Ve la luz un manual para la comunicación no sexista

La nueva herramienta tuvo como base un documento interno.

La propuesta se suma a otros esfuerzos anteriores desde diferentes ámbitos por alfabetizar sobre género y lenguaje inclusivo.

Foto: IPS-Cuba

La Habana, 6 sep.- Darle una nueva estocada al sexismo y la discriminación pretende el volumen “Comunicación sin exclusión, cartilla no sexista por una comunicación sensible a género y a favor del desarrollo”, una iniciativa del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Cuba.

El volumen presentado en esta capital contiene textos de Tamara Roselló, fue coordinado técnicamente por Inalvis Rodríguez y el diseño gráfico participativo y funcional corrió por parte de Alejandro de la Torre.

La trilogía, que incluye cartilla impresa, juego de tarjetas y multimedia, muestra unas 50 alternativas para la comunicación inclusiva, traza una ruta de actuación para insertar el tema en todas las prácticas, citas, ejercicios, y pone ejemplos de buenas prácticas para comunicar de forma no sexista.

Su introducción invita a “continuar reflexionando sobre los desequilibrios en la representación de mujeres y hombres, y en el reconocimiento que reciben en los medios y otros escenarios de la comunicación; también sobre el cómo y por qué se comunica en masculino, contribuyéndose así a naturalizar las desigualdades de género y los estereotipos sexistas”.

“La igualdad es importante para el desarrollo, y para el desarrollo es esencial la comunicación”, declaró en la presentación, esta semana, Myrta Kaulard, coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas en Cuba.

“Sentimos la necesidad de tener una cartilla y tarjetas que puedan ser utilizada para promover un lenguaje respetuoso de la igualdad de género, porque tenemos que partir de ser nosotros ejemplo de comunicación sensible al género para apoyar un cambio de cultura, lenguaje y comunicación”, apuntó Kaulard.

La iniciativa nació como una herramienta interna del PNUD y gracias al aporte de las contrapartes cubanas, entre ellas la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el Ministerio de la Agricultura y otros muchos actores nacionales, se convirtió en una guía útil usada por muchas otras instituciones y la prensa, dijo la coordinadora residente.

Para Isabel Moya, directora de la Editorial de la Mujer y experta en el tema, “estamos necesitados y necesitadas de la comunicación incluyente y diversa, donde esté reflejada precisamente la variedad de seres humanos que conforman hoy el universo”.

Muchas veces, dijo, “las imágenes de las mujeres se siguen anclando en lo más tradicional, no solo porque sea una mujer representada en un video clip como mujer objeto, sino porque se sigue representando muy articulada a las cosas del hogar”.

Según Moya, aunque uno de sus soportes es impreso, la manera en que está pensado es muy interactiva, que piensa en, presupone, desarrolla y provoca al lector-lectora a buscar, profundizar, dialogar y debatir.

“No es solamente una recopilación de buenas prácticas -aunque las tiene-, sino una especie de diálogo que se establece con muchos de los presupuestos que contiene”, apuntó.

El manual, consideró, responde a una lógica que articula las diferentes dimensiones de la comunicación. “No es solamente para especialistas, sino también para especialistas de las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia y las trabajadoras sociales, pues contiene herramientas que pueden ser muy bien usadas en la comunicación comunitaria”.

Entre los asuntos que aborda el producto se encuentran el sexismo en el lenguaje, así como imágenes de hombres y mujeres, explicaciones y recomendaciones para evitar los enfoques machistas que tanto abundan en los audiovisuales.

Con 120 páginas, es una herramienta en construcción, precisó Inalvis Rodríguez, coordinadora técnica. “Cuando llegue a las manos de los diferentes actores, instituciones y proyectos, tienen la posibilidad de hacer sugerencias y aportaciones para enriquecerlo”, anunció. (2015)

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.