2020: Lidiar con la pandemia y construir nuevos consensos

Resumen político anual.

El Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro y el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel en un acto con otras autoridades del país

Especialistas coinciden en que el mayor reto de las autoridades es construir nuevos consensos sociales a partir de la Constitución, a poco más de un mes de celebrarse el VIII Congreso del PCC, previsto del 16 al 19 de abril de 2021, al que el gobierno encabezado por Miguel Díaz-Canel deberá llegar con misiones cumplidas, cuando pasaría a retiro la llamada generación histórica que lideró la revolución de 1959.

Foto: Jorge Luis Baños/IPS

El 2020 fue especialmente complejo para Cuba, marcado por los disímiles impactos de la covid-19, la agudización de la crisis económica, el recrudecimiento del embargo estadounidense y los crecientes y por momentos polarizados debates en redes sociales.

Ante tal panorama resultó necesario modificar o postergar planes de desarrollo y, sobre todo, significó para las autoridades, entidades y la ciudadanía la construcción de resiliencia para preservar la salud pública y evitar el colapso de los servicios.

El aumento de la expansión del internet y el acceso de cubanas y cubanos a las redes sociales permitieron visibilizar este y otros asuntos, como parte de una dinamización del espacio de participación ciudadana en los últimos años.

La concurrencia en el ámbito digital de foros y medios alternativos potenciaron las discusiones y análisis de la realidad política, económica y social desde distintas posturas, un escenario que matiza y enriquece las apropiaciones simbólicas de la ciudadanía cubana más allá de los tradicionales medios de prensa existentes en el país.

Todo ello ocurrió en momentos de una profundización de la crisis económica, acrecentada por los efectos de la pandemia de covid-19 y disposiciones de la administración del expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) para fortalecer el bloqueo que Washington mantiene contra La Habana desde 1962.

Debido a la pandemia, el gobierno suspendió o readecuó actividades oficiales y actos políticos, mientras autoridades estuvieron obligadas a participar en encuentros y foros internacionales mediante videoconferencia.

Se concibió un Plan estatal para el enfrentamiento y control de la enfermedad, así como un grupo temporal para su seguimiento integrado por el presidente de la República, el primer ministro, ministros y otras autoridades gubernamentales y del Partido Comunista de Cuba (PCC), el único legal en el país.

Asimismo, se mantuvo la estrategia de trabajo inaugurada un año antes de visitas gubernamentales a provincias y municipios, al igual que la comparecencia pública de ministros y funcionarios para informar sobre las políticas y decisiones de las carteras de gobierno y empresas en el nuevo contexto socioeconómico.

Continuó la actividad legislativa, si bien resultó necesario modificar el cronograma hasta 2023 que proyecta llevar a la práctica el articulado de la Constitución vigente desde abril de 2019.

Otras disposiciones apuntaron a acelerar el cumplimiento de los Lineamientos y disposiciones del VI y VII Congresos del PCC (2011 y 2016) relacionados con el desarrollo económico y social de la nación, algunos de los cuales debieron readecuarse en el escenario de la covid.

También comenzaron los preparativos del VIII Congreso del PCC, previsto del 16 al 19 de abril de 2021, al que el gobierno encabezado por Miguel Díaz-Canel, quien asumió el mando presidencial en abril de 2018, deberá llegar con misiones cumplidas. De esa cita se espera la continuación del proceso de renovación generacional iniciado en 2016.

El cónclave de 2016 aprobó los 70 años como edad máxima para ejercer puestos de dirección del PCC, decisión en vigor a partir del encuentro comunista de 2021. El actual primer secretario, Raúl Castro, quien en junio de 2021 cumplirá 90 años,  ha dicho que se dará paso a la nueva generación al mando “sin el menor atisbo de tristeza o pesimismo».

 

Lidiar con la pandemia
El gobierno cubano concibió un Plan nacional para el enfrentamiento y control de la covid-19, mientras pone su empeño en cuatro candidatos de vacuna que de resultar exitosos permitirían la inmunización de toda la población en 2021. Foto tomada de Cubadebate.

El año inició con la extinción de las Asambleas Provinciales del Poder Popular y la toma de posesión de las y los gobernadores provinciales, un cargo que regresó con la implementación de la Carta Magna.

