Cuba abre sus aulas a nuevo curso escolar

Unos 10.600 centros docentes acogen la matrícula estudiantil más baja del último lustro.

Cuba destina todos los años cuantiosos recursos materiales para sostener su sistema educativo en todas las enseñanzas.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 5 sep.- El sistema cubano de educación asume el desafío de recibir hoy en las aulas a más de 1.700.000 estudiantes, mientras que persiste el déficit de docentes sobre todo en la capital y críticas ciudadanas por la calidad perdida de las clases.

La matrícula para el periodo lectivo 2016-2017 es la menor desde 2011-2012, cuando se registraron 2.193.312 educandos, lo que confirma el impacto de la baja natalidad y tendencia al decrecimiento y envejecimiento de la población de 11,2 millones de habitantes.

Según cifras oficiales, la fuerza docente solo completa 94,2 por ciento de las plazas, al tiempo que entre 11.000 y 13.000 maestros prefieren mantenerse inactivos y no pararse frente a un aula, por diversas razones.inicio-de-curso-cuba01

Para suplir esta carencia se llevaron más de 2.800 profesionales desde otros territorios hacia las provincias más afectadas por la falta de educadores: Ciego de Ávila, Matanzas, Artemisa, Mayabeque y La Habana, estas tres últimas todavía con un déficit de 585 plazas.

Al mismo tiempo, el gobierno mantiene una estrategia de lograr la reincorporación de jubilados, la contratación de otros profesionales y recurrir al respaldo de jóvenes universitarios para dar clases.

La ministra de Educación, Ana Elsa Velázquez, reconoció en una reciente comparecencia televisiva el sostenido éxodo de educadores hacia otros sectores.

Aunque la funcionaria evitó mencionar las causas y cifras exactas, muchos profesores se quejan por los bajos salarios y la ausencia de estímulos, unido a la sobrecarga de trabajo y la falta de recursos para impartir la docencia.

La gratuidad de los servicios educacionales desde el nivel primario hasta la universidad y el número de profesionales formados desde 1959 (cerca de 1.400.000), es junto al acceso universal y gratuito a la salud pública los principales logros del gobierno socialista.

Más sobre educación:

  • Se confirma el declive en la entrada de estudiantes a la universidad desde hace una década: 743.979 (2007-2008); 473.309 (2010-2011); 165.926 (2015-2016).
  • El personal docente frente al aula también disminuyó de 263.906 (2010-2011) a 226.703 (2015-2016), según datos del Anuario Estadístico 2015.
  • El país dispone de 24 escuelas pedagógicas. La Habana, Matanzas, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Las Tunas, Holguín, Granma y Santiago de Cuba ya cuentan con dos de estos centros.
  • La matrícula total en las universidades pedagógicas será de más de 21.000 estudiantes. Los nuevos ingresos superan los 7.000.
  • En los últimos tres años egresaron más de 14.000 maestros para la Educación Primaria, Preescolar y Especial.
  • Al final del actual curso tendrá lugar la primera graduación de profesores de inglés para la enseñanza primaria.
  • En este curso escolar se inician cambios en el ingreso a los Institutos Preuniversitarios Vocacionales de Ciencias Exactas, como una vía de retomar los objetivos fundacionales de estos centros, dirigidos a fortalecer el interés y motivación hacia las ciencias. Se introducirán modificaciones en los exámenes, se mantienen tres, pero con predominio de los de Ciencias (dos obligatorios, Matemática e Historia y uno opcional entre Física, Química y Biología).
  • Durante el curso 2015-2016 se graduaron más de 40.000 técnicos medios y obreros calificados, así como se mantiene el trabajo en las aulas anexas en las entidades laborales como parte de la política gubernamental de priorizar este sector.

Ello lo avalan diversos informes de la Comisión Económica para América Latina y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, las cuales reconocen las altas tasas de inversión que colocan a Cuba como una referencia mundial en educación.

El año pasado, un informe del Banco Mundial ubicó a la isla caribeña como el país del mundo que más invirtió en el sistema educativo de 2009 a 2013, al destinar al sector el 12,9 por ciento de su Producto Interno Bruto.

Otro informe de la entidad, publicado en 2014, consideró que la nación disponía del mejor sistema educativo de América Latina y del Caribe.

Sin embargo, muchos señalan no pocas fisuras en el sistema educacional relacionadas con los bajos rendimientos académicos, el abandono de maestros de su profesión, el aumento de profesores particulares y hasta la ocurrencia de fraudes académicos para acceder a la educación superior.

Muchos achacan esta situación a la utilización de maestros emergentes a partir de 2001, que eran jóvenes formados a contrarreloj para suplir el déficit que persiste desde entonces.

No pocos aducen que como consecuencia de la mala implementación de esta política cayó notablemente el rendimiento académico y se desvalorizó la reputación del maestro y su rol social.

En los últimos años afloraron los maestros particulares, quienes suplen los déficits de contenidos en los centros docentes. El repaso privado fue autorizado en 2010 como trabajo privado, aunque está vedado para docentes activos en el sistema público.

Algunos emprendedores han transformado habitaciones de sus casas en aulas y otros prestan servicios a domicilio. Las tarifas fluctúan entre 10 y 50 pesos cubanos (40 centavos de dólar y dos dólares) por clase, fenómeno que ha abierto las puertas a una diferenciación social porque no todas las familias pueden pagar el servicio.

En mayo trascendió que en la central provincia de Sancti Spíritus desaprobaron el examen de ingreso de Matemáticas a la Educación Superior 495 alumnos, que representaron 34 por ciento de la matrícula.

De igual forma, ocho personas resultaron detenidas por el caso de robo y venta del examen de Matemáticas para el ingreso a la universidad en 2014, hecho que se suma a continuas denuncias en redes sociales sobre un incremento de los actos de fraude académico. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.