Proyecto independiente apuesta al grafiti en el oriente cubano 

Undergraff ha logrado intervenir varios espacios públicos en provincias como Holguín y Guantánamo.

Como parte de la XI Jornada de Rap en Guantánamo, el proyecto participó con la exposición Mixed Media.

Foto: Undetgraff

Holguín, Cuba, 30 abr.- Bajo el lema “Las paredes vacías no dicen nada”, la propuesta visual del proyecto urbano Undergraff pretende fomentar el movimiento del grafiti y reutilizar espacios en deterioro en ciudades del oriente cubano.

Desde el empleo de la imaginería popular y frases típicas de la isla caribeña, la iniciativa liderada por Julio Cisneros y Yovandry Vázquez (Yovanoti) potencia una manifestación artística casi desconocida en este territorio de la nación caribeña.

Surgido en julio de 2006, Undergraff defiende una propuesta estética que se complementa con acciones comunitarias e intervenciones en proyectos sociales y culturales, tanto dentro como fuera de la ciudad de Holguín, a 689 kilómetros al este de La Habana, donde viven sus integrantes.

“Lo que inició con la creación de grafitis en espacios personales, viviendas y edificios cercanos, se convirtió en un proyecto serio para fomentar un movimiento inexistente en este territorio”, explicó Cisneros vía correo electrónico a la Redacción IPS Cuba.

Con una concepción visual del tema en toda su extensión, la iniciativa aborda y aprovecha las técnicas propias que se asumen en el país.

“Debido a la escasez de materiales y lo difícil de conseguir, improvisamos y mezclamos elementos de allá y de aquí”, aseguró Vázquez.

En ese sentido, expuso que el proyecto se mantiene económicamente con los recursos propios de sus integrantes, quienes tampoco reciben remuneración por el arte callejero que realizan.

Por ello, siempre buscan la manera de realizar sus grafitis según las posibilidades y soportes existentes: lienzo, pared, cartulina, cartón, metal, entre otras.

La iniciativa aborda y aprovecha las técnicas propias que se asumen en el país.

Foto: Undetgraff

Para Cisneros, graduado de la Academia de Artes Plásticas de Holguín, en ese espíritu de innovar y sobrevivir, Undergraff pretende ser transgresor y propositivo. “Constantemente estamos renovando las ideas y los espacios”, enfatizó.

Por su parte, Vázquez consideró esencial que el proyecto intente dejar una huella latente en el ambiente metropolitano holguinero.

Insistió que no solo aportan visualidad sino que brindan una percepción del ambiente, a partir del cuestionamiento de espacios públicos “fríos y lúgubres” que abundaban en la ciudad oriental.

Para cada intervención, los integrantes de Undergraff escogen con detenimiento el lugar y tema a abordar; en tanto piden consenso de la comunidad vecinal de cada emplazamiento.

“Es importante pintar y transmitir. Para nosotros es vital que los transeúntes que vean los murales camino al trabajo o a la casa, se detengan y reparen en las imágenes y frases que mostramos”, recalcó Yovanoti.

No obstante, Cisneros remarcó que al grafiti en Cuba todavía le queda mucho camino por recorrer.

Los integrantes del proyecto no reciben remuneración por el arte callejero que realizan.

Foto: Undetgraff

“Diría que es muy primitivo aún, a pesar que existir anteriormente grupos y proyectos que han realizado este tipo de manifestación”, evaluó.

El fundador de Undergraff valoró cómo existen muchas tendencias por descubrir en la isla caribeña con respecto a las dinámicas actuales a nivel internacional.

“Estamos a años luz de llegar al futurismo que nos muestran en cuestión de tecnología, de materiales e información”, agregó.

A criterio de Cisneros, el movimiento grafitero en Cuba tiene mala salud, por factores como pocos recursos, pobre difusión, limitada participación en encuentros nacionales y la nula remuneración.

En este escenario, incide, además, el escaso reconocimiento institucional. “No les interesa apoyar este posible movimiento e, inclusive, lo ven como ajeno a nuestra cultura”, añadió Vázquez.

De igual forma, es un reto para la enseñanza artística un acercamiento al fenómeno del grafiti.

“Hay muy poca información tanto textual como visual; se tiene poco acceso a las novedades”, enfatizó Cisneros.

Según el artista no se le resta importancia, pero no figura en los programas de las escuelas de arte a pesar del interés de los estudiantes. (2019)

Un comentario

  1. Adrián Vega D'Mente

    Llevo siguiendo este proyecto desde que salió por vez primera en la prestigiosa revista “Movimiento” de la Agencia Cubana de Rap, es incontable el aporte visual y dialéctico que an aportado a este pais, espero algún día que el gobierno de holguin reconozca su trabajo, que creen un local donde esté proyecto pueda transmitir sus conocimientos a alumnos cubanos y del mundo.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.