Proyecto ecológico en Habana del Este se concentra en la promoción

Unas 130 personas trabajan en la labor de sensibilización de las familias en una comunidad habanera.

La labor del grupo de promotores y promotoras es fundamental para contar con la colaboración de las familias.

Foto: IPS-Cuba

La Habana, 19 oct.- Promotores y promotoras ambientales ganan protagonismo en la comunidad de Micro X, un barrio ubicado en el extremo más lejano del Consejo Popular Alamar Este, a 15 kilómetros del centro de esta capital.

Así lo confirmaron unas 50 personas asistentes a un intercambio de experiencias, convocado por el proyecto “Participación comunitaria y compromiso ciudadano en la gestión integral de desechos sólidos urbanos en Micro X (Alamar Este)”, el 14 de octubre.

Ponte Verde

El proyecto es una iniciativa ambiental que promueven el gobierno municipal de La Habana del Este, el Taller de Transformación Integral de Alamar Este y las organizaciones no gubernamentales Centro Félix Varela y Oxfam, con el aporte financiero del Ayuntamiento de Barcelona.

“Quisimos que los promotores se vieran las caras, debatieran y conversaran sobre sus logros, angustias y posibles pasos futuros”, expresó a la Redacción IPS Cuba Andrea del Sol, especialista principal del Taller de Transformación Integral del Barrio (TTIB) de Alamar Este.

Por su parte, Raisa Labrada, del no gubernamental Centro de Intercambio y Referencia-Iniciativas Comunitarias, comentó durante encuentro que el objetivo era “compartir el estado actual del trabajo que han realizado, además de visualizar qué ha funcionado mejor, socializar las experiencias y las buenas prácticas más creativas y efectivas”.

Para Ailena Alberto, integrante del grupo gestor de la iniciativa, “el proyecto tiene que ver con mover el pensamiento y las costumbres de la población para que cambien sus prácticas ambientales y, a su vez, sean portavoces, comunicadores y promotores de sus propias acciones”.

“En ocasiones, las personas piensan que mejorar el sistema de gestión de los desechos solo es responsabilidad de la (estatal) Empresa de Servicios Comunales”, lamentó.

Remarcó que “la intención es provocar un cambio de actitud y trasmitir la idea de cuánto vale el esfuerzo individual, lo que hagamos tanto en casa como en el barrio”.

Alrededor de 50 personas de todas las edades intercambiaron experiencias y buenas prácticas como parte del grupo de promotores del proyecto.

Foto: IPS-Cuba

Y ponderó la importancia del equipo de promotores y promotoras, compuesto actualmente por unas 130 personas, quienes constituyen “un eslabón esencial por su vínculo directo con los vecinos del barrio”.

Alberto afirmó que “si bien el grupo gestor puede diseñar una estrategia de comunicación, elaborar audiovisuales, confeccionar carteles y otros recursos de apoyo a labor de información y sensibilización, lo fundamental es el trabajo cara a cara”.

Con ello coincidió Santiago Sosa, residente en el lugar, para quien “los promotores deben tener una actitud positiva y llevar mensajes que motiven y seduzcan a las personas”.

“No se puede hablar con pesimismo de la iniciativa, porque si bien es difícil y requiere mucho esfuerzo, va a generar conciencia ambiental y a mejorar la higiene, la disciplina y de manera general el entorno”, apuntó.

Otón Delgado, otro residente en Micro X, señaló que se puede contar con información y los soportes para trasmitirla, “pero si no hay sistematicidad, las personas van perdiendo el entusiasmo”.

En el intercambio trascendieron algunos de los obstáculos que ha enfrentado el grupo de promotores y promotoras, tales como la resistencia de algunos vecinos, malas prácticas ambientales, falta de sensibilidad hacia el tema y la situación crítica de la Empresa de Servicios Comunales en el municipio La Habana del Este.

También subrayaron los aciertos más notables, entre ellos la entrega a las familias de volantes e información complementaria sobre el proyecto, el trabajo conjunto de las organizaciones de masas y las escuelas, así como el aporte de la población juvenil.

Ponte Verde busca generar un cambio cultural en la población de Micro X respecto con la gestión de residuos sólidos.

Foto: IPS-Cuba

Cambio cultural

El proyecto “Participación comunitaria y compromiso ciudadano en la gestión integral de desechos sólidos urbanos en Micro X (Alamar Este)”, conocido en la localidad como Ponte Verde, intenta “producir un cambio cultural en las personas de Micro X”, comentó Andrea del Sol.

“Los recursos económicos por sí solos no cambian nada, por eso apostamos a la formación, la capacitación y la concertación de actores clave en el territorio”, puntualizó.

“Ya tenemos un camino recorrido de varios años, primero como iniciativa impulsada por el TTIB con el apoyo de la comunidad, las instituciones y organizaciones locales, y luego con más fuerza tras la aprobación del proyecto en marzo de este año”, acotó.

Sin embargo, aseveró que “no siempre el camino ha estado libre de obstáculos y en ocasiones las personas comienzan a desesperanzarse, pues constantemente preguntan si se concretará o no todo este trabajo”.

“Pero insistimos en explicar que vamos a seguir, que si bien falta equipamiento, un material próximo a llegar, o algunos detalles que no siempre podemos resolver, ya se ha hecho mucho y no vamos a parar, ni dejar escapar esta gran oportunidad”, concluyó. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.