La nueva estructura confiere mayor poder de decisión a dichos funcionarios y aspira a darle mayor profesionalidad a la administración, pues quienes asuman esta tarea pueden especializarse y permanecer hasta cinco años por cada periodo de mandato.

Tras confirmarse el 11 de marzo los primeros tres casos de covid en la isla, las autoridades decretaron el cierre de las fronteras durante casi ocho meses, a fin de controlar la dispersión del virus.

Debido a la situación epidemiológica, en el propio mes el Buró Político del PCC modificó el Plan de Actos y Eventos Nacionales del año, para evitar actividades que implicaran grandes concentraciones de personas.

Por primera vez fueron suspendidas conmemoraciones públicas tradicionales como el desfile por el Primero de Mayo, la celebración del Día de la Rebeldía Nacional el 26 de julio, y fueron aplazados los congresos de la Unión de Jóvenes Comunistas y de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

Por igual motivo la Asamblea Nacional del Poder Popular, el parlamento unicameral, sesionó en octubre por primera ocasión mediante videoconferencia, a excepción de encuentros presenciales del Consejo de Estado y de las y los diputados radicados o en viajes de trabajo en La Habana.

Fueron aprobadas legislaciones como las del Presidente y Vicepresidente de la Republica, de organización y funcionamiento del Consejo de Ministros y de los gobiernos provinciales.

Permanecen a la espera otras iniciativas, del grupo de 26 proyectos de leyes en agenda para el período 2021-2022, que incluye normas jurídicas que se habían previsto como decretos-leyes.

Se mantiene como un asunto pendiente y reclamo de economistas, la necesidad de nuevas y más audaces disposiciones y leyes para facilitar la inversión extranjera, desatar las fuerzas productivas y ofrecer un clima de mayores oportunidades al trabajo privado y de la cooperativas, y tratar de armonizar estos y otros elementos que tributan al crecimiento y sostenibilidad económica y con ello, a la estabilidad política.

Más de medio centenar de las brigadas del contingente médico especializado en situaciones de desastres y graves epidemias Henry Reeve fueron desplegadas en países de América Latina y el Caribe, Europa, África y Medio Oriente para ayudar a combatir la enfermedad.

Autoridades cubanas rechazaron las declaraciones de funcionarios estadounidenses quienes adujeron que las misiones médicas cubanas son prácticas de “esclavitud moderna” y “trata de personas”, o que se inmiscuyen en los asuntos internos de los Estados donde operan.

Al respecto, en enero se publicó el informe sobre trata de personas en el cual se enfatizó la tolerancia cero hacia este tipo de delitos.

La IV Conferencia La Nación y la Emigración, prevista del 8 al 10 de abril, fue cancelada debido a la pandemia.

A inicios de año, el presidente Díaz-Canel recibió en La Habana a Su Majestad Letsie III, Rey de Lesoto y a Santiago Muñoz, director de la Real Academia Española (RAE) y presidente de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

El jefe de Estado también se entrevistó con el cardenal Timothy Dolan, Arzobispo de Nueva York, quien en febrero visitó la isla durante cinco días, invitado por el mandatario y la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba.

 

Prosigue el diálogo con la Unión Europea
Cuba y la UE mantuvieron intercambios y reuniones relacionadas con el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación, mientras el bloque de los 27 reprogramó parte de la cooperación para apoyar la seguridad alimentaria y servicios de salud pública en la isla. En la imagen el embajador de la Unión Europea asiste a la sesión del taller PYME LAB ¡Crear y crecer!con el auspicio de la embajada de Bélgica en Cuba.

Cuba prestó especial atención al seguimiento y fortalecimiento al Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (ADPC) con la Unión Europea (UE), que desde su aprobación a fines de 2016 constituye el marco regulatorio para los vínculos estables, mutuamente beneficiosos y a largo plazo de la isla caribeña y el bloque de los 27.

A fines de febrero visitaron La Habana integrantes del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (APSD), la segunda fuerza política en el Parlamento Europeo en la actual legislatura.

