Tormenta tropical Laura se aleja de Cuba

Durante dos días las tormentas tropicales Marcos y Laura mantuvieron en vilo al país caribeño.

Tormenta tropical Laura

En Cuba, en caso de fenómenos meterorológicos y desastres, las prioridades son la protección de la vida de las personas y la preservación de los recursos económicos.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 25 ago.- Mientras la tormenta tropical Laura se aleja cada vez más de Cuba y sus vientos son más débiles, las autoridades nacionales y locales evalúan los daños preliminares, sin tener que lamentar la pérdida de vidas humanas, pero enfatizando la necesidad de mantener las medidas para prevenir una mayor propagación de la covid-19.

Luego de provocar lluvias y vientos localmente intensos durante la jornada de ayer a lo largo del archipiélago cubano, sobre las ocho de la noche Laura penetró por segunda vez en territorio nacional por punta La Capitana, en el municipio San Cristóbal, en la occidental provincia de Artemisa.

La primera vez había sido cerca de la ciudad de Santiago de Cuba, en el sureste del país.

Con una velocidad de traslación de unos 30 kilómetros, vientos sostenidos superiores a los 65 kilómetros por hora y rachas entre 70 y 110 km/h, la tormenta salió del territorio cubano cerca de las 9:50 de la noche, hora local, por un punto cercano a Puerto Esperanza, en el municipio Viñales, en Pinar del Río.

El último parte del Instituto de Meteorología indica que continuará internándose en aguas del golfo de México, pero que sus vientos y lluvias pueden mantenerse en la mitad occidental, así como marejadas fuertes en ambas costas. Los efectos de Laura desaparecerán en la medida que se aleje el fenómeno meteorológico.

Luis Ángel Macareño, segundo jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, indicó en programa televisivo Mesa Redonda, que “esta temporada ciclónica tiene una caracterísctica especial, pues estamos luchando en el mundo contra una gran pandemia”.

A su vez, enfatizó en otra peculiaridad del momento: la coincidencia de dos tormentas tropicales, Marcos, en el occidente, y Laura, en el oriente, lo que puso “en tensión a todo el país”.

La ocurrencia del huracán Irma, en 2017, dejó varias lecciones, que fueron incorporadas en la actualización de los planes de reducción de riesgos de desastres, aun en el contexto de la suspensión este año, por primera vez desde su creación en 1986, del ejercicio preparatorio para la temporada ciclónica Meteoro, dijo Macareño.

En Cuba, con un fuerte sistema de Defensa Civil, en caso de fenómenos meterorológicos y desastres, las prioridades son la protección de la vida de las personas y la preservación de los recursos económicos.

A propósito del meteoro, el Ministerio de Salud Pública recomendó a la población adoptar medidas higiénicas como hervir al agua de tomar, cocinar bien los alimentos para evitar infecciones digestivas, sin dejar de cumplir con los protocolos para prevenir la covid-19, sobre todo el uso del nasobuco, el distanciamiento físico y la desfinfección de las manos.

 

Daños preliminares

Tormenta tropical Laura

Los daños fueron inferiores a lo esperado y se concentraron en la vivienda.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

En el órgano económico social del Consejo de Defensa Nacional (CDN), el presidente, Miguel Díaz-Canel, indicó que debido al movimiento de Laura hacia el sur, los daños fueron inferiores a lo esperado y los mayores daños se concentraron en la vivienda, con cerca de 1.000, incluidos derrumbes totales, así como el Sistema Electroenergético Nacional.

Sobre las viviendas, orientó acelerar su recuperación de manera que no se sumen a las pendientes por reponer de eventos meteorológicos anteriores, pues en los territorios existen los recursos para ello.

Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil informó que se protegieron unas 316.000 personas en centros de evacuación, casas de familiares y amistades, túneles y cuevas habilitadas al efecto.

