Ciudadanía pide discusión popular antes de congreso comunista

Se prevé que asistan unos 1.000 delegados a la máxima cita de los comunistas cubanos, del 16 al 19 de abril próximos.

En cinco años solo se implementó 21 por ciento de los 313 Lineamientos y “algunas de las medidas todavía no tienen un impacto real en la economía familiar”.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 29 mar.- La escasa discusión popular de los principales documentos del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), suscita preocupaciones entre militantes y ciudadanos, quienes reclaman mayor transparencia y participación en los análisis.

Entre las múltiples opiniones destacan las del periodista Francisco Rodríguez, quien el 27 de marzo y en carta abierta al presidente y primer secretario de único partido legal en el país, Raúl Castro, solicitó aplazar hasta julio el cónclave previsto a comenzar el 16 de abril.

Rodríguez propuso dedicar abril y mayo “a discutir los documentos centrales del Congreso con toda la militancia del Partido, y también con el resto de la población cubana. Quedaría todavía el mes de junio para procesar, estudiar, mejorar e incorporar planteamientos”.vida-cotidiana-la-habana

El también militante de la organización política consideró que el secretismo y escaso análisis en las organizaciones de base del Partido y la ciudadanía, constituye “un retroceso en relación con anteriores procesos políticos”.

Inquietud creciente

Semanas atrás, el también bloguero había alertado en su bitácora Paquito el de Cuba, sobre “la debilidad en el proceso de participación”, mientras puso en duda que el Partido pueda “elaborar consensos a escala nacional (…) sin esos procedimientos previos de discusión y diálogo masivos, horizontales, participativos”.

El propio día 27, el periódico Granma intentó en un editorial aplacar las inquietudes de quienes se “preguntan las causas de que en esta ocasión no se haya previsto un proceso de discusión popular similar al efectuado hace un lustro en torno al proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución”.

Ese proyecto derivó en el documento programático de la actual reforma económica, política y social, que vive la isla caribeña de 11,2 millones de habitantes.

Otro hecho paralelo
El mismo 27 de marzo el Proyecto Cuba Posible emitió la declaración “La batalla final por el futuro de Cuba ha comenzado”, firmado por sus coordinadores principales, los laicos católicos Lenier González y Roberto Veiga.
El texto habló de la urgencia de más participación ciudadana en las decisiones políticas y sobre todo aquellas donde se proyecta el futuro del país.
“El modelo social vigente se transforma, pero de manera sumamente accidentada”, valoraron los activistas.
Observan “un influjo excesivo de una cultura de la burocracia y la desidia” en la sociedad cubana, “una innecesaria incapacidad para instrumentalizar la gestión pública” y la carencia “de una institucionalidad que asegure -de manera adecuada- la participación responsable de la ciudadanía”.
Para ellos, “la acción y la omisión de cada cubano hoy, signará el futuro de nuestros hijos y nietos, por lo menos, durante los próximos 25 o 30 años”.

Según el órgano oficial del PCC, tal situación obedece al escaso cumplimiento de los objetivos fijados en la anterior cita, en abril de 2011.

A inicios de enero sesionó el pleno del Comité Central del PCC, cuyos integrantes reconocieron que en cinco años solo se implementó 21 por ciento de los 313 Lineamientos y que “algunas de las medidas todavía no tienen un impacto real en la economía familiar”.

Por ello, el diario consideró innecesario “desplegar, a mi­tad de camino, un nuevo proceso de debate a escala de toda la sociedad”.

En su lugar, dijo, “lo que corresponde es terminar lo iniciado, continuar la ejecución de la voluntad popular expresada hace cinco años, y seguir avanzando por el rumbo que trazó el VI Congreso”.

Sin embargo, algunos de los lectores de Granma no estuvieron conformes con este argumento.

Comentarios

A juicio de un cibernauta identificado como Leandro, el próximo “sería el único Congreso de los hasta ahora celebrados en que no se discute con todo el pueblo los asuntos medulares tratados por el Partido, en momentos en que, a mi juicio, más consenso necesitamos”.

Alertó que la cita será “uno de los últimos congresos dirigidos por la generación histórica (como se le llama a los protagonistas de la Revolución cubana de 1959) y sería, creo yo, un mal precedente para los futuros dirigentes, que se sentirían en el derecho de hacer Congresos sin la participación popular”.

Mientras el comentario a nombre de Olegario indicó: “siempre esperé que el proceso para el nuevo congreso se debatiera ampliamente, pues si estamos hablando de Conceptualización del Modelo Económico y Social no creo que eso sea cuestión de un reducido número de compañeros independientemente de su ejemplaridad”.

Y, para Arturo Menéndez, “la falta de amplia consulta puede ser un error político”, pues “uno de los propósitos más importantes, al mismo tiempo necesidad y requisito para lograr el perfeccionamiento de nuestro socialismo, es la profundización de nuestra democracia”.

Durante el pleno de inicios de año, los miembros del Comité Central analizaron los documentos que se presentarán al Congreso, entre ellos, uno sobre la Conceptualización del Modelo Económico Social Cubano de Desarrollo Socialista.

Una información oficial aclaró que los asistentes “emitieron previamente alrededor de 600 consideraciones”, sobre dicho texto, si bien no se detalló ninguna.

Al VII Congreso deben asistir unos 1.000 delegados en representación de los cerca de 750.000 militantes del PCC.

Analistas concuerdan en que la cita partidista será la última donde participe la generación de octogenarios líderes, iniciadores de la Revolución cubana de 1959, mientras se prevé para 2018 un significativo relevo generacional en esa fuerza política. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.