¿Por qué no crece la inversión extranjera en Cuba?

Áreas destinadas a proyectos de inversión extranjera en la Zona Especial de Desarrollo Mariel

Un repaso a las posibles razones del bajo aumento del capital foráneo, pese al reconocimiento de que es necesario para el desarrollo económico de la nación caribeña.

Cuba ha pasado por varias etapas en el proceso de desarrollo de la inversión extranjera, “desde la visión de un complemento” no muy significativo dentro de la economía, a un eslabón decisivo dentro del desarrollo económico del país.

Comercio exterior y sector no estatal en Cuba: apertura que da para más

Apertura comercio exterior

Es necesario un proceso aperturista de mayor calado en el comercio exterior para que favorezca dinámicas de competencia y eficiencia.

Los efectos globales y locales de la covid-19 aceleraron una crisis que ya estaba inexorablemente instalada en la economía cubana, profundizando la carencia de divisas y la escasez de productos en los mercados. Además, se puso en evidencia la inoperancia de la política económica diseñada e implementada sobre la base de mecanismos administrativos para lograr cualquier resultado que trascienda la mera supervivencia durante el período de manejo de la pandemia y con posterioridad a esta.

Apremian en Cuba nuevas formas de comercialización de productos agropecuarios

comercialización productos agropecuarios

Esa labor, a cargo del grupo empresarial de acopio, continúa siendo ineficiente.

La cadena agroproductiva y de comercialización de productos agropecuarios es un sistema complicado en la economía cubana y hay que tratarla, precisamente, bajo condiciones sistémicas, pues está integrada, a la vez, por diversos subsistemas interrelacionados y que interactúan entre sí.

Los salarios en Cuba: un nudo a desatar

Salarios en Cuba

El tema de los salarios en Cuba suscita muchas opiniones, sin embargo, carece de amplios debates económicos y políticos con rigor teórico.

Un tema sobre el cual casi toda la población cubana tiene una opinión es el concerniente a los salarios. Paradójicamente, no existen en Cuba amplios debates económicos o políticos con rigor teórico sobre este asunto. Esto se debe en parte a que puede suscitar malestares o herir sensibilidades provocadas por concepciones sobre justicia social.