La pesada carga familiar y social del envejecimiento en Cuba

Varios son los desafíos que representa atender a personas de edad avanzada, un grupo que crece en Cuba y el mundo.

El porcentaje de personas de 60 años y más respecto a la población total es también muy similar en todos los territorios, y va de 16 a 23 por ciento.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 29 ago.- El envejecimiento poblacional que se acelera en Cuba ya transforma las dinámicas familiares, de las instituciones y la sociedad en general, en especial a la hora de garantizar cuidados y calidad de vida de quienes arriban a la tercera edad.

Aunque hoy se dedica mayor atención al fenómeno y existen algunos programas de salud y asistencia social dirigidos a dar cobertura a las necesidades de ancianos y ancianas, todavía son considerados insuficientes y la tradición de cuidar a los mayores en casa resulta insostenible para muchas familias.

Aurora Rosabal, de 90 años, estuvo por mucho tiempo en una de las Casas de abuelo (cuidado estatal durante el día) de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana. En ese lugar se sentía activa, daba paseos por los museos de la parte colonial, tenía una ayuda alimentaria…

“Pero cuando enfermé, mi hija tuvo que dejar de trabajar para cuidarme. Ahora, por suerte, consiguió un puesto más cómodo, aunque hace guardia durante todo un día, descansa 48 horas y puede estar conmigo”, contó a la Redacción IPS Cuba.

De acuerdo con el Anuario Estadístico de Salud 2016, el Sistema Nacional de Salud dispone de 148 hogares de ancianos, 276 casas de abuelos y 50 servicios de geriatría.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Bárbara Paseiro también dejó su trabajo durante algunos meses para a cuidar a su padre. Solicitó una licencia sin sueldo y recibió apoyo de su centro laboral, que conservó su plaza para ella, relató.

“Al principio intentamos contratar a una persona que lo atendiera, pero cobraba 10 CUC diarios (equivalente al dólar) solo por quedarse en la casa, darle el almuerzo y vigilarlo. No podíamos con eso, tampoco recibimos asistencia social y fue imposible colocarlo en un asilo”, contó.

Todos en la familia trabajan y cada vez es más difícil encontrar lugar en esas instituciones, “las condiciones de muchos no son buenas y en los “mejorcitos no hay capacidad”, añadió.

Xiomara González buscó asesoría en Seguridad Social, donde antes se encargaban de hallar a alguien calificado, pero ahora debe hacerlo la persona interesada.

“Después de que encuentres a quien se hará cargo de cuidar al familiar, deben ir al Ministerio de Trabajo para realizar un contrato por un salario de unos 350 pesos cubanos, además acumula vacaciones y cuenta para su retiro”, explicó.

“Como el sueldo del Estado es muy poco, cada mes le daba además 25 CUC. A veces, venían de la Seguridad Social para verificar que todo estaba bien”, continuó.

“Conozco a otras personas en la misma situación, casi siempre esta responsabilidad recae en las mujeres y una termina agotada con tanta carga”, expresó.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (Onei), en el término de 31 años el envejecimiento en Cuba se ha incrementado en 8,1 puntos porcentuales.

Las mujeres suele asumir casi toda la carga del cuidado de sus mayores, y en ocasiones dejan su trabajo o profesión para hacerlo.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

El país ha transitado de 11,3 por ciento de personas de 60 años y más en 1985 hasta 19,4 por ciento en 2015, detalla el documento El Envejecimiento de la Población Cubana, elaborado por esa entidad.

Más de 2.170.000 personas conforman el conjunto de los adultos mayores, una cifra mayor a la población adolescente entre 10 y 19 años. Como tendencia, la primera seguirá incrementándose ininterrumpidamente, mientras que la segunda tiende al decrecimiento, agrega el reporte de la Onei.

De acuerdo con el Anuario Estadístico de Salud 2016, el Sistema Nacional de Salud dispone de 148 hogares de ancianos, 276 casas de abuelos y 50 servicios de geriatría.

Desde 2014, se reporta un incremento tanto en el personal médico dedicado como en el especializado en geriatría, señala el informe Envejecimiento. Estadísticas Mundiales. Factográfico salud, de la Biblioteca Médica Nacional.

El número de hogares de ancianos ha oscilado desde 2010, cuando había 155. En 2016, la cantidad fue de 148. En tanto, las Casas de abuelo han aumentado desde 2011 (224) hasta 2016 (276), precisa el reporte.

La Habana, Holguín, Santiago de Cuba y Villa Clara son las provincias que presentan mayor cantidad de población de más de 60 años. Sin embargo, la relación de dependencia se mantiene muy pareja en todas, apunta.

Además, el porcentaje de personas de 60 años y más respecto a la población total es también muy similar en todos los territorios, y va de 16 a 23 por ciento.

El fenómeno del envejecimiento poblacional aumenta progresivamente en Cuba, las causas esenciales se asocian al incremento de la esperanza de vida, unido a la disminución de la mortalidad y al descenso de la fecundidad, entre otros factores.

Pero el problema no es exclusivo de la isla caribeña, la población mundial envejece a pasos acelerados.

En el planeta hubo 901 millones de personas de 60 años o más en 2015, y la cifra crecerá a 1,4 mil millones en 2030 y a 2,1 mil millones para 2050, pronostica el informe World Population Ageing 2015, de la Organización de las Naciones Unidas. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.