Como parte del ADPC, se efectuó en octubre el Segundo diálogo sobre Desarme y no proliferación de armas de destrucción masiva y Tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras y otras armas convencionales, mientras el 20 de noviembre transcurrió de manera virtual el Segundo diálogo político sobre Desarrollo Sostenible, enfocado en las perspectivas de colaboración en foros multilaterales.

El alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Josep Borrell, se sumó al llamamiento del secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, para poner fin a sanciones durante la pandemia, dentro de las que se incluyen las que el gobierno de Estados Unidos impone a Cuba.

Ante el panorama por la covid permanece como una incógnita si Cuba entra o no al nuevo acuerdo de cooperación y asistencia entre la Asociación de Estados de África, Caribe y Pacífico (ACP) y la Unión Europea (UE), conocido como Post Cotonou.

La UE, consolidado como el primer socio comercial e inversor de Cuba, triplicó el monto de su asistencia de cooperación con la isla, enfocada en lo fundamental hacia programas de seguridad alimentaria, agricultura sostenible y de apoyo a los programas de energía renovables.

En el contexto de la pandemia, el bloque reprogramó parte de la ayuda por concepto de cooperación, valorada en unos 120 millones de euros, para apoyar la seguridad alimentaria y servicios de salud pública.

La Habana y Bruselas preparan el nuevo ciclo de cooperación para 2021-2027 con el objetivo de avanzar en otros sectores como la digitalización, el desarrollo del sector privado y las cooperativas y  en áreas que incluyen la capacitación y esquemas de microcréditos.

No obstante, legisladores y coaliciones dentro del ente europeo transmitieron a las autoridades su preocupación por el tema de los derechos humanos, pronunciamientos rechazados por autoridades cubanas, que llamaron a no intervenir en asuntos internos.

La parte cubana participó en varias reuniones preparatorias de la XXVII Cumbre Iberoamericana en Andorra, prevista el 21 y 22 de abril de 2021.

A propósito, el 10 de febrero el presidente Miguel Díaz-Canel dialogó en La Habana con Rebeca Grynspan, secretaria general Iberoamericana, quien asistió en La Habana a la primera Reunión de ministras, ministros y altas autoridades de Educación Superior de Iberoamérica.

Países europeos como el Principado de Andorra e Italia agradecieron el envío de brigadas médicas cubanas para ayudar a combatir la covid.

 

Reforzar la cooperación internacional
Autoridades cubanas participaron de manera virtual en varias reuniones y foros internacionales donde exhortaron a impulsar la cooperación y la solidaridad ante el nuevo coronavirus, mientras varios organismos y naciones reconocieron la labor de las brigadas médicas Henry Reeve. Foto: Yamil Lage./POOL/AFP/IPS

En el ámbito regional, Cuba saludó la asunción de México como presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y abogó por extender un año más su gestión al frente del bloque de 33 naciones.

La Habana también resaltó el aniversario 30 del Foro de Sao Paulo, el 28 de julio, mientras convocó a los movimientos sociales y populares y los intelectuales de izquierda a contribuir a la unidad e integración de América Latina y del Caribe para enfrentar nuevos desafíos.

Cuba defendió su alianza estratégica con Venezuela y reiteró su apoyo incondicional al gobierno del presidente Nicolás Maduro, al tiempo que acusó en varias ocasiones a la administración Trump de intentar dividir la región y reactivar la Doctrina Monroe (1823).

Con la asunción del presidente Luis Arce y el retorno al poder del Movimiento al Socialismo el 8 de noviembre, Bolivia reanudó relaciones con Cuba, luego que el 24 de enero el gobierno interino de la presidenta de facto Yanine Añez suspendiera las relaciones diplomáticas.

Se mantienen tensas las relaciones con algunos gobiernos de orientación derechista como Brasil, Colombia y Uruguay.

En contraste, Organizaciones como la Comunidad del Caribe (Caricom), la Asociación de Estados del Caribe (AEC) y la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO) agradecieron el envío de brigadas médicas cubanas a naciones del área con el objetivo de ayudar a enfrentar la pandemia.

