Centro brinda primer servicio de consejería para adolescentes

Se trata de a+ Espacios Adolescentes, que es parte de un proyecto de la Oficina del Historiador de La Habana.

Entre los temas tratados con los grupos se encuentran también la deserción escolar y el embarazo en la adolescencia.

Foto: Cortesía de a+ Espacios Adolescentes.

La Habana, 20 ago.- Anónimo y confidencial, hasta tanto no involucre una falta grave, es el servicio de consejería que brinda el Centro a+ Espacios Adolescentes, en La Habana Vieja, el primero de su tipo en el país.

“Atendemos un rango de edades adolescentes, desde 12 hasta los 18 años, del período de secundaria y preuniversitario”, dijo a la Redacción IPS Cuba Cecilia García, coordinadora del servicio en este espacio que funciona en el Centro Histórico de La Habana, como parte de un proyecto de colaboración internacional.

“En el mundo, la consejería es considerada la única técnica capaz de cambiar comportamientos. En Cuba, la primera surgió con la epidemia de VIH/sida, pues había que encontrar un arma capaz de modificar conductas, la percepción de riesgo y el uso del condón, y la consejería nos dio muy buenos resultados”, indicó la experta.

Por vez primera, se crea en la isla caribeña un espacio de este tipo enfocado a la franja etaria de las y los adolescentes.

¿Qué es a+ Espacios Adolescentes?

Esta institución es el tercer resultado del proyecto Desarrollo integral y participativo de los adolescentes en La Habana Vieja, iniciado hace siete años, con financiamiento de la Unión Europea e implementado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia y la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Su sede, construida en antiguas instalaciones del patrimonio industrial del Centro Histórico, fue concebida y diseñada a propuesta de adolescentes, al igual que los servicios de talleres de diferentes manifestaciones que brinda desde su apertura, en noviembre de 2017.

Si bien en Cuba existen servicios de línea ayuda para adicciones e infecciones de transmisión sexual (ITS) y VIH/sida, aquí se trabajan temas afines a los grupos etarios que atiende el centro.

“Como interactuamos con adolescentes, hacemos consejería de adicciones, bullying, violencia, sexualidad y autoestima, toda una gama de problemas afines a estas edades”, apuntó García.

Caminos

El Centro a+ Espacios Adolescentes trabaja en los horarios de la tarde con estudiantes de escuelas secundarias y preuniversitario de La Habana Vieja.

Para dar a conocer este servicio, reúnen a grupos de muchachas y muchachos y conversan sobre bullying, por ejemplo, algo que no tienen concientizado como una forma de violencia.

“Ellos vienen con sus problemas, nos sentamos, conversamos con ellos, les damos a conocer el servicio porque las personas vienen con la idea de `voy a pedir un consejo´. Nosotros no damos consejos, es un intercambio entre el usuario o cliente, en el cual se buscan las soluciones entre el usuario y el consejero”, explicó.

Para García, “buscamos alternativas, pero el cambio y la conducta a seguir ante el problema tiene que salir de la persona, nunca del consejero, quien no juzga, no impone, sencillamente conversa”.

A su juicio, las personas necesitan a alguien que los escuche y en estas edades es muy difícil la comunicación, a veces por pena o por temor a hablar con los padres.

El proceso de la consejería, que pretende cambiar comportamientos, resulta lento y difícil.

“Por eso, se trata de que ellos sepan que hay un servicio anónimo, confidencial, hasta tanto no involucre una falta grave que requiera la intervención de la familia o tutor”, aseveró la experta.

“Los asuntos que podemos resolver, los resolvemos; otros los trasladamos a especialistas que integran una red de apoyo con ese fin”, agregó.

Entre los temas tratados con los grupos se encuentran también la deserción escolar y el embarazo en la adolescencia, este último requiere de la máxima atención, debido a su incremento en la actualidad. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.