Tormenta tropical Laura

Según datos preliminares ofrecidos en la Mesa Redonda por Gloria Gelis Martínez, jefa del Departamento de Reducción de Desastres de la Defensa Civil, entre los principales perjuicios ocasionados por la décimo tercera tormenta tropical de la actual temporada se encuentran:

  • Interrupciones del servicio eléctrico en variosmunicipios de las provincias de Guantánamo, Las Tunas, Camagey y Holguín.
  • Derrumbes totales y parciales de viviendas y techos: Guantánamo (228), Santiago de Cuba, Granma, Las Tunas (125).
  • Roturas en almacenes de alimentos, instalaciones de salud y turismo y caída de árboles (Santiago de Cuba).
  • Daño en la base de un puente (Granma).

Otros daños dados a conocer por la prensa local son roturas de techos y ventanales de instituciones estatales y viviendas, fundamentalmente en los municipios de Imías y San Antonio del Sur, en Guantánamo, y en zonas montañosas de Villa Clara; y daños en techo de una instalación deportiva,en Camagüey,

En el caso de la agricultura, hasta el momento se reportan impactos en plantaciones de plátano y en techo de nave avícola, en Camagüey; perjuicios a plantaciones de cítricos, frutales y plátano, que proporcionan sombra al café, en el Escambray de Villa Clara;

Unido a los daños, Laura dejó un saldo positivo, por lo menos  para los embalses del archpiélago, algunos muy deprimidos.

Según Antonio Rodríguez, presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, ante el órgano economico social del CDN, las lluvias aportaron unos 139 millones de metros cúbicos de agua, lo que permitió incrementar el llenado de las presas dos por ciento, fundamentalmente en Santiago de Cuba, Guantánamo, Granma y Pinar del Río.

 

Pronósticos hasta noviembre

El Radar Punta del Este, empleado en el monitoreo de los diferentes fenómenos meteorológicos, en Punta del Este el extremo del sureste de la isla de La Juventud, en Cuba.

Foto: Jorge Luis Baños/IPS

Algunos datos de interés

  • Cuba cuenta con 68 estaciones meteorológicas.
  • Los ocho radares meteorológicos del país son: Gran Piedra (Santiago de Cuba), Pilón (Granma), Holguín, Camagüey, Pico San Juan (Cienfuegos), Casablanca (La Habana), Punta del Este (Isla de la Juventud) y La Bajada (Pinar del Río)
  • En noviembre de 1971 se produjo otra tormenta tropical nombrada Laura

La temporada ciclónica en esta región se extiende desde el primero de junio hasta el 30 de noviembre, para la cual se realizan dos pronósticos, uno en mayo, y otro, a inicios de agosto, explicó el director del Instituto de Meteorología, Celso Pazos.

De acuerdo con Pazos, las temporada ciclónicas de los últimos 25 años han sido activas por factores como el comportamiento del Evento El Niño Oscilación Sur (ENOS), cuya presencia se asocia a una disminución de la actividad ciclónica, en tanto aumenta por la presencia del evento La Niña.

Según explicó, aunque predomina la neutralidad, varios modelos depronosticos indican que en el último trimestre pudiera comenzar a aparecer el evento La Niña en el Pacífico ecuatorial, lo que incrementaría la activdad ciclónica en esta área geográfica.

Otra condición para la ocurrencia de huracanes, agregó, es la temperatura del mar, que facilitalos procesos de actividad ciclónica, algo que en el actual año muestra niveles por encima de lo habitual en la zona.

En mayo-junio, expuso Pazos, se pronosticó la formación de 15 ciclones tropicales, de los cuales ocho podrían alcanzar la categoría de huracán. Hasta el momento ya se han formado 13 organismos con nombre y la actualizacion de agosto indica que en lugar de 15 pudiera aumentar hasta 20, De ellos, nueve pudieran llegar a convertirse en huracanes.

En nuestra área geográfica, alertó, hay que prestarles atención no solo a los ciclones tropicales, sino también al resto de los fenómenos meteorológicos extremos, en particular, las tormentas locales severas, las lluvias intensas y las inundaciones costeras, que se producen en cualquier época del año y en esta también, “por eso la vigilancia tiene que hacerse de manera permanente”. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.