El mandatario cubano afirmó que Cuba mantendría su ayuda incondicional y solidaria a los pueblos del Caribe para el enfrentamiento a la covid-19, la enseñanza de idiomas y en la lucha contra el cambio climático, durante la VII Cumbre Cuba-Caricom efectuada de manera virtual el 8 de diciembre.

Días después, el 14 de diciembre, Díaz-Canel exhortó a coordinar ideas y acciones a fin de avanzar en la cooperación, solidaridad, unidad y defensa de la paz en la región, durante la XVIII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

El país caribeño participó en varias de las reuniones del debate general de la 75 Asamblea General de la ONU, efectuadas mediante videoconferencia, como aquellas relacionadas con la eliminación total de las armas nucleares.

Autoridades intervinieron en mayo y octubre en reuniones del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) y exhortaron a impulsar la cooperación y la solidaridad internacionales para enfrentar la covid-19.

El ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, y su homólogo de Irán, Mahammad Javad Zarif, efectuaron conversaciones oficiales en La Habana el 6 de noviembre, durante una visita de trabajo del canciller persa.

Zarif se entrevistó con el viceprimer ministro Ricardo Cabrisas, así como con profesionales de la salud y directivos del Ministerio de Salud Pública y de la empresa BioCubaFarma.

Luego trascendió que el Instituto Finlay de Vacunas de Cuba y el Instituto Pasteur de irán firmaron un acuerdo para la transferencia tecnológica y la complementariedad de ensayos clínicos de Soberana 02, uno de los cuatro candidatos de vacuna que ensaya el país caribeño contra la covid.

El canciller Rodríguez recibió el 5 de febrero en Santiago de Cuba al ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguei Lavrov, quien efectuó una breve parada en la oriental urbe durante el inicio de una gira por América Latina.

Por su parte, el viceprimer ministro Cabrisas efectuó una visita de trabajo a la nación euroasiática del 21 de septiembre al primero de octubre, con más de una treintena de reuniones con altas autoridades políticas del gobierno, del Parlamento, ministros, jefes de entidades y directivos de empresas.

Asistió igualmente a la Comisión Intergubernamental bilateral y mantuvo consultas con los Estados Miembro de la Unión Económica Euroasiática para analizar la solicitud de la isla como Estado Observador, integrada por la Federación de Rusia, Belarús, Kazajstán, Kirguistán y Armenia, hecho concretado el 11 de diciembre.

Fue suspendida la XVIII Sesión de la Comisión Intergubernamental, prevista para La Habana a mediados de noviembre, mientras autoridades rusas anunciaron la postergación del programa para la modernización del ferrocarril cubano, debido a las dificultades económicas y las restricciones de cuarentena en la isla.

“Pero esperamos reanudar las obras después de que la situación se haya estabilizado”, declaró el 28 de diciembre el director general adjunto de la compañía RZD (Ferrocarriles de Rusia), Serguéi Pávlov, al diario ruso Gudok.

El 12 de septiembre Cuba se incorporó al Tratado de Amistad y Cooperación de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), durante la 53 Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la Asociación, efectuada mediante videoconferencia y con Hanoi como centro.

En octubre, el país caribeño entregó la presidencia pro témpore de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (Cepal) a Costa Rica, durante el 38 periodo de sesiones del ente, y confirmó que La Habana siempre tendrá una participación activa en favor del multilateralismo, el intercambio de saberes y la cooperación con la entidad.

Las autoridades informaron a lo largo del año sobre varios diálogos con el gobierno de Somalia sobre los dos médicos cubanos secuestrados el 12 de abril de 2019 por presuntos miembros del grupo fundamentalista Al Shabab en el condado keniano de Mandera, fronterizo con Etiopía.

 

Trump recrudece el embargo
Los vínculos entre Cuba y Estados Unidos alcanzaron su punto más bajo y de máxima tensión durante el último año de la administración de Donald Trump.

Los vínculos entre Cuba y Estados Unidos sufrieron un franco deterioro durante el último año de la administración Trump.

El Ministerio de Relaciones Exteriores rechazó la inclusión de la isla caribeña en la lista del Departamento de Estado referida a países que supuestamente no cooperan plenamente con los esfuerzos estadounidenses contra el terrorismo.

