Homoerotismo en la Biblia, el tema de un libro presentado en La Habana

Una crítica indica que, en el volumen, “los lectores encontrarán algunas pautas innovadoras de lectura, que ayudarán mucho en la interpretación escritural de este controversial tema”.

Presentación del libro Homoerotismo en la Biblia, en el Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR).

Foto: IPS_Cuba

La Habana, 14 mar.- Una visión novedosa y controversial sobre las sagradas escrituras y las relaciones homoeróticas expone el investigador venezolano Aquiles Martínez, quien presentó al público cubano su libro Homoerotismo en la Biblia, en un encuentro en el no gubernamental Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR).

Bajo la visión de que “las cosas no pueden ser tan parroquiales como antes porque todo está interconectado”, Martínez se dedica desde años al estudio de problemas que afectan a las globalidades, entre ellos, el homoerotismo en la tradición hebreocristiana.

El profesor de la Universidad de Reinhardt, en Estados Unidos, llama a tener en cuenta el impacto de la subjetividad de las personas que escribieron, transcribieron, tradujeron e interpretaron durante siglos los textos sagrados.

La obra presentada analiza pasajes de la Biblia (conjunto de libros canónicos del judaísmo y el cristianismo), que censuran las relaciones homosexuales entre hombres para problematizar sobre quienes rechazan y condenan a las minorías sexuales apelando a la palabra bíblica.

“Dentro de la tradición judeocristiana, realmente no existe una aproximación al tema sin una preconcepción de lo que la Biblia es y el lugar que tiene, sea uno conservador, liberal o término medio”, consideró, en la presentación realizada el pasado 7 de marzo.

En el caso de las relaciones homosexuales, apuntó, “la que más ha prevalecido por muchos siglos (…) es la antihomoerótica, antihomosexual y homofóbica”.

Entre los textos comparados por el estudioso, se encuentran: Génesis 19:5 y Jueces 19:22;

Levítico 18:22 y Levítico 20:13, Deuteronomio 23:17-18, 2 Samuel 1:26, Romanos 1:26-27;

1 Corintios 6:9-10  y Timoteo 1:9-10 y Judas 5-7  y 2 Pedro 2:7-10.

Martínez considera que muchos de esos pasajes están duplicados de alguna manera y, por tanto, “la Biblia hablaría mucho menos (de lo que se piensa) sobre la temática (del homoerotismo)”.

“Debe tenerse en cuenta también que se trata de una traducción antigua, con el entendimiento que se tenía de la terminología hebrea”, revisó.

También los textos sagrados recogen “los prejuicios y premisas de quien tradujo, algo que podría haber sumado además actitudes homófobas o de otro punto de vista”, continuó.

Martínez puso como ejemplo el empleo de las palabras función y uso de las mujeres en Romanos 1:26-27, que sugiere su culpa por no tener hijos ni salir embarazadas, con intepretaciones antiguas.

Al respecto, preguntó al auditorio: “¿Cuál es el criterio que colorea, el lente, el ángulo que utilizan esas personas para dar esa hipótesis sobre las mujeres?”.

Martínez halla “ambigüedad, ambivalencia y tensiones, tanto en quien comunica las ideas como en quien lee e interpreta”.

Para el estudioso, “resulta difícil hallar la verdadera postura de las sagradas escrituras ante las relaciones” entre personas del mismo sexo.

“Cuando me hacen la pregunta: ¿cuál es la posición de la Biblia respecto a la homoeroticidad?, respondo: eso hay que desglosarlo, porque hay complejidades y uno no puede comenzar con una respuesta simplista, puedes dar una respuesta solo para iniciar el diálogo”, aseveró.

En general, el autor consideró que el enfoque de la Biblia es patriarcal, machista y  androcéntrico, porque “las mujeres son periféricas”, la única alusión que se usa para condenar el lesbianismo es ambigua, la retórica es hostil, todo es sexualizado y las pasiones son demonizadas.

En la contraportada de Homoerotismo en la Biblia, el profesor Efraín Agosto, del Seminario teológico de Nueva York, valoró que, “con un enfoque diferente, esta obra examina rigurosamente diez textos bíblicos que usualmente se han usado para condenar la homosexualidad, al igual que los argumentos para rechazar esta condición humana, muchas veces de forma prejuiciosa, negativa y sin una exégesis adecuada”. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.