el incremento del consumo de energía eléctrica se constatan en las provincias de Holguín y Granma y el municipio especial de Isla de la Juventud, territorios que lograron enmarcarse dentro del plan previsto hasta el pasado 27 de junio.

Según las evaluaciones de los funcionarios de la Unión Nacional Eléctrica, la provincia de Holguín es la de mejores resultados del país, al ahorrar casi tres gigavatios-hora por debajo de lo planificado, y ser la única que durante el presente año mantiene estable el cumplimiento de los planes de consumo acordados con el Ministerio de Finanzas y Precios y la Unión Nacional Eléctrica.

En el caso de las provincias de Granma e Isla de la Juventud, se observó un trabajo encomiable en el control y chequeo sistemáticos de los altos consumidores, tanto del sector estatal como residencial, puntualizó la funcionaria.

Un comentario

  1. Elián

    La foto de la Plaza de la Revolución en el crepúsculo de la Revolución es de una belleza futurista inaudita. Bravo por el staffotográfico de IPS…

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.