Ello allanó el camino para finalmente el 11 de enero de 2021, colocar de nuevo a Cuba en el listado de naciones patrocinadoras del terrorismo del cual fue excluida en 2015,  como parte del proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas durante el segundo mandato del expresidente Barack Obama (2009-2017).

Autoridades cubanas denunciaron que la administración republicana accionó para impedir la importación de combustibles, y torpedear actividades como el turismo y la prestación de servicios profesionales, entre ellos los de salud.

Todo ello como parte de casi dos centenares de medidas adoptadas durante los últimos cuatro años para cortar las principales fuentes de financiamiento de la nación insular, con negativas repercusiones en la economía, las familias y el sector privado.

Destacó la activación en mayo de los títulos III y IV de la ley Helms Burton que desde 1996 unificó y reforzó en un solo cuerpo legislativo los instrumentos del embargo económico, comercial y financiero que mantiene contra La Habana desde 1962.

En su diferendo con La Habana, Washington apuntó asimismo contra las remesas familiares, las cuales sostienen necesidades básicas de las familias y respaldan la ampliación del sector privado.

La Casa Blanca aseguró que sus decisiones buscaban restar finanzas al gobierno y empoderar a la ciudadanía en la isla.

Notas relacionadas

¿Qué puede esperar Cuba del resultado de las elecciones en EEUU?

Covid-19 también matiza el diferendo Cuba-EE.UU.

Diversas organizaciones exhortaron al gobierno de Estados Unidos a levantar el embargo por sus efectos aún más perniciosos contra el pueblo cubano en medio de la pandemia.

Así también lo subrayó el informe Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba.

Dada la situación epidemiológica en particular en Estados Unidos y Nueva York, sede de la Organización de Naciones Unidas, Cuba decidió trasferir la presentación del documento de su fecha tradicional (entre fines de octubre y principios de noviembre) a mayo de 2021, durante la sesión reanudada del periodo de sesiones 75.

La cooperación médica cubana cobró notoriedad por su apoyo a la lucha global contra la pandemia en unas 50 naciones, y se mantuvo como otro punto de fricción entre ambos gobiernos.

La Habana reclamó explicaciones oficiales sobre el ataque armado del 30 de marzo contra su embajada en Washington, sin daños humanos, por parte de un individuo de origen cubano a los cuales las autoridades cubanas señalan mantener vínculos con políticos y sectores de la extrema derecha cubanoamericana.

Durante una rueda de prensa el 13 de mayo, el canciller Rodríguez calificó el hecho de acción terrorista y consideró que la acción era “resultado directo de una política oficial de instigación al odio y a la violencia” contra Cuba.

Con el triunfo del demócrata Joseph Biden durante las elecciones del 3 de noviembre crecieron las expectativas de un mejoramiento de los vínculos bilaterales, tras su investidura el 20 de enero de 2021.

 

Nuevas tensiones
El aumento de la expansión del internet y el acceso de cubanas y cubanos a las redes sociales permitieron visibilizar diferentes asuntos y con ello, avivar el debate político, como parte de una dinamización de la esfera pública en los últimos años.

En noviembre, la detención del rapero Denis Solís, condenado a ocho meses de prisión bajo acusación de desacato contra un policía, fue el motivo esgrimido por integrantes del Movimiento San Isidro (MSI) protagonizaran una huelga de hambre y sed en demanda de su libertad.

En la noche del 26 de noviembre, las y los ayunantes fueron desalojados de la sede del MSI en la barriada capitalina de la cual toma su nombre.

Los hechos suscitaron numerosas reacciones en redes sociales, mientras las autoridades calificaron la acción de “farsa” y “show mediático”.

A partir de estos sucesos, el 27 de noviembre unos 300 artistas e intelectuales, en su mayoría jóvenes, se congregaron en las afueras de la sede del Ministerio de Cultura, en La Habana.

Vea también

Declaración del 27N ante el posicionamiento del MINCULT

Pronunciamiento de la Uneac

Diálogo sí, chantaje jamás

Nota del Ministerio de Cultura de Cuba

Además de mostrar preocupación por los integrantes del MSI, las y los presentes plantearon a las autoridades preocupaciones relativas a la libertad de expresión y el derecho a disentir, limitaciones para el ejercicio de la creación y la difusión del arte y los espacios para los artistas y el arte independiente, entre otras.

Autoridades ministeriales se comprometieron a dialogar sobre estos temas con una treintena de representantes del plural grupo que comenzó a conocerse como 27N, en alusión a la fecha.

Medios de prensa oficiales relacionaron estos sucesos con la puesta en marcha de una estrategia de golpe suave o guerra de cuarta generación, para incentivar un clima de ingobernabilidad y estallido social.

En ese contexto, el Ministerio de Cultura manifestó su disposición al diálogo con integrantes del 27N, pero también aclaró que no se reuniría “con personas que tienen contacto directo y reciben financiamiento, apoyo logístico y respaldo propagandístico del Gobierno de los Estados Unidos y sus funcionarios (ni con) medios de prensa financiados por agencias federales estadounidenses”.

 

Bitácora opositora

Ultrajes a bustos de José Martí: Los ciudadanos Panter Rodríguez, de 44 años, y Yoel Prieto, de 29 años, son apresados y puestos a disposición de los tribunales, señalados como presuntos autores del derrame de un líquido rojo sobre bustos del Héroe Nacional José Martí (1853-1895) en La Habana en la madrugada del primero de enero. Las acciones del grupo que se hace llamar Clandestinos son objetos de debates en redes sociales y medios de prensa.

Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro (MSI): Es acusado en marzo por daños a la propiedad y  sometido a juicio sumario abreviado. Organizaciones internacionales y el propio MSI se pronuncian a favor de su liberación. Fue excarcelado el 14 de marzo, tras 12 días de arresto. A lo largo del año Otero Alcántara denuncia cerca de 20 detenciones por parte de agentes policiales. Es uno de los protagonistas de los sucesos del MSI.

José Daniel Ferrer, encabeza la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu): En abril el Tribunal Provincial de Santiago de Cuba lo sentencia a cuatro años y medio de prisión en condición de arresto domiciliario. Se encontraba preso en la oriental urbe desde el primero de octubre de 2019 bajo acusación de cometer hechos de violencia. Organizaciones como Amnistía Internacional, el Parlamento Europeo y el Gobierno de Estados Unidos, entre otros, mostraron preocupación por las garantías del proceso penal, al tiempo que instaron a las autoridades cubanas a liberar a Ferrer por considerar que su arresto obedecía a motivaciones políticas. El Gobierno cubano expresó que Ferrer fue encarcelado debido “a la denuncia presentada por un ciudadano cubano, quien acusa a Ferrer y a otros tres individuos de haberlo secuestrado durante toda una noche y propinado una severa golpiza que lo dejó en condiciones de ingreso hospitalario”. Las autoridades también negaron que haya sido víctima de tortura o maltrato en la cárcel y acusó a Washington de usar el caso como parte de “una nueva campaña de calumnias y descrédito contra Cuba”.

Ariel Ruiz Urquiola: Interviene el 3 de julio ante el 44 período ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra. Ocurre tras efectuar en días previos una huelga de hambre en las inmediaciones de dicho ente. Ocupa el puesto cedido por la oenegé Ingenieros del Mundo para denunciar lo que considera violaciones de derechos humanos en el país caribeño, contra él y su hermana Omara. La alocución es interrumpida en varias ocasiones por el representante de Cuba en dicha instancia, Jairo Rodríguez. Un reporte del Noticiero Nacional de la Televisión Cubana califica a Ruiz Urquiola de mercenario. “Este individuo recibió en su finca (en Pinar del Río) a la encargada de Negocios de Estados Unidos en La Habana, Mara Tekach” y “se confabuló con Washington para intentar desacreditar a su propia nación”, indica el material.

Silverio Portal: Es liberado el primero de diciembre, tras dos años de privación de libertad. En 2018, un tribunal lo condenó a cuatro años de cárcel bajo la acusación de delitos de desorden público y desacato. Miembros de la sociedad civil cubana así como organizaciones internacionales lo consideraban un prisionero político. El deterioro de su salud durante el encierro motivó preocupaciones por parte de entidades internacionales que abogaron por su liberación incondicional.

Detención domiciliaria de periodistas independientes y activistas: A lo largo del año, periodistas de medios alternativos y ciudadanos aseguran en redes sociales que autoridades policiales les impiden salir de sus domicilios, en ocasiones durante varios días, sin que medie una orden o causa judicial. Organizaciones internacionales califican tales acciones como detenciones arbitrarias y llaman a las autoridades en la isla a ponerles fin.

Tania Bruguera del Instituto de Artivismo Hannah Arendt (Instar): Impulsa Lecturas en tiempo, un espacio para dialogar en torno a la literatura con autores cubanos, así como el ciclo mensual Cine Independiente-Cine Pendiente. Durante la pandemia organiza encuentros online con periodistas independientes. Convoca a la tercera edición de Premio PM: Fondo Instar para audiovisuales cubanos 2020, segunda del Premio Especial Nicolás Guillén Landrián, y la primera del Fondo de apoyo a la promoción y distribución de cine independiente cubano. Bruguera afirma en varias ocasiones que fue arrestada o impedida de salir de su casa por parte de agentes policiales. Es una de las integrantes del grupo 27N.

 

¿Qué esperar de 2021?
Calificado como el “de la continuidad histórica”, del 16 al 19 de abril está previsto el octavo Congreso del PCC, la más importante cita del comunismo en la isla cada cinco años.

La elección de Joseph Biden como presidente de Estados Unidos abre un escenario de probables transformaciones en la política hacia Cuba y en las relaciones bilaterales.

El vicepresidente de la administración Obama manifestó durante la campaña presidencial que desmontaría “las políticas fallidas de Trump que han causado daño en los cubanos y sus familias (y que) no ha hecho nada para promover la democracia y los derechos humanos”.

El gobierno del país caribeño reaccionó a su triunfo con un tono moderado, pero reafirmando su voluntad de diálogo.

En el ámbito interno, las autoridades cubanas deberán lidiar con la cada vez más compleja situación por la pandemia, mientras pone su empeño en cuatro proyectos de vacuna que de resultar exitosos, permitirían la inmunización de toda la población de la isla antes de que concluya 2021.

Durante el primer año de aplicación de la Tarea Ordenamiento resultará necesario analizar posibles reajustes y mejorar la comunicación sobre un proceso que ha destapado innumerables preocupaciones y críticas entre la ciudadanía.

Analistas consideran que el diálogo franco e inclusivo será cada vez más necesario para la resolución de conflictos, teniendo en cuenta la heterogeneidad del tejido social cubano, los cada vez más complejos problemas y peligros globales y el inminente retiro de la llamada generación histórica que inició y lideró la revolución de 1959.

En ese sentido, analistas coinciden en que el mayor reto de las autoridades cubanas es construir nuevos consensos sociales a partir de lo dispuesto en la Constitución vigente desde abril de 2019, la cual amplió el reconocimiento de derechos humanos que deben llevarse a la práctica.

Calificado como “de la continuidad histórica”, el VIII Congreso del PCC dará lugar a un recambio generacional que según expertos debería implicar un tipo de relación distinta en el sistema sociopolítico cubano, pues el capital simbólico para el ejercicio del poder diferirá del desarrollado por la generación histórica.

Asimismo, debe proseguir el cumplimiento del cronograma legislativo con la aprobación de leyes como la de los Tribunales Populares, de Reclamación de los Derechos Constitucionales ante los Tribunales, de Seguridad Alimentaria y Nutricional y la de Medio Ambiente.

En su convocatoria el 2 de diciembre, se define que la octava cita del PCC centrará su atención, entre otros asuntos medulares para “el presente y futuro de la nación”, en la evaluación y proyección de la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista.

Resúmenes Anuales Políticos

2019

2018

2017

Asimismo, examinará los resultados alcanzados y la “actualización de la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, así como los resultados económico-sociales obtenidos del VII Congreso a la fecha, además de asuntos internos de la organización política y su “vinculación con las masas”.

De una de las reuniones de su Buró Político, también trascendió que como parte de los preparativos ese órgano superior de dirección del PCC analizó un “Estudio del clima sociopolítico de la sociedad cubana”, aunque la nota oficial no brindó detalles al respecto. (